Recorrido de navegación

ParticipaReseña cultural

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Reseña cultural

Jóvenes músicos europeos y árabes se escuchan y aprenden juntos en la EuroMed Youth Music Expo

Jóvenes músicos europeos y árabes se escuchan y aprenden juntos en la EuroMed Youth Music Expo

En septiembre de este año, 200 jóvenes músicos de varios países de la ribera del Mediterráneo se reunirán en Chipre en cuatro jornadas de intercambio para contribuir a la fundación del EuroArab Youth Music Centre, un proyecto de intercambio musical y cultural que arranca con la presidencia de Chipre de la Unión Europea en la segunda mitad de este año. El acto en sí es la culminación de otro proyecto, también subvencionado por la Comisión, llamado Euro-Mediterranean Youth Music Dialogues y que ha implicado encuentros musicalespdf con organizaciones en Barcelona, El Cairo, Ammán, Ankara y Limasol (Chipre).

 

"[La Expo] será un poco como una ensalada: cursos y conciertos. Habrá de todo en los cuatro días: por las tardes, habrá un gran concierto (por ejemplo, clásico) y luego un gran encuentro al aire libre al caer la noche", nos explica Nenad Bogdanovic, músico y director de Cultural Movement of Limassol, una de las organizaciones que preparan las jornadas en la segunda ciudad de Chipre.

Para dar una idea de la envergadura del encuentro, Bogdanovic nos cuenta que las otras dos organizaciones colaboradoras son las Juventudes Musicales Internacionales, con presencia en 22 países, y la red de conservatorios de la Liga Árabe, la Arab Academy of Music, que agrupa a academias de otros 22 países. Si a esto le sumamos la colaboración del Consejo Europeo de la Música, tenemos un encuentro entre jóvenes músicos de casi 50 países reunidos en una ciudad mediana junto al mar. "Será como una reunión de galaxias", apunta Bogdanovic. Las organizaciones también aportarán ponentes, profesores y especialistas para dinamizar los talleres que recorrerán la ciudad.

Fue en 2010, al inicio del proyecto de diálogos entre los jóvenes músicos de ambas orillas, cuando Juventudes Musicales y la Arab Academy proponen a la organización de Bogdanovic crear un evento con vocación de permanencia. Esto les permitiría tener un espacio de encuentro entre jóvenes músicos europeos para organizar talleres, encuentros, cursos, lecciones magistrales, escuelas de verano y, en definitiva, "todo aquello que conecte a jóvenes y música".

Otro componente importante es la creación de vínculos personales entre los jóvenes músicos europeos y árabes a través del networking."Conectamos a distintos músicos con distintas organizaciones [lo que también incluye sellos discográficos]. Pero network también significa cuando un violinista polaco o alemán conoce a un guitarrista español y hacen algo juntos. Eso es lo que buscamos: una red informal de contactos", explica Bogdanovic. Es a través de este tipo de contactos personales entre artistas y ciudadanos como surge el proyecto europeo de intercambio y crecimiento entre todos los países miembros y sus vecinos.

Martí Ferrer i Bosch, presidente del Moviment Coral Català , dirigió un taller de música coral catalana en un encuentro previo en 2011. "La principal aportación de estos intercambios es siempre el hecho de convivir y descubrir otras formas de hacer música que, básicamente, nos hablan de otras formas de vivir y de pensar. Conocer esta riqueza hace crecer a  los jóvenes y abre mentes y fronteras", nos explica. Aunque el festival no supone necesariamente un gran impulso a la carrera profesional, sí puede marcar la experiencia de los músicos jóvenes. "Una experiencia fuerte humana y musicalmente siempre está en la raíz o es un punto de inflexión en los inicios de una carrera, sea de un músico (como en mi caso) o sea de cualquier otro oficio o disciplina. Así pues, cabe la posibilidad de que, para alguno de los participantes, esta fuera su experiencia fuerte", añade el maestro coral.

Ferrer i Bosch también coincide en la importancia del networking: "Con alguno de los músicos mantenemos contacto y, sobre todo, tenemos intención de cooperar en próximos proyectos nuestros (Mediterranean Voices Conference 2013 en Girona, Mediterranean Chorale Forum 2012 en Barcelona, etc.)", apunta.

A pesar de que el plazo de inscripción como músico concluyó el pasado 15 de abril, Bogdanovic insiste en que cualquier persona interesada es muy bienvenida a acercarse como visitante a compartir la experiencia con los músicos euro-árabes. A fin de cuentas, la música no es patrimonio exclusivo de los músicos, sino de todos los que la escuchan y la aman.

Mas informacìon

Descargas

 

Right navigation