Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Declaración del Comisario europeo de Sanidad y Política de Consumidores sobre el brote de E. coli

01/06/2011 | Sanidad y Salud Pública
Declaración del Comisario europeo de Sanidad y Política de Consumidores sobre el brote de E. coli

"En estos últimos días asistimos a una grave crisis. Mis pensamientos están con las víctimas y sus familias y con aquellos que han perdido a seres queridos. A todos ellos quiero transmitirles mis más sinceras condolencias. Según los datos más recientes, el brote de E. coli es responsable de nueve muertes en Alemania y de una en Suecia.

 

En Alemania se han registrado 1.169 casos, de los que 373 desarrollaron la forma más grave de la enfermedad, llamada síndrome urémico hemolítico. En otros siete Estados miembros se han producido casos aislados. Suiza también ha informado de dos casos y Estados Unidos de tres.

La enfermedad se originó en el área de Hamburgo y sus alrededores, en el norte de Alemania. La mayoría de los casos registrados fuera de Alemania corresponden a turistas alemanes o a personas de otras nacionalidades que visitaron el país.

¿Qué hemos hecho hasta ahora para hacer frente rápidamente a esta situación imprevista?

  • Hemos activado inmediatamente todas nuestras redes de gestión de crisis. Al estar en contacto diario, las redes facilitan el intercambio rápido de información y preparan el terreno para una acción rápida.
  • Hemos pedido al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE) que elabore una evaluación del riesgo, que recibiremos  dentro de dos días.
  • Nuestro laboratorio de referencia de la UE en Roma ha desarrollado en un tiempo récord (aproximadamente una semana) un método que reduce de seis días a 48 horas el tiempo necesario para detectar la bacteria E. Coli en los alimentos.
  • Todos los servicios competentes de la Comisión han estado en contacto constante con las autoridades nacionales y con otras partes interesadas por todos los canales posibles: teléfono, audioconferencias, reuniones, etc. La última reunión fue la que  celebró ayer el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y de Sanidad Animal, en la que los Estados miembros aprobaron una declaración conjunta sobre este asunto.

En resumen, y como corrobora la declaración conjunta, hemos estado trabajando estrechamente con los Estados miembros con el objetivo común de que este brote acabe tan  pronto como sea posible.

Para ello es preciso que nos esforcemos por todos los medios en identificar rápidamente la fuente de contaminación. La sospecha inicial de las autoridades alemanas de que los pepinos de España fueron la causa no ha sido confirmada por los resultados de las pruebas disponibles hasta la fecha pues, a pesar de que la bacteria E. coli se detectó en los pepinos analizados, no se confirmó la presencia del serotipo específico responsable del brote que afecta a los seres humanos. Se está trabajando duramente para identificar la fuente de contaminación. Hemos de reconocer todo este trabajo, pero instamos a los Estados miembros, y en particular a Alemania, a que redoblen sus esfuerzos en esta investigación. Haremos lo posible por ayudarles en todo lo que esté en nuestra mano.

Mientras esta investigación avanza, recomendamos a la población que mantenga la calma y tengan en cuenta las normas básicas de higiene al preparar los alimentos.

Antes de terminar, me gustaría mencionar brevemente dos cuestiones:

La primera se refiere a las prohibiciones de entrada a determinados productos. Me gustaría subrayar una vez más, de manera contundente, que el brote está limitado geográficamente a la zona en torno a la ciudad de Hamburgo. Además, según los últimos datos procedentes de  Alemania, parece que el brote está decayendo: en los dos últimos días ha habido menos personas hospitalizadas que en los días anteriores. Somos conscientes de todo el trabajo que se está realizando para identificar todas las posibles fuentes de contaminación. Por todo ello consideramos desproporcionadas las medidas de prohibición de cualquier producto.

Por último, somos también muy conscientes del impacto económico que esta crisis está teniendo en los agricultores, en particular en los productores de hortalizas. Puedo decirles que estoy trabajando en estrecha colaboración con mi colega el Comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, para abordar el problema de las dificultades a las que han de hacer frente estos ciudadanos afectados también gravemente, aunque de manera indirecta, por el brote de E. coli.

Las frutas y verduras deben lavarse a conciencia. También han de lavarse las manos antes de preparar alimentos o comer y después de ir al baño o de cambiar pañales. El lavado a fondo de  cuchillos, platos y otros utensilios limita el riesgo de contaminación cruzada. Muchas gracias por su atención"

 

Right navigation