Recorrido de navegación

Sobre la UEPodcast

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a la página de Podcasts

Una Europa interconectada para avanzar económicamente: podcast UE

22/10/2012 | Transportes
Una Europa interconectada para avanzar económicamente: podcast UE

Internet es el ejemplo más claro de lo que es un mundo sin fronteras. Donde no importa en qué lugar está un documento para acceder a él sin ningún problema ni de idioma, ni de localización. En tierra eso es algo más difícil, aunque los países de la zona Schengen no tienen fronteras, moverse de un lugar a otro es más complicado.

Descargarmp3(4.06 Mb) Elija traducciones del enlace precedente   

Transcripción del podcast UE: Una Europa interconectada para avanzar económicamente

Internet es el ejemplo más claro de lo que es un mundo sin fronteras. Donde no importa en qué lugar está un documento para acceder a él sin ningún problema ni de idioma, ni de localización. En tierra eso es algo más difícil, aunque los países de la zona Schengen no tienen fronteras, moverse de un lugar a otro es más complicado. 

Los representantes de las instituciones europeas y de los estados miembros se han reunido con líderes empresariales para debatir como potenciar las redes energéticas, digitales y de transporte con el objetivo de generar crecimiento y empleo. José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea.

"Nuestras redes de energía, de transporte y nuestras redes digitales son casi siempre nacionales, en vez de ser paneuropeas y en algunos casos están basadas en tecnologías del siglo pasado".  "Las nuevas formas de generar energía requieren nuevas redes de distribución, y desplegar ferrocarriles y otras formas de transporte que ayudarán a extender la innovación necesaria, para asegurar la permanencia de Europa, como líder mundial en fabricación y servicios".

La Comisión tiene previstos 50 mil millones de euros dentro del presupuesto de la Unión Europea, 2014 - 2020, para estimular la inversión en redes transeuropeas de conexiones esenciales. Las redes de transporte recibirán más de la mitad de ese dinero, y contarán con la aportación de los fondos de cohesión, como explica el comisario de política regional Johannes Hahn.

"La política de cohesión, lo ha sido en el pasado y todavía es el instrumento más importante a nivel de la Unión Europea para cofinanciar infraestructuras, unido a inversiones en innovación, negocios, investigación y empleo"

Se calcula que, por ejemplo, la entrada en funcionamiento del espacio único aumentaría la seguridad aérea diez veces más, triplicaría la capacidad de los aeropuertos, se reduciría a la mitad los costes de la gestión del tráfico y disminuiría un 10 por ciento las repercusiones en el medio ambiente. Actualmente sólo 20 de los principales aeropuertos internacionales tienen conexión directa con la red ferroviaria.

El proyecto de interconexión europea prevé  modernizar las actuales  infraestructuras en carreteras, ferrocarriles, aeropuertos y canales y convertirlas en una red de transportes unificada. La RTE-T.

El mensaje de la Comisión es que Europa tiene que conectarse para competir y para crecer. La Unión Europea es  el mayor mercado único del mundo con empresas líderes en los sectores de energía, transportes y tecnología digital. Sin embargo, los problemas de infraestructura impiden a ese mercado superar su fragmentación y perjudican su competitividad. Günther Oettinger, comisario de energía.

"Si pensamos lo que tenemos que hacer en Europa pensamos sobre consolidación presupuestaria y solidaridad pero también pensamos en competitividad y crecimiento. Y creo que tres cosas son cruciales para crecer: educación, investigación e infraestructuras".

En total hay 35 proyectos transfronterizos para quitar cuellos de botella, 37 aeropuertos clave y 83 puertos principales que tendrán conexiones ferroviarias y lazos por carretera con la red básica. Unos 15.000 kilómetros de ferrocarril serán de alta velocidad. La red principal deberá estar lista para 2030 y una red global conectada a esta para 2050. A eso hay que añadir la construcción gasoductos y redes eléctricas, porque Europa necesita diversificar sus fuentes energéticas. En telecomunicaciones se prevé invertir en redes de banda ancha rápidas y ultrarrápidas y en servicios digitales paneuropeos. En 2020 la mitad de los hogares europeos deberían estar abonados a esas bandas. Por eso se necesita el esfuerzo de todos, como explica José Manuel Durao Barroso.

"Conectar Europa no puede funcionar sin la participación de la comisión, el banco europeo de inversiones y las instituciones financieras yde negocios internacionales".

 

Right navigation