Recorrido de navegación

Sobre la UEPodcast

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a la página de Podcasts

Principales novedades del Tratado de Lisboa: Podcast UE

15/09/2010 | Asuntos institucionales
Principales novedades del Tratado de Lisboa: Podcast UE

Este podcast es el primero de una serie que estamos elaborando con el fin de acercar a los ciudadanos las principales novedades del Tratado de Lisboa. Aunque el nuevo Tratado entró en vigor el 1 de diciembre de 2009, queremos explicarles de manera detallada cuáles han sido los principales cambios. Este primer podcast de la serie es una introducción general sobre el Tratado de Lisboa.

Descargarmp3(3.23 Mb) Elija traducciones del enlace precedente   

Transcripción del podcast Principales Novedades sobre el Tratado de Lisboa

La Unión Europea comenzó a caminar en 1957. En aquel entonces estaba formado por 6 países del centro de Europa, hartos ya de siglos de luchas por conseguir el poder en el continente.

50 años después, aquel embrión había evolucionado convirtiéndose en una comunidad de 27 miembros. Habían cambiado muchas, demasiadas cosas y había que volver a instaurar un nuevo orden basado en el equilibrio no sólo de los estados, sino también de sus ciudadanos. Evolucionar o morir. Por eso se decidió que había que establecer nuevas normas de convivencia y pasar de la Europa del siglo XX a la del siglo XXI.

Una cosa quedó clara, todavía no estábamos preparados para compartir una constitución común. Así que se definió el marco general en el que debían modernizarse los órganos que regularán la futura Unión Europea y su capacidad de actuación.

El 1 de diciembre de 2009 el Tratado de Lisboa entraba en vigor.

Este acuerdo común refuerza la capacidad de actuación de la Comisión Europea, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Da más poder a los parlamentos nacionales y sobre todo al Parlamento Europeo y crea dos figuras que han de ser claves para que Europa hable con una sola voz: la del presidente del Consejo y la del representante de asuntos exteriores y seguridad común.

En el ámbito práctico la toma de decisiones es más eficaz y democrática. Por ejemplo se prevé la denominada "iniciativa ciudadana europea". Un grupo de al menos un millón de ciudadanos de un número significativo de estados pueden pedir a la Comisión que presente una propuesta sobre un tema que consideran debe cambiarse o añadirse. Además las leyes comunitarias deben ser aprobadas por el parlamento y el consejo de ministros de cada estado. Es lo que se denomina la "codecisión".

En el caso de que haya importantes discrepancias sobre una materia el Consejo de ministros de la UE deberá estudiar esas propuestas y tienen que aprobarse con los votos favorables que representen al 55% de los estados (es decir unos 15 países) y al 65% de la población. Si no se llega a esa representación tendrán que seguir negociando.

Aunque muchos ciudadanos ven este nuevo tratado como algo que no les afecta a su vida cotidiana, nada más lejos de la realidad. Nuestra salud, la justicia, la lucha contra el terrorismo y la delincuencia, la política financiera, la defensa del medio ambiente, el desarrollo agrario o industrial.... son muchos los aspectos que quedan reflejados en el nuevo Tratado.

Aunque muchos ciudadanos crean que es difícil de entender el Tratado, lo cierto es que es fácil comprenderlo cuando sus principios y normas se llevan a la práctica.

 

Right navigation