Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Plan de Acción CARS 2020 para impulsar la industria automovilística europea

12/11/2012 | Transportes
Plan de Acción CARS 2020 para impulsar la industria  automovilística europea

La Comisión Europea lanza CARS 2020 para dar un empuje innovador a la industria automovilística europea, que debe de ser fuerte, competitiva y sostenible. La industria del automóvil es vital para la prosperidad y la creación de empleo en la UE, por lo que es imprescindible una respuesta europea para abordar los principales retos como el exceso de capacidad, las inversiones sociales y tecnológicas, las ayudas estatales y la demanda.

 

“Europa produce los mejores automóviles del mundo”, ha dicho el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria y Emprendimiento, Antonio Tajani. La Comisión Europea desea que este liderazgo se mantenga y que incluso llegue más lejos en lo relacionado con la seguridad y el rendimiento medioambiental. Para conseguirlo está tomando medidas urgentes que aborden las dificultades actuales y la reestructuración del sector de una manera coordinada.

El automóvil en el centro de la nueva revolución industrial

Más de 12 millones de puestos de trabajo dependen en Europa, directa o indirectamente, del sector del automóvil. Además  es el principal inversor privado en investigación, con 28.000 millones de euros al año, y uno de los actores clave de la revolución industrial en la que estamos inmersos. La industria está efectuando una transición hacia una mayor eficiencia energética, fuentes alternativas y tecnologías y materiales de producción avanzados.

Para poder seguir ocupando el lugar importante que hasta aquí ha tenido, Europa tiene que apostar por el valor añadido de la calidad y la tecnología, es decir, por el automóvil del futuro.

El Plan de Acción prevé medidas de crecimiento y competitividad. Cuatro líneas de acción:

a) Más innovación

  • Reforzar el liderazgo tecnológico y atraer inversiones. Es necesario respaldar la investigación y la innovación y movilizar los recursos financieros disponibles a nivel europeo y de los Estados miembros.
  • La iniciativa “Coches Verdes” ya cuenta con financiación de la UE y con préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI). El inminente aumento de capital permitirá al banco mantener un ambicioso apoyo al sector.
  • Las ventas de vehículos eléctricos en la UE en 2011 llegaron solo a las 11.000 unidades. Se espera que, de aquí a 2020, caigan las matriculaciones de vehículos con motores tradicionales y que las de los eléctricos aumenten en un 7 %.
  • La Comisión Europea quiere atraer también capital privado. El nuevo programa de inversión en investigación Horizonte 2020  va a duplicar hasta 2.000 millones los recursos destinados a la investigación del automóvil para el periodo 2014-2020, eso permitirá movilizar por lo menos 10.000 millones de euros en inversiones adicionales.
  • También es probable que se puedan utilizar los fondos estructurales para incentivar la innovación. Todas las ayudas se harán desde un punto de vista no discriminatorio, sin dar ventaja a los Estados que tienen más recursos para adjudicar.

b) Más competitividad

Para atraer inversiones es preciso tener unas reglas claras, previsibles y estables sin obstáculos ni costes inútiles. La Comisión Europea se quiere regir por los principios de “normativa inteligente” y de “análisis de la competitividad” para evitar que el coste sea superior a lo que se quiere conseguir.

  • La reducción de las emisiones de CO2 tendrá un enfoque realista que compagine la lucha contra el cambio climático con la competitividad.
  • Emisiones nocivas para la salud. Se ha definido una hoja de ruta para realizar un sistema de medición totalmente fiable.
  • En breve se propondrá una normativa sobre el desarrollo de las infraestructuras necesarias para carburantes alternativos, como la electricidad, el gas o el hidrógeno.
  • En la primera mitad de 2013 se adoptará una norma común para la infraestructura de recarga eléctrica a fin de promover el desarrollo del mercado del coche eléctrico.
  • Antes de que finalice el año se adoptarán directrices para unificar los incentivos nacionales.
  • Se introducirán nuevas normas para un sistema de homologación UE más flexible, con un control efectivo del cumplimiento en materia de seguridad o de calidad, en particular para los automóviles o los componentes importados.

c) Mercados  emergentes

De aquí a 2020 el 70 por ciento del crecimiento mundial se producirá en los países emergentes. En lo que respecta al automóvil se prevé una dinámica similar. Por ejemplo, el mercado chino se duplicará y llegará a 30 millones de automóviles. Contando con que la demanda de las economías más clásicas siga estacionaria, la demanda global pasará de los actuales 75 millones a 110. Eso hará que la presión de la competencia aumente y también las oportunidades para los que, como Europa, tienen productos de calidad que ofrecer.

En estas circunstancias es fundamental  respaldar la internacionalización del sector con acuerdos comerciales que garanticen el acceso a terceros países reforzando la cooperación a nivel multilateral y bilateral que permita una mayor exportación de automóviles sin barreras técnicas ni burocráticas.

La Comisión Europea ha creado grupos de trabajo con Estados Unidos, Japón y Canadá con objeto de definir normas comunes para la seguridad y la sostenibilidad del coche eléctrico para 2014. Se está mejorando el marco de cooperación multilateral en las Naciones Unidas para aumentar la participación de los países emergentes en los grupos para establecer normas y homologación internacional sobre el automóvil. Se está estudiando el efecto que sobre el sector del automóvil tienen los acuerdos ya existentes con Corea, y los futuros, empezando por Japón.

d) Formación y gestión de las reestructuraciones

La formación debe estar acorde con los nuevos sistemas de producción, con los materiales avanzados que se utilizan y con la demanda de mano de obra cualificada. Para ello es preciso movilizar mayores recursos del Fondo Social Europeo.

Para afrontar los grandes retos que esta reconversión va a plantear, la Comisión va a crear grupos de trabajo con todos los actores implicados.  El automóvil será el primer sector que reúna a sindicatos, UE, gobiernos y empresarios para actuar de manera conjunta.

¿Qué representa el sector del automóvil en la UE?    

La industria del automóvil es una de las mayores de Europa, con más de 700.000 millones de euros de volumen de negocio y un efecto multiplicador sobre el conjunto de la economía. Tiene una fuerte vinculación con otros sectores (siderúrgico, químico y textil). En toda la UE hay unas 180 fábricas de automóviles con más de 12 millones de empleos directos e indirectos, con una parte significativa de mano de obra altamente cualificada. En 2011 sus resultados económicos fueron de más de 90.000 millones de euros.

Este año las ventas se han reducido en un 6,8 por ciento en la primera mitad de 2012 para turismos y un 10,8 por ciento para vehículos industriales. Las ventas este año se espera que sean de 12,1 millones de unidades. Será el quinto año consecutivo de declive.

Sitio de Cars 21, grupo de estudio del automóvil

Sitio web del comisario Tajani

 

 

 

 

Right navigation