Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

La naturaleza europea ha estado más protegida estos últimos 20 años gracias a la Directiva Hábitats y a los programas LIFE

23/05/2012 | Medio ambiente
La naturaleza europea ha estado más protegida estos últimos 20 años gracias a la Directiva Hábitats y a los programas LIFE

¿Quien no ha oído hablar del lince ibérico y de los ejemplares que nacen? O del oso pardo cantábrico, que goza de buena salud y cuya especie se está recuperando. Muchos han visitado los Picos de Europa o Los Arribes del Duero y se han felicitado de las actividades que pueden hacer allí y de la buena conservación del entorno, pero pocos saben que eso no se habría conseguido sin la Directiva Hábitats y los programas LIFE de la Unión Europea, que ahora cumplen 20 años.

 

Este año se celebra el vigésimo aniversario de dos instrumentos fundamentales para la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales de la UE: la Directiva Hábitats que se firmó el 21 de mayo de 1992, inmediatamente después de la Cumbre de la Tierra de la ONU que se había celebrado en Río de Janeiro. Se pretendía parar el rápido deterioro que estaban sufriendo la fauna y flora silvestres y la pérdida de hábitats naturales en la Unión Europea debido a los cambios en el uso del suelo, la contaminación y la expansión urbana. Veinte años después se puede comprobar que ha sido un éxito.

La directiva creó dos herramientas importantes: la red Natura 2000  de áreas protegidas y el programa LIFE, que proporciona la financiación necesaria.

Natura 2000 protege las  áreas más valiosas por su biodiversidad

No es un sistema limitado a las reservas naturales. Se basa en un principio mucho más amplio de gestión sostenible del uso de los suelos y del agua. Permite el ejercicio de actividades económicas, siempre que no comprometan el objetivo de conservación de los espacios. Y eso ha sido muy importante para el mundo rural. Ha abierto muchas oportunidades nuevas para el recreo y el turismo. Se calcula que los espacios Natura 2000 de toda Europa reciben entre 1.200 y 2.200 millones de visitas al año, que dejan unos beneficios por actividades recreativas de entre 5.000 y 9.000 millones de euros. Eso no quiere decir que esté en contradicción con el desarrollo de la zona. Por ejemplo, si la instalación de un parque eólico, como sucedió en Escocia, impide la protección del águila real, se adapta la ubicación.

Espacios protegidos

Se resume fácilmente pero el número apabulla. En la UE hay 26.106 espacios que abarcan 949.910 km2, de los que 751.150 son terrestres y 198.760, marinos.

España es uno de los países que más superficie aporta a la red. Hay 1.787 espacios que ocupan 147.591 km2, de los que más de la cuarta parte son terrestres y solamente 10.275, marinos. Constituyen más de la cuarta parte del territorio nacional. La red Hábitats está constituida por los espacios conocidos como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), Zonas Especiales de Conservación (ZEC) y las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) 

Los planes de gestión para estas zonas se retrasan

Es la piedra en la que tropieza la Red Natura 2000. Una vez declaradas las zonas, los planes de gestión tardan mucho en ponerse en marcha según un informe de WWF. En España sólo un 9 por ciento de la Red cuenta con los debidos planes de gestión. Está a la cola de la UE junto con Irlanda, Grecia o Portugal. A la cabeza está Dinamarca, con el 95 por ciento funcionando.

¿Qué significa gestionar estos espacios correctamente?

Implica recibir fondos europeos que permiten impulsar actividades tradicionales y crear empleo en el mundo rural manteniendo a la población.

Proyectos LIFE

Desde 1992 se han aprobado en toda la UE 3.216 proyectos, 1.216 en naturaleza y 1.940 en Política Ambiental. Con un presupuesto total de casi 5.000 millones de euros, de los que la Comisión Europea ha aportado la mitad. España es uno de los países más beneficiados,  con 511 proyectos aprobados, sólo por detrás de Italia, que tiene 582.

Puede parecer que los proyectos han estado dirigidos a especies emblemáticas, como el lince ibérico, el águila imperial o el oso pardo, pero no es así. Pequeña fauna endémica que estaba en vías de extinción, como el desmán, un insectívoro que estaba prácticamente desaparecido de todo el sistema central, se está recuperando gracias a un programa LIFE que coordina la Fundación Biodiversidad junto al proyecto más ambicioso que se ha desarrollado hasta ahora en España en medio marino, el LIFE+ Indemares , “Inventario y designación de la Red Natura 2000 en áreas marinas del Estado español”.

Vigésimo aniversario

En toda Europa se celebra este aniversario de estas herramientas de la Comisión Europea, que en muchos casos han sido las únicas vías de conservación, restauración y gestión de especies y hábitats de la Unión Europea.

Se celebran actos conmemorativos en toda Europa y en muchos espacios Natura 2000 de los Estados miembros se organizarán actos especiales; se han previsto también más de 300 actos LIFE. El mayor acontecimiento será una conferencia que tendrá lugar en Bélgica en octubre de 2012.

Más información sobre el vigésimo aniversario de Life

Folleto conmemorativo 'La Directiva de Hábitats'

Red Natura 2000 en España

 

Right navigation