Sobre la Unión Aduanera

La Unión Aduanera de la UE significa:

  • Ausencia de derechos de aduana en las fronteras entre los países miembros de la UE;
  • Derechos de aduanas comunes sobre las importaciones procedentes de fuera de la UE;
  • Normas de origen comunes para los productos importados de fuera de la UE;
  • Una definición común del valor en aduana.

El acuerdo sobre estos cuatros principios entre los seis países fundadores (Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo y Países Bajos) permitió completar la Unión Aduanera el 1 de julio de 1968, año y medio antes de lo previsto en el Tratado de Roma.

A partir de esa fecha se empezó a elaborar una legislación aduanera comunitaria para asegurar la aplicación de las mismas normas a todas las importaciones en la UE. Se estableció un marco jurídico sobre aspectos importantes como:

  • Aplicación uniforme del arancel común en todas las fronteras exteriores de la UE;
  • Enfoque común de los regímenes de depósito aduanero;
  • Facilitación de los movimientos de mercancías en «tránsito aduanero»;
  • Sustitución de la amplia variedad de documentos aduaneros por un documento administrativo único.

Todos estos puntos se reunieron en un solo acto legislativo, el Código Aduanero Comunitario, adoptado en 1992.