Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Hacia una sociedad del reciclado

26/01/2011 | Medio ambiente
Hacia una sociedad del reciclado

¿Somos conscientes de que el teléfono móvil que utilizamos con tanta frecuencia y ligereza contiene oro, platino, paladio y cobre? Minerales peligrosos para el medio ambiente, caros para el bolsillo y que se podrían aprovechar en la fabricación de otros aparatos electrónicos si nuestra sociedad fuera una verdadera sociedad del reciclado.

 

La Comisión Europea ha pedido a los Estados que aceleren la aplicación de la legislación comunitaria para conseguirlo.

En el momento en el que vivimos no todos somos conscientes de la importancia que tiene generar menos residuos y aprovechar lo más posible los que se produzcan.

La Comisión Europea acaba de publicar un informe el que revela que algunos Estados miembros han registrado progresos sobresalientes en los últimos años, aunque todavía queda un largo camino para que la UE aproveche todo lo posible sus basuras.

Qué es una sociedad del reciclado

Una sociedad del reciclado es aquella que previene la generación de residuos y los aprovecha como nuevos recursos. Si volvemos al viejo e inservible teléfono móvil, veremos que una tonelada de esos aparatos (y en la UE más del 119% de la población tiene uno) contiene 280 gramos de oro, 140 gramos de platino y paladio y más de 6 kilos de cobre. No son residuos que se puedan enterrar o incinerar.  Ficha de sístesis legislativa sobre residuos de aparatos eléctricos y aparatos electrónicos.

Pensemos en las bombillas de bajo consumo que utilizamos en las casas. Cuando se funden o se rompen requieren un cuidado especial. Por una parte, contienen componentes electrónicos complejos que no deben ir a la basura normal y, por otra, tienen mercurio. Poco. Como una punta de bolígrafo, pero muy peligroso para el medio ambiente y para las personas que tengan contacto con él.

No son momentos para que el dinero vaya a la basura

El informe de la Comisión Europea señala que algunos Estados miembros han registrado progresos importantes, pero aún queda un largo camino por recorrer. Durante los diez últimos años, la generación de residuos urbanos se ha estabilizado en torno a los 524 Kg. por persona y año, aunque el consumo en los hogares ha aumentado en un 16% durante el mismo período. Se podría hacer más. Se tira a la basura la cuarta parte de los alimentos que se compran en las casas, si aprovecháramos un 40% de ellos cada hogar de la UE ahorraría unos 500 euros anuales.

Guerra contra el incumplimiento de la normativa

No todos los Estados miembros se comportan de igual manera en la recogida, gestión y reciclado de residuos. En algunos han desaparecido prácticamente los vertidos, mientras que en otros se sigue enterrando el 90% de las basuras. Muchos de ellos no han transpuesto la nueva Directiva Marco de residuos, algo que debería haber finalizado el 12 de diciembre de 2010, que introduce el concepto de ciclo de vida, estableciendo el orden de prioridad a la hora de reciclar residuos.

En lo más alto de la lista está la prevención de generarlos, le siguen reutilización, reciclado, recuperación y la eliminación (vertido o incineración) en último lugar. Los residuos representan el 20% de todas las infracciones en materia de medio ambiente en la UE.

Gestionar bien los residuos es más

Como señaló el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en el informe del Estado de la Unión Elija traducciones del enlace precedente  , para 2020 se podrían haber creado 3 millones de empleos verdes. Un estudio de Amigos de la Tierra “Más empleos, menos residuospdf”, que ha entregado a la CE  dice que aumentar el porcentaje de reciclaje de residuos podría crear medio millón de empleos en la UE. Como dice el Dr. Warhust, responsable del área de residuos y recursos de Amigos de la Tierra, “Europa debe dejar de desperdiciar sus recursos y los empleos potenciales asociados a estos en vertederos e incineradoras”.

 

Right navigation