Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Río+20: Un objetivo común para avanzar, una visión común para alcanzar un desarrollo más sostenible

22/06/2012 | Medio ambiente
Río+20: Un objetivo común para avanzar, una visión común para alcanzar un desarrollo más sostenible

Veinte años después de que se celebrara en Río de Janeiro la Cumbre de la Tierra, la ONU ha convocado a todos los países a reunirse de nuevo para poner en común el futuro del planeta y analizar juntos el resultado de los compromisos que allí se adoptaron. La Comisión Europea ha llevado a Río+20 un balance de lo que ha conseguido en estos 20 años, que es mucho y positivo, y unas propuestas para avanzar hacia una economía más verde, más sostenible y en la erradicación de la pobreza.

 

Como ha señalado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en la inauguración de la Cumbre, “se trata de cambiar nuestra forma de consumir y producir hoy para adaptar nuestras economías a los límites de nuestro planeta y permitir que las generaciones futuras puedan satisfacer sus propias necesidades de mañana”.

La Comisión Europea ha llevado a Río+20 el convencimiento profundo de que la forma correcta del crecimiento debe ser incluyente y respetuosa con el medio ambiente y que ésta es la vía más eficaz para lograr el desarrollo sostenible. Eso se traduce en la economía verde, uno de los temas fundamentales a estudiar en la Conferencia, que servirá para mejorar la capacidad de gestionar los recursos naturales de manera sostenible, con un menor impacto ambiental y con un aumento de la eficiencia de los recursos. El otro era la gobernanza mundial para el desarrollo sostenible.

Prioridades de la UE en Río+20

La UE se ha centrado en cinco áreas prioritarias para el futuro, esenciales para el crecimiento sostenible y unidas a las cuestiones de seguridad alimentaria, reducción de la pobreza y el desarrollo social :

  • Energía sostenible
  • Uso eficiente del agua y acceso al agua potable para todos
  • Detener la degradación de los suelos y los ecosistemas
  • Conservación y uso sostenible de los recursos de los océanos
  • Uso más eficiente de los recursos

Desde 1992, cuando se celebró la Cumbre de la Tierra por primera vez en Río, se han hecho progresos

En la última década, el 65% del crecimiento mundial ha ocurrido en los países en desarrollo, que ahora representa el 35% del PIB mundial, frente al 18% en 1992. Por delante hay dos grandes retos de los que avisan los científicos:

  • El aumento de la población y la tasa de incremento en la producción y los patrones de consumo que ejercerán una presión mayor sobre los recursos haciendo que disminuya nuestro capital natural.
  • El crecimiento económico insostenible. Muchas de las cuestiones ambientales no están resueltas y tienen una estrecha vinculación con  los problemas económicos y sociales.

¿Qué es la economía verde que promueve la Comisión Europea en Río+20?

Es fundamental para conseguir los objetivos que la UE se ha marcado. Se trata de mejorar el bienestar humano y social, reduciendo de manera significativa los riesgos ambientales y la escasez ecológica. La economía verde  debe de estar impulsada por inversiones que reduzcan presiones sobre el medio ambiente y los servicios que nos proporciona, mientras que mejora la eficiencia energética y de recursos.

La economía verde es una estrategia de supervivencia colectiva. En los primeros años de este siglo los precios de los principales recursos, que habían estado bajando, comenzaron a subir. A nadie se le ocurre que vayan a dejar de hacerlo, por lo que la producción de bienes y servicios con menores recursos es el mejor fin para seguir siendo competitivos.

Para la Comisión Europea: “Ser verde significa convertir desafíos como las limitaciones de recursos en oportunidades”.“Ser verde significa cambiar nuestro enfoque de corto plazo por soluciones a largo plazo”.

¿Qué ventajas tiene la economía verde?

Según un informe reciente de la Organización Internacional del Trabajo, la transformación hacia una economía más verde podría generar de 15 a 60 millones de puestos de trabajo adicionales a nivel mundial en las próximas dos décadas y a sacar a decenas de millones de trabajadores de la pobreza. Si nos fijamos en la UE, las medidas de eficiencia energética podrían dar lugar a dos millones de empleos para el año 2020. Paredes y techos aislantes, ventanas y calderas eficientes podrían generar más de 100.000 puestos de trabajo al año. Otro ejemplo sería la gestión de residuos, que crearía más de 400.000 puestos de trabajo en la UE para 2020. Si se consigue reciclar el 70% de los materiales clave en 2020 podría haber más de 560.000 trabajos nuevos.

¿Cómo se puede llegar a la economía verde?   

Hay que ser constante y armarse de una gran paciencia -dice la Comisión Europea- para que el sector empresarial y las finanzas que mueven el mundo lo hagan en una dirección sostenible. Es necesario cambiar la forma de consumir y producir.

Las mayores oportunidades para impulsarla están en los países en desarrollo. Deben aprender a usar su capital natural de una manera inteligente y sostenible y aprovechar la oportunidad de utilizar las tecnologías eficientes y los sistemas de explotación de sus recursos naturales. Entre los ejemplos están desde la generación local de energías renovables, a la medición del agua, vigilancia por satélite de los bosques o desarrollar las habilidades de los agricultores en el mantenimiento del suelo.

Una gobernanza mundial del medio ambiente

La Comisión Europea se ha esforzado para conseguir que la institución de la ONU para el medio ambiente, PNUMA, se actualizase. Aumentar la productividad de la agricultura sostenible en todo el mundo o mejorar la eficiencia del agua necesita una institución fuerte dentro del marco internacional. No se ha conseguido plenamente. Ha quedado fortalecido y abierto el camino para hacerlo más adelante.

Connie Hedegaard, comisaria europea de Acción por el Clima

Medio Ambiente. Página oficial de la Comisión Europea

Página oficial de la cumbre Río+20

 

Right navigation