Recorrido de navegación

Sobre la UEPodcast

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a la página de Podcasts

La CE apoya desde hace años programas para prevenir terremotos: podcast UE

09/04/2012 | Medio ambiente
La CE apoya desde hace años programas para prevenir terremotos: podcast UE

Estos días se conmemora el tercer aniversario del terremoto de los Abruzos italianos, en el que murieron 309 personas. El 11 de mayo se cumplirá 1 año del seísmo de Lorca, murieron 9 personas, pero los daños en infraestructuras y viviendas fueron cuantiosos, de hecho supuso la mayor destrucción de infraestructuras de España desde la guerra civil. A finales de mayo el Pirineo aragonés será el escenario de un simulacro europeo de emergencia por terremotos donde participarán efectivos de las Unidades de Rescate Urbano (USAR en sus siglas inglesas). En los últimos quince años los movimientos sísmicos en Europa han provocado la muerte de unas 5.000 personas. La UE tiene varios programas para intentar disminuir los efectos de estos desastres naturales.

Descargarmp3(4.97 Mb) 

Transcripción del podcast UE: La CE apoya desde hace años programas para prevenir terremotos

Música para recordar a las víctimas de los Abruzos italianos, donde un terremoto el 6 de abril de 2009 acabó con la vida de 309 personas.

El 11 de mayo de 2011 la tierra temblaba en la región de Murcia. Lorca fue uno de los municipios más afectados. Casi un año después hay 10.000 desplazados de sus domicilios habituales, unas 1.500 viviendas por reconstruir y decenas de familias viviendo en situaciones muy precarias.

A finales de marzo el alcalde de Lorca participó en la cumbre del Comité de las Regiones de la Unión Europea celebrado en Copenhague. Francisco Jódar, difundió el proyecto de un pueblo que se está levantando con el esfuerzo de todos sus ciudadanos y explicó el modelo de recuperación integral que se está realizando y sus objetivos.

"Nuestra vinculación  con los criterios europeos de sostenibilidad y de reconstrucción de ciudades está claro, y de hecho solo podremos optar  a las ayudas europeas si participamos de esos cánones, nos vinculamos a ellos y nos comprometemos con la reconstrucción y con el desarrollo de la ciudad, conforme a esos cánones que la UE nos aconseja"

En Europa, la actividad sísmica más importante se sitúa principalmente en Islandia y en los países mediterráneos, donde convergen la placa africana y la de Arabia con la Euroasiática.

Durante los 15 últimos años, cerca de 5.000 personas han perdido la vida a consecuencia de los terremotos que se han producido en países de la Unión Europea. En 1980, un seísmo azotó el sur de Italia, provocando 4.500 muertos y dejando sin techo a 250.000 personas.  Años más tarde los movimientos sísmicos que en la región griega de Greneva, en 1995, y en 1997 en Asís, provocaron daños materiales y humanos muy importantes.

También la isla de Hierro ha vivido con angustia los movimientos sísmicos y erupciones volcánicas submarinas de los últimos meses... En los anales de la historia ha quedado el recuerdo del terremoto de Lisboa el 1 de noviembre de 1755, murieron 100.000 personas. Cádiz, como Portugal, pueden sufrir un maremoto. El Mediterráneo ha sufrido tsunamis en el pasado y se pueden repetir en el futuro. Mediante los programas Transfer y Safer la Comisión Europea  analiza la vulnerabilidad de algunas zonas costeras y evalúa que daños podrían producirse en caso de que la ola provocara un desastre en cadena en el litoral.

¿Pero estamos preparados para esos desastres naturales?

Desde 1987 la Unión Europea ha apoyado económicamente unos cincuenta proyectos de investigación sobre terremotos.  También se realizan simulacros con expertos de varios países. Como en otro tipo de catástrofes se da prioridad a un enfoque multidisciplinar. John Mazzey, responsable británico de seguridad.

"Trabajar con un equipo de cualquier país de la Unión Europea requiere utilizar stándares similares. Eso significa trabajar de forma segura y coordinada".

Algunas de las investigaciones que se realizan  están destinadas a predecir seísmos para determinar en qué lugar y cuándo puede producirse un terremoto, su duración y la magnitud que pueden alcanzar.  Otros trabajos permiten reforzar la solidez de las construcciones y de los edificios para hacerlos más resistentes a las ondas de choque. La mala calidad de las viviendas en el Aquila, pudo aumentar la magnitud de la catástrofe como reconoce la eurodiputada italiana Monica Frassoni.

"Obviamente muchos edificios y casas se derrumbaron y eso no debió pasar. Hubo fraude y negligencia y creo que tenemos que señalar con el dedo a los responsables. Eso también es parte de la reconstrucción. Porque las víctimas tienen que tener un reconocimiento moral y económico"

En 1996, la Comisión elaboró unas líneas de actuación para proteger a los ciudadanos contra los riesgos sísmicos. Los gobiernos deben reforzar sus sistemas de información y comunicación, desarrollar la cooperación internacional y aplicar "Eurocodes", el sistema de normas antisísmicas para la construcción de edificios.

Cuando la tierra tiembla por un terremoto, unos segundos son suficientes para marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

 

Right navigation