Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Reducción de muertes en carretera: no bajar la guardia

26/04/2012 | Transportes
Reducción de muertes en carretera: no bajar la guardia

En la última década, los accidentes de tráfico mortales en la UE han disminuido casi un 45% y se han salvado más de 125.000 vidas. Sin embargo, los datos de 2011 son preocupantes, porque esta tendencia se ha frenado considerablemente. La Comisión Europea ha emprendido acciones para recuperar el terreno perdido. Legislación adecuada, aplicación de las normas y conciencia ciudadana son los ejes de actuación.

 

Ochenta y cinco personas mueren cada día en las carreteras europeas. Una cifra que ha calificado de “inaceptable” el Comisario Europeo de Transportes, Siim Kallas, quien ha llamado a los gobiernos europeos para intensificar los esfuerzos para seguir reduciendo el número de accidentes de tráfico en Europa. “Quiero tener la certeza de que, incluso en una coyuntura económica difícil, no se está descuidando esta labor importante, que tan crucial es para la seguridad vial”.

Señales de alarma

La Unión Europea tiene en marcha un ambicioso programa de seguridad vial con el objetivo de reducir a la mitad las muertes en carretera en el año 2020. Durante la última década, se han conseguido resultados prometedores: la disminución media ha sido del 6% y en 2010 se llegó hasta el 11%. Sorprendentemente, el año pasado esa mejora ascendente volvió a cifras negativas, con un -2%.

Las causas son diversas porque lo son también las normativas aplicadas en los países de la UE. De modo que la Comisión Europea está recabando información de los Estados miembros para constatar que se aplican las recomendaciones europeas y los planes de prevención y control. Los objetivos estratégicos son:

  • Mejores medidas de seguridad para coches y camiones.
  • Construcción de carreteras más seguras.
  • Fomento de vehículos inteligentes.
  • Refuerzo de la formación y la concesión de permisos.
  • Mejor cumplimiento de las normas.
  • Reducción de lesiones.
  • Atención preferente a los motoristas.

Las normas existen, hay que cumplirlas

La Comisión Europea ha constatado que el problema principal está en el cumplimiento de la normativa existente. Las medidas preventivas son muy importantes, pero no son suficientes si no van acompañadas de las correspondientes medidas de control en carretera. Por eso, se va a intensificar la labor de aplicación del Programa de acción europeo de seguridad vial y los esfuerzos para su aplicación nacional en los 27 países comunitarios.

El comisario Kallas confía en que la transposición a las legislaciones nacionales de la directiva sobre conducción transfronteriza, aprobada el año pasado, colabore efectivamente en la mejora de la seguridad vial. Se ha comprobado que las posibilidades de cometer infracciones en carretera se multiplican por tres cuando se conduce en un país diferente al propio.

Hay que recuperar el lema “Si bebes, no conduzcas”

El alcohol causa la cuarta parte de los accidentes mortales en Europa, según estimaciones de la Comisión Europea.  Se le llama el cuarto “asesino” de las carreteras, junto al exceso de velocidad, saltarse semáforos rojos y  no usar el cinturón de seguridad. En un seminario organizado esta semana por el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte, los responsables de esta organización sin ánimo de lucro calcularon que aproximadamente 2 de cada 100 kilómetros que se recorren en la UE, se conducen bajo la influencia del alcohol.

Se comprueba que, a pesar de contar con una amplia corriente contra el alcohol en la conducción en la opinión pública,  ni la vigilancia policial  ni las duras sanciones establecidas por los Estados consiguen los efectos deseados.

En ese encuentro, en el que participaron todos los sectores implicados en la conducción, se cuestionó la diferencia en las tasas de alcoholemia permitidas. La mayoría de los Estados la fijan en 0,5 mg/ml., pero el rango es amplio, desde la tolerancia cero hasta los 0,8 mg.

El comisario Siim Kallas señaló que corresponde a los Estados fijar esos niveles permitidos de alcohol en sangre y que no procede una actuación desde la Comisión Europea, al tener en cuenta las diferencias culturales y  de costumbres entre los 27 países de la Unión. Sin embargo, reiteró el llamamiento a los Estados  para que establezcan el límite en 0,5 mg. y avancen hacia tasas más bajas.

La Comisión Europea está estudiando también los dispositivos de bloqueo para la conducción bajo los efectos del alcohol que, como experiencia piloto, se han impuesto ya en Finlandia en el transporte escolar, para valorar la relación coste/efecto.

En suma, la Comisión llama a no bajar la guardia. El comisario de Transportes reconoce que la situación es preocupante, pero afirma que “si trabajamos juntos para crear conciencia, mejorar el cumplimiento de las normas y cambiar los hábitos de conducción, podremos marcar la diferencia. Los progresos realizados para reducir las muertes en carretera nos debe animar a hacerlo aún mejor.”

Web de seguridad vial de la Comisión Europea

Orientaciones de la UE sobre seguridad vial 2011-2020pdf Elija traducciones del enlace precedente 

Carta Europea de Seguridad Vial

Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte

 

Right navigation