Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Nueva tarjeta profesional europea: ¡más fácil trabajar en Europa!

18/01/2016 | Empleo y política social

Enfermeros responsables de cuidados generales, farmacéuticos, fisioterapeutas, guía de montaña y agentes de la propiedad inmobiliaria, a partir de ahora, pueden ejercer su profesión más libremente en otros países de la UE gracias a la tarjeta profesional europea (TPE).

 

La tarjeta, disponible a partir del 18 de enero, tiene por objeto facilitar la libre circulación de estos profesionales móviles mediante la simplificación del procedimiento para obtener el reconocimiento de sus cualificaciones profesionales en otro país de la UE. Uno de los objetivos de la recientemente adoptada estrategia del mercado único es permitir a los europeos trabajar en cualquier lugar de la UE, donde prefieran. Cuando una profesión esté regulada en el país de destino, los profesionales con cualificaciones equivalentes de otro país de la UE deben obtener el reconocimiento de dichas cualificaciones antes de empezar a trabajar allí. La tarjeta profesional europea facilitará este proceso.

No es una tarjeta de plástico, sino un certificado electrónico emitido a través del primer procedimiento completamente en línea en toda la UE para el reconocimiento de las cualificaciones. Funciona a través del ya bien establecido Sistema de Información del Mercado Interior (IMI) y permite a los profesionales comunicarse con las autoridades correspondientes dentro de una red segura. El IMI también prevé un canal de comunicación oficial multilingüe entre las autoridades de reglamentación respecto de los profesionales de los países de la UE para facilitar su cooperación y reforzar la confianza mutua.

Con el apoyo de la Comisión Europea los coordinadores nacionales del IMI registrarán a estas autoridades y les darán acceso al nuevo módulo de tarjeta profesional europea. Las autoridades de los países de origen serán responsables de comprobar la autenticidad y la validez de los documentos de solicitud, a fin de garantizar que solo aquellos profesionales cualificados de forma adecuada puedan buscar trabajo en otros países.

La CPE no sustituirá a los procedimientos de reconocimiento «tradicionales» previstos en la Directiva sobre cualificaciones profesionales, pero ofrece una opción eficaz para los profesionales que deseen trabajar con carácter temporal o permanente en otro país de la UE. Los profesionales puedan empezar a presentar sus solicitudes en línea y ante las autoridades del Estado miembro de origen (el país en el que estén establecidos o en el que hayan obtenido su correspondiente titulación). El interesado puede presentar su solicitud en cualquier lengua de la UE gracias a una lista estructurada de preguntas multilingües y facilidades de traducción ofrecidas por el IMI.

Lograr una movilidad segura

A partir del 18 de enero, los países de la UE también estarán obligados a advertir a los otros países a través del IMI sobre los profesionales que trabajen en los ámbitos de la salud o la educación que hayan utilizado títulos falsificados en apoyo de su solicitud de reconocimiento de cualificaciones. El mecanismo de alerta ofrecerá garantías estrictas de protección de datos para los profesionales y protegerá a quienes utilicen los servicios profesionales.

Información práctica sobre la tarjeta profesional europea >

 

Contexto

La introducción de la tarjeta profesional europea y el mecanismo de alerta es uno de los mayores logros de la modernización de la Directiva sobre cualificaciones profesionales. A veces los países de la UE condicionan el acceso a una profesión determinada a la posesión de una cualificación profesional tradicionalmente expedida dentro de su territorio. Esto representa un obstáculo a los principios fundamentales del mercado único de servicios, puesto que quienes están autorizados a ejercer la misma profesión en otro país de la UE no pueden hacerlo. En respuesta, la UE adoptó la Directiva relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales, que prevé un sistema de reconocimiento de la experiencia profesional y fomenta el reconocimiento automático de esta experiencia en toda la UE.

El año pasado la Comisión adoptó el Reglamento de aplicación para introducir la tarjeta profesional europea para cinco primeras profesiones, que se seleccionaron de entre las que habían manifestado un interés, tras un período de exhaustivas consultas con las partes interesadas y los Estados miembros.

En el futuro, la tarjeta profesional europea podrá ampliarse a otras profesiones móviles que cumplan los criterios establecidos en la Directiva sobre cualificaciones profesionales. Ello tendrá lugar después de se haya adquirido experiencia práctica del funcionamiento del procedimiento y se hayan llevado a cabo consultas con las partes interesadas. No obstante, no se ha establecido una fecha para dicha ampliación.

 

 

Right navigation