Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

ACTA, una herramienta mundial contra las falsificaciones

16/02/2012 | Lucha contra el fraude
ACTA, una herramienta mundial contra las falsificaciones

Europa pierde más de 8.000 millones de euros al año por la falsificación de productos que inundan el mercado, desde libros pirateados fuera de la UE a ropa de marca falsificada en cualquier parte del mundo. El acuerdo internacional ACTA firmado por la UE ayudará a luchar contra la falsificación y a proteger los derechos de autor. Aquí le explicamos lo que es el ACTA y lo que no es.

 

¿Qué es el ACTA?

La UE ha firmado el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación, conocido como ACTA (siglas en inglés de Anti-Counterfeiting Trade Agreement), para garantizar la protección de los derechos de propiedad intelectual. Es un pacto internacional para ayudar a los países a trabajar con mayor eficacia ante las violaciones de derechos de los ciudadanos y las empresas, mediante el acuerdo de normas comunes, que favorece la competitividad y el empleo en la Unión Europea. Contempla medidas penales para quienes infrinjan esos derechos.

¿Por qué es necesario un acuerdo internacional?

Los robos de derechos de autor, marcas comerciales, patentes, diseños e indicaciones geográficas aumentan aceleradamente en la economía global. La cantidad de productos falsificados interceptados en las aduanas nacionales de la UE se ha triplicado entre 2005 y 2010, los envíos sospechosos de infringir los derechos de propiedad intelectual llegaron a 80.000 solo en 2010 y en la frontera exterior de la UE se aprehendieron 103 millones de productos falsificados.

Estas infracciones, insuficientemente reglamentadas en el mercado global, tienen graves consecuencias en la economía europea: desde la merma de millones de euros que se pierden en ingresos aduaneros e impuestos, con un coste que acaba pagando el contribuyente, a la repercusión en la innovación, la creatividad y la calidad de los productos que se fabrican en la UE y su repercusión sobre el empleo. Quien sí se beneficia son los grandes grupos de la delincuencia organizada internacional.

Lo que NO es ACTA

El ACTA ha generado cierta confusión en algunos sectores que han divulgado ideas erróneas sobre el contenido del acuerdo y su repercusión.

  • NO se modifica la legislación de la UE

Lo que ha sido legal hasta ahora, seguirá siéndolo con el acuerdo ACTA. No se va a modificar el acervo comunitario, puesto que éste es ya mucho más avanzado que las normas internacionales vigentes. Solo hará referencia a las modalidades en que las empresas y particulares podrán hacer valer sus derechos ante los tribunales, en las fronteras o a través de internet. El ACTA no crea nuevos derechos de propiedad intelectual, ni va a definir su adquisición, duración, alcance de la protección, registro, etc. Los países signatarios del ACTA harán cumplir los derechos tal y como se definen a nivel nacional.

  • NO controla  internet

La privacidad, la libertad de expresión y la protección de datos están expresamente mencionadas en ACTA como un principio básico del acuerdo. No hay ninguna disposición que prevea el corte de acceso a internet ni el control de la red. ACTA no cambiará el papel de los proveedores de servicios, que ya contempla  en la legislación europea la Directiva de e-Comercio.

  • NO favorece a la industria en cuanto a derechos fundamentales

Tanto la privacidad y  la protección de datos como la protección de la propiedad intelectual están reconocidas como derechos fundamentales en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE. Lo que busca ACTA es un justo equilibrio entre los intereses de ciudadanos, consumidores, sociedad civil y empresas.

  • NO impide compartir contenidos en línea

ACTA es una herramienta contra la piratería, no contra los contenidos compartidos. Compartir contenido solo es ilegal cuando el contenido es ilegal y ACTA no entra en esas definiciones, que corresponden a las legislaciones nacionales y europea.

  • NO impide que los países pobres compren medicinas baratas

En contra de lo que se ha dicho sobre la repercusión de ACTA en el comercio legítimo de medicamentos genéricos, el acuerdo no tiene ninguna disposición que afecte a la salud pública mundial y hace referencia expresa a la Declaración de Doha sobre la propiedad intelectual y la salud pública. ACTA también excluye las patentes de las medidas penales y de frontera.

ACTA ha tenido un proceso transparente

La elaboración del ACTA nunca ha sido secreta. Las discusiones del acuerdo comenzaron en 2007 y entre 2008 y 2010 se han celebrado once rondas de negociaciones. En ese tiempo, la Comisión Europea ha mantenido consultas periódicas con el Parlamento Europeo y tres debates en sesión plenaria con el comisario de Comercio, Karel De Gucht. Ha habido 17 informes y notas sobre las negociaciones de ACTA y se han conocido siete proyectos del texto, compartidos con los eurodiputados.

Durante las negociaciones, la UE ha mantenido reuniones con ONG, instituciones académicas y representantes de los partidos políticos. La Comisión Europea organizó cuatro conferencias con las partes interesadas en ACTA, abiertas a todos los ciudadanos, la industria, las ONG y la prensa.

El ACTA cuenta ya con la firma de Australia, Canadá, Japón, Corea, México, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur, Suiza y Estados Unidos, además de la UE, que se sumó al acuerdo el 26 de enero de 2012, junto a 22 de sus Estados miembros.

El acuerdo contiene disposiciones de ejecución penal, un área de competencias compartidas entre la UE y sus Estados miembros, por lo que debe ser firmado por la propia UE y los Estados. Ahora corresponde al Parlamento Europeo dar su consentimiento. Si la Eurocámara dice sí al ACTA, deben ratificarlo los Estados y contar con una decisión final del Consejo de Ministros.

Texto completo del proyecto ACTApdf

Web de Comercio de la Comisión Europea

Directiva e-Commerce

Carta de los Derechos Fundamentales

Declaración de Doha sobre propiedad intelectual y salud públicapdf

 

Right navigation