Recorrido de navegación

Sobre la UERetratos

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Retratos

Mantener y modernizar la explotación agrícola y ganadera de generaciones anteriores

Mantener y modernizar la explotación agrícola y ganadera de generaciones anteriores

José Luis Iranzoalquezarrosa volvió a su pueblo cuando terminó sus estudios para gestionar la explotación agraria y ganadera que antes fue de su padre y antes de su abuelo. La ha modernizado y dinamizado con ayudas de la Política Agraria Común (PAC) “para tener sobre todo más calidad de vida”.

 

Sobre nuestro protagonista José Luis Iranzoalquezarrosa Alquezar

  • Reside en Andorra (Teruel), tiene 35 años, está casado desde hace cuatro
  • Es técnico especialista en explotaciones agropecuarias
  • Es perceptor de ayudas PAC

“Yo he estado relacionado con la actividad agraria desde que nací”, dice José Luis, que siempre supo que se dedicaría al campo.  “Es una explotación que viene de tercera generación en la que yo tomé el relevo de mi padre, que a su vez lo hizo del suyo”. Por eso cuando se fue a estudiar a la ciudad volvía cada fin de semana para ayudar en la explotación. 

“Lo que me empujó a volver al campo fue sobre todo mi arraigo con la tierra y mi interés por vivir en mi pueblo” además tenía  una explotación ya creada y el apoyo de sus  padres, “si no habría  sido imposible”.

José Luis está satisfecho de haber tomado esa decisión pese a los muchos problemas que se le plantean, climatológicos, de precios, burocracia... “esta actividad me resulta totalmente gratificante, no económicamente pero sí personalmente”.  “Abandonar  el trabajo que hicieron otras generaciones anteriores para mi habría sido como  perder mi identidad”.

El trabajo con los animales son los 365 días del año

Tiene una explotación mixta en la que combina la ganadería con la agricultura en la comarca de Andorra-sierra de Arcos, en el centro de la provincia de Teruel, en una zona de media montaña. Habla con entusiasmo de sus ovejas de raza aragonesa con DO e Indicación Geográfica protegida (IGP), que tienen una carne de muy alta calidad y muy valorada, Ternasco de Aragón. Así como de su aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón, también con DO e IGP, “clasificado como el mejor del mundo”.

El campo y los animales exigen una atención continua. Aunque con  la ayuda de la familia y de un trabajador se hace mas fácil, y modernizando la explotación  las labores diarias son más llevaderas.

Por eso se decidió a pedir una ayuda de la Política Agraria Común (PAC) que no abarca toda la explotación sino solo a 600 ovejas y 200 hectáreas de cereal. Además tiene  otras agroambientales para el ovino por el pastoreo, también en muy poca cantidad, e hizo un plan de mejora para crear unos regadíos de bajo rendimiento para pastos de ovejas en época de sequía, y para las ovejas en el momento de la cría.

Las ayudas de modernización le vinieron muy bien, nos dice José Luis aunque lamenta haber hecho un plan poco ambicioso “estaba recién incorporado y con poca capacidad económica”, hasta dentro de un año no podrá pedir otro. “Para mi explotación las ayudas directas son clave”.

Hay que hacer mucho papeleo para pedir las ayudas

José Luis se queja de la burocracia “los que estamos todo el día en el campo perdemos oportunidades, al mínimo error te quedas sin la ayuda” no es lo mismo -dice-  que cuando se está en un despacho. Explica que pedir ayudas especificas es bastante complicado, y sobre todo demasiado estricto. Para él sería ideal que fueran más flexibles y poder ampliarlas a mitad de inversión, ya que el primer proyecto puede variar a lo largo de su aplicación. “De cualquier forma  recomiendo a la gente que pida estas ayudas pero que se asesore y que estudie muy bien cada caso, y que tenga claro lo que quiere”.

Conocer mejor la PAC >

Reforma de la PAC en 2014: por un sector agrícola más dinámico, competitivo y eficaz >

 

 

Right navigation