Recorrido de navegación

Sobre la UEPodcast

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a la página de Podcasts

Ciudades europeas contaminadas: Podcast UE

08/03/2011 | Medio ambiente
Ciudades europeas contaminadas: Podcast UE

A principios de febrero saltaron las alarmas en las principales ciudades españolas. Un conjunto de condiciones meteorológicas mantuvo un anticiclón provocando un alto riesgo de contaminación atmosférica en trece ciudades. No sólo ocurrió en España, también en Italia y otros países del Mediterráneo. ¿Qué normas promueve la UE para paliar este fenómeno?

Descargarmp3(4.68 Mb) Elija traducciones del enlace precedente   

Transcripción del podcast "Ciudades europeas contaminadas"

A principios de febrero saltaron las alarmas en las principales ciudades españolas. Un conjunto de condiciones meteorológicas mantuvo un anticiclón provocando un alto riesgo de contaminación atmosférica en trece ciudades. No sólo ocurrió en España, también en Italia y otros países del Mediterráneo.

Se superaban los límites de partículas contaminantes en el aire. Hacía tan solo un mes, en enero de 2011, que había entrado en vigor una normativa europea sobre los límites permitidos de obligado cumplimiento. El presidente de la Federación española de Municipios y Provincias, Pedro Castro, hacía esta reflexión:

"Los que dirigimos y tenemos la obligación de dirigir ciudades tenemos que ser valientes y tomar decisiones valientes, aunque sean traumáticas. Pero en este momento hay que hacerlo así y puede ser impopular pero a veces los ciudadanos también nos eligen para que hagamos lo que tengamos que hacer y no lo que les gustaría a los ciudadanos que hiciésemos".

Las grandes ciudades estaban envueltas en una gran nube de polución…. La meteorología no era la culpable de que los límites de dióxido de nitrógeno y las partículas de PM10 y PM 2,5  llegaran a niveles alarmantes. Simplemente nos permitió visibilizar la situación. Los contaminantes están siempre ahí, en suspensión sobre las ciudades. María José Bautista, Investigadora de Educación medioambiental de la UNED.

"Y es imprescindible cambiar el modelo de movilidad, no solamente utilizar medidas restrictivas sino medidas que favorezcan que los ciudadanos optemos por movernos de otra forma".

Actualmente uno de cada cinco europeos viven en ciudades. Y una proporción importante de esa población urbana vive en municipios que superan ciertos límites de calidad del aire fijados por la UE para la protección de la salud humana.  La contaminación atmosférica provoca unas 370.000 muertes prematuras en Europa, según datos de la propia Comisión. Xavier Querol, investigador del CSIC.

"Estamos hablando de esto porque sabemos que podemos solucionarlo. ¿Cómo? Sobre todo en el tema del tráfico hemos de reducir el número de coches en el centro de las ciudades. No vamos en contra de la industria automovilística que tiene que producir y vender coches ecológicos".

En nuestra sociedad el coche es intocable, y los ayuntamientos deben tomar medidas antes de que sea demasiado tarde.
Una directiva de la UE señala que las partículas contaminantes emitidas por la industria, el tráfico y la calefacción doméstica potencian los problemas de asma, cáncer de pulmón, deficiencias cardiovasculares y …muertes prematuras. Como consecuencia de la presencia en el aire de partículas tóxicas, el ciudadano europeo pierde de media ocho meses de esperanza de vida.

El Tribunal de Justicia de la UE ha tramitado una denuncia contra España formulada por la Comisión Europea por no respetar los límites máximos de micropartículas, ni adoptar las medidas efectivas para reducir esos niveles de contaminación. Varias ciudades españolas pidieron una moratoria pero Bruselas las rechazó por considerar que los planes para mejorar la calidad del aire no eran suficientes y no garantizaban la seguridad de los ciudadanos.

La científica Luisa Marelli, del Centro de Investigación de Bruselas, nos lo explica muy claro:

"Si  vive en la ciudad, utilice el coche sólo si es realmente necesario".

En Valencia hay 2.600 coches por kilómetro cuadrado, en Londres 1.370.Las soluciones más eficaces pasan por reducir los efectos del tráfico de automóviles. Hay que cambiar el parque automovilístico. El 45% de los vehículos de nuestras ciudades son diesel que emiten menos CO2, pero más partículas contaminantes. Hay que mejorar el transporte público y seguramente habrá que tomar medidas fiscales. En Londres hay zonas penalizadas. También en París. En Berlín, Colonia o Hannover…determinados sectores urbanos se han declarado zonas ecológicas

No todo es negativo. A pesar de estos datos, la calidad del aire en España ha mejorado en los últimos años y por ejemplo Vitoria-Gasteiz ha sido declarada capital verde europea para 2012.

 

Right navigation