Recorrido de navegación

Sobre la UERetratos

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Retratos

“No hay ideas ridículas: hay ideas que funcionan o que no funcionan”

“No hay ideas ridículas: hay ideas que funcionan o que no funcionan”

María José ha puesto en marcha la empresa SOS Cliente, con la asistencia del Vivero de Empresas de la Cámara de Comercio de Santiago, que cuenta con Fondos Feder, del Fondo Social Europeo (FSE) y, en este caso, del programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM), financiado por el Fondo Social Europeo, la Cámara de Comercio de Santiago, y la Secretaria de Estado de Igualdad.

 

Sobre María José Agrafojo

  • Tiene 31 años y reside en Santiago de Compostela
  • Desde hace seis meses tiene una empresa, junto a otros dos socios, llamada SOS Cliente www.soscliente.com
  • Ha estudiado gestión y dirección hotelera. A los 24 años era directora de un hotel en Castellón, ha trabajado en otros hoteles de Palma de Mallorca. 

La experiencia que María José adquirió con su trabajo le hizo pensar en una mejor forma de comunicación entre los establecimientos y los clientes. “La idea surgió de esa impotencia que se siente cuando los clientes no te dicen lo que piensan. Simplemente no vuelven, porque no tienen una  herramienta que puedan utilizar en el momento. Como mucho les das un papel, para que rellenen una encuesta de satisfacción y la gente cada vez se está volviendo más vaga, y escribe menos. Pero luego, dejan un comentario en una red social. Mientras que tu como empresario te estás esforzando 365 días al año, las 24 horas. Si hemos hecho algo mal, que nos lo digan y podremos solucionarlo a tiempo” nos dice.

¿Cómo se establece esa comunicación?

Es un sistema nuevo de atención al cliente utilizando las nuevas tecnologías QR Codes, Smartphon y Tablet, el cliente puede enviar un mensaje directo, incluso en su propio idioma. “Si yo soy alemán me siento en un restaurante, voy a un hotel o compro en un supermercado y tengo algún problema, mando mi mensaje en alemán y al establecimiento le llega en español. Tenemos un sistema de traducción incluido. SOS Cliente, facilita que los clientes puedan dejar sus impresiones, sus sugerencias, sus quejas de manera directa y privada al propio establecimiento.” Además es una forma de fidelizar al cliente. 

¿Es nueva la idea?

Cuando empezamos lo era, pero luego te das cuenta de que en otros sitios se están haciendo cosas parecidas. Nuestra diferencia es que estamos enfocados a todo tipo de establecimiento, tiendas, restaurantes, supermercados, hoteles...

¿Cómo conociste el 'Vivero de Empresas'?

Lo conocí por una compañera y por mi padre que trabajaba con la Cámara de Comercio. El Vivero ha sido fantástico, llegas allí y todo son facilidades. Tu tienes una idea pero no sabes como la vas a madurar, cómo vas a empezar. En el Vivero  hicimos el plan de empresa, desarrollamos la idea, recibí cursos..., el asesoramiento ha sido continuo. Eso ayudó a que las cosas fueran mucho más rápidas.

Es una gran ayuda poder utilizar esos fondos de la Comisión Europea que recibe el Vivero. Yo soy emprendedora pero nuncaantes había montado una empresa, mi padre tiene una empresa, y yo llevo trabajando desde los 15 años con ellos pero siempre para otros. He tenido la suerte de recibir una buena formación en gestión hotelera que me ha permitido salir al mercado laboral muy joven y eso te da grandes oportunidades.

¿Desde dónde trabajas?

He aprovechado todas las posibilidades. El Vivero tiene oficinas en las que puedes trabajar, si  necesito hacer una reunión tiene instalaciones para ello, asesoramiento para cualquier duda que surja de momento, puedes domiciliar el correo, tienes línea de teléfono. Yo que tengo que viajar por toda España, me dedico a la parte de marketing, no necesito una oficina fija por lo que ahora trabajo en el Vivero virtual.

¿Y como van las cosas en estos momentos tan difíciles para montar una empresa?

Llevamos solo 6 meses y es muy pronto para hacer balance, pero estamos trabajando con 15 establecimientos, y negociando con 160. Hemos abierto camino y lo que puedo decir a nivel comercial es que la gente es receptiva, que la idea les parece buena y novedosa y se dan cuenta de que van a reducir costes, a ahorrar tiempo y dinero y eso ahora es muy importante.

María José quiere animar a los jóvenes a que no tengan miedo, que expongan su idea y la defiendan.

Creo que los jóvenes tienen recursos y están preparados. La situación está como está, pero gracias a todas estas ayudas a sus ganas, ilusión y esfuerzo pueden llevar a cabo sus ideas. Al principio puede parecer ridícula, pero la vas madurando y se acaba convirtiendo en un proyecto... no hay ideas ridículas, hay ideas que funcionan o que no funcionan y eso solo se sabe con el tiempo. He ido a los Institutos y creo que los chicos están con los ánimos muy bajos para su edad. Deberían tener todas las pilas cargadas. Ahí si que hay mucho trabajo que hacer para motivar a los chicos para que sean futuros emprendedores y empresarios.

También es importante estar acompañado. Yo he emprendido con dos socios son dos ingenieros informáticos, ellos conocen la parte técnica y yo conozco el sector. Creo que eso es fundamental. Porque uno puede tener una idea pero necesita a otros con los que debatir y que te acompañen en el camino.”

 Vivero de empresas de Santiago >

Fondos FEDER >

Fondo Social Europeo (FSE) >

Programa de Apoyo Empresarial a Mujeres (PAEM) >

 

 

Right navigation