Recorrido de navegación

Tratado de Libre Comercio entre la UE y EE. UU. - Ventajas del TTIP para las Pymes

Otras herramientas

Otras herramientas

La Asociación Transatlántica sobre Comercio e Inversión creará nuevas oportunidades que serán especialmente valiosas para las pymes.

 

Los principales beneficios potenciales del TTIP para las pymes son los siguientes:

  • Aranceles. Existen millones de pequeños fabricantes y productores a ambos lados del Atlántico. En aquellos sectores en los que los aranceles son todavía relativamente elevados, los beneficios podrían ser considerables. En el mercado mundial actual, la diferencia para las pymes entre vender o no vender puede venir de pequeños aumentos en el coste de un producto a causa de los aranceles. La supresión de dichos aranceles podría permitir a las pymes vender por primera vez sus productos al otro lado del Atlántico.

 

  • Cuestiones de reglamentación y barreras no arancelarias.
    Las pymes pueden verse  muy beneficiadas por  la eliminación de las barreras no arancelarias, como son  las reglamentaciones innecesariamente complicadas o costosas que restringen el comercio y limitan la innovación. El respeto de estos requisitos puede convertirse en todo un reto y exigir la movilización de numerosos recursos. Por ello, un objetivo principal del TTIP es generar una mayor apertura y transparencia, reducir costes innecesarios y retrasos administrativos,  y promover una mayor compatibilidad reglamentaria donde sea posible. Todo ello  sin perder los niveles de protección que hemos alcanzado en Europa.

 

 

 

  • Servicios. La UE y los EE.UU. son los mayores exportadores de servicios del mundo. Muchos proveedores de dichos servicios -como abogados, contables, arquitectos, ingenieros, especialistas en tecnologías de la información y consultores de servicios medioambientales- trabajan en pequeñas empresas, que a menudo forman parte de la cadena de valor de las grandes compañías. Estos proveedores de servicios más pequeños pueden beneficiarse del nuevo acceso al mercado transatlántico y de una mayor seguridad jurídica.

 

  • Contratación pública. La mejora de la transparencia en la contratación pública y el acceso a esta puede aportar beneficios a las pequeñas empresas. Los organismos públicos tanto en los EE.UU. como en la UE adquieren una amplia gama de bienes y servicios de las empresas privadas. Con ello, se crean oportunidades de empleo en las empresas prestatarias de servicios de consultoría, infraestructura y otros productos y servicios. EEU.UU mantiene muchas limitaciones que restringen o impiden la participación de empresas europeas en sus licitaciones públicas y,  por lo tanto, eliminar esos obstáculos puede aumentar el número de nuevos contratos y subcontratos públicos para las empresas más pequeñas.

 

  • Aduanas y facilitación comercial. Un objetivo clave de las negociaciones es hacer los procedimientos en las aduanas más previsibles, sencillos y uniformes para facilitar el comercio transatlántico.  Reducir costes, retrasos o la burocracia en la frontera puede beneficiar tanto a los pequeños exportadores y productores  como a los minoristas, mayoristas y empresas de logística y transporte.

 

  • Derechos de propiedad intelectual e industrial. Las pymes son también líderes en innovación y creatividad. Por ello,  precisan de un elevado nivel de protección de sus derechos de propiedad intelectual e industrial (DPI), porque a menudo son muy vulnerables si se infringen esos derechos. El TTIP servirá para reafirmar el compromiso transatlántico de velar por la rigurosa protección y aplicación de los DPI de las pymes, incluso respecto de nuestros demás socios comerciales.

 

  • Comercio electrónico. Internet permite que millones de pymes de los EE.UU. y de la UE lleguen a clientes extranjeros, lo que incrementa  sus ingresos y crea empleo a nivel  local. Las disposiciones del TTIP que promueven la venta de productos digitales sin derechos de aduana puede favorecer que un mayor número de pymes utilicen el comercio electrónico para ofrecer sus productos y servicios.

 

  • Beneficios a través de las cadenas de valor. Muchas pequeñas empresas que no exportan directamente a la UE o a los EE.UU. se beneficiarán del TTIP mediante la venta de  bienes y servicios intermedios a empresas que sí operan en el mercado transatlántico.

 

Los negociadores de la UE y de los EE.UU. trabajan para garantizar que las pymes estén en condiciones de aprovechar plenamente las oportunidades que ofrecería el acuerdo. Como parte de este esfuerzo, los negociadores han acordado la inclusión de un capítulo específico dedicado a las pymes. Este capítulo busca establecer mecanismos para facilitar la participación de las pymes en el comercio transatlántico una vez que el TTIP entre en vigor. Contempla, por ejemplo, la creación de un comité que haría de enlace con las pymes; la publicación en internet de información relevante para estas empresas y talleres para ayudar tanto a las  pymes como a las asociaciones que les representan a entender el acuerdo y cómo beneficiarse de este.

 

 

Right navigation