Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

La Comisión Europea celebra la entrada en servicio de la línea del AVE entre Barcelona y Figueres, última etapa de la conexión España-Europa en alta velocidad

08/01/2013 | Transportes
AVE Barcelona-Figueres

La entrada en servicio del tramo de alta velocidad entre Barcelona y Figueres, que se acaba de inaugurar, representa la culminación de un proyecto, el de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-Frontera francesa, que ha contado con una importante implicación y apoyo de la Unión Europea.

 

Esta línea forma parte de la red principal de transportes de la UE (TEN-T) y ha sido posible gracias al apoyo decisivo de la Política de Cohesión y de la Política de Transportes de la Unión Europea. En total, el proyecto ha recibido 3.500 millones de euros de los fondos europeos de cohesión (que han financiado un 72% del proyecto en el tramo Madrid-Barcelona) y 180 millones de las ayudas destinadas a la red TEN-T, concentrados especialmente en el tramo transfronterizo y en las conexiones intermodales. Además, el Banco Europeo de Inversiones ha participado en la financiación del proyecto con un crédito de 2.200 millones de euros.

La inauguración oficial de la línea ha contado con la participación del príncipe Felipe, del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, del presidente de la Generalitat, Artur Mas, la ministra de Fomento, Ana Pastor, el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, así como de los representantes de la Comisión Europea, la miembro del gabinete del vicepresidente Siim Kallas, Désirée Oen, y el jefe de la Representación de la Comisión Europea en Barcelona, Ferran Terradellas.

El tramo de la línea Barcelona-frontera francesa conecta la Península Ibérica con el resto de la Unión Europea y permitirá, cuando esté plenamente operativo, llegar a Francia desde Barcelona en menos de una hora (frente a las 3,30 horas que se tardaba hasta ahora).

Esta línea, con un apoyo muy importante de la Política de Cohesión y de Transportes de la UE, así como del Banco Europeo de Inversiones, se ha construido de acuerdo con los Estándares Europeos de interoperatibilidad, incluyendo su pieza clave, el sistema europeo de señalización y control (ERTMS-ETCS), que permite a los trenes circular a través de Europa maximizando la capacidad, velocidad y seguridad de la red ferroviaria.

Se trata de una infraestructura que mejorará considerablemente el tráfico ferroviario tanto para pasajeros como para mercancías, enlazando las dos principales líneas de alta velocidad de Europa gracias a la conexión entre Madrid, Barcelona, Lyon y París. Esta línea también permitirá la conexión de algunos de los principales puertos del Mediterráneo (Tarragona, Barcelona, Valencia, así como Marsella, en el lado francés).

El apoyo de la Unión Europea está contribuyendo a la implementación completa del corredor más allá de la frontera, financiando el by-pass en alta velocidad alrededor de Nimes y Montpellier, que debe estar operativo en 2016, así como el by-pass de Lyon y la conexión con Italia a través de la línea Lyon-Turín, con una financiación del presupuesto de la red TEN-T de más de 700 millones de euros.

Gracias a estos esfuerzos, está previsto que el arco mediterráneo completo desde Valencia a Lyon esté operativo en 2020. Para entonces, el tiempo de viaje desde Barcelona hasta París será de sólo 4,30 h (en lugar de 8h) y de 2h40 hasta Lyon.

El último informe anual del Coordinador de la Comisión Europea sobre el Proyecto Prioritario 3 (que incluye el eje de alta velocidad Madrid-Barcelona-Frontera francesa), se puede descargar en este enlace > pdf

Más información sobre la red TEN-T >

 

Right navigation