Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

La educación y la formación son las bases para superar las dificultades por las que atraviesa la UE

25/09/2012 | Educación, formación y juventud
La educación y la formación son las bases para superar las dificultades por las que atraviesa la UE

Conocer los problemas que afectan a la enseñanza es fundamental para superarlos.  Según un informe de la Comisión Europea, el lugar de residencia en Europa puede influir de una manera notable en la educación y en las perspectivas de futuro de los ciudadanos. A pesar de los compromisos de los Estados miembros de promover la igualdad en la educación y la formación, persisten los desequilibrios geográficos.

 

“Atención a la diferencia: desigualdades educativas entre las regiones de la UE” Elija traducciones del enlace precedente  es el título del primer informe de este tipo que elabora la Comisión Europea, en el que se subrayan las diferencias existentes en cuanto a oportunidades de educación y resultados educativos entre los Estados miembros y dentro de los mismos. En el informe se pide mayor esfuerzo a los países de la UE para reducir estas desigualdades.

La Comisión Europea quiere prestar una ayuda valiosa para paliar esas desigualdades

Como señala la comisaria de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud,  Androulla Vassiliou, “Todos los ciudadanos europeos deben beneficiarse de una educación y una formación de calidad, independientemente del lugar en el que vivan. Ha llegado el momento de cumplir los compromisos que hemos asumido”. Añade que combatir las desigualdades geográficas en la educación es una condición previa para lograr un desarrollo regional equilibrado y alcanzar la cohesión social. Para ayudar a corregir esas desigualdades “pueden y deben utilizarse” los fondos estructurales europeos.

Se observa una fractura entre el norte y el sur

El mayor número de personas poco cualificadas que, como máximo, han cursado el primer ciclo de educación secundaria se encuentra  en regiones del sur de Europa, especialmente en España y Portugal. Por el contrario, las regiones que presentan las tasas más altas de personas con una mayor cualificación viven en su mayoría en Bélgica, Países Bajos, Reino Unido y Suecia. También hay diferencias regionales significativas en cuanto a participación de los adultos en el aprendizaje permanente.

¿Para qué sirven estos informes?

El objetivo es colaborar con los responsables políticos en su esfuerzo por elaborar medidas eficaces que corrijan las desigualdades. En España, por ejemplo, Extremadura, Castilla-La Mancha y Melilla están entre las diez regiones europeas con un mayor porcentaje de población que solo tiene estudios básicos, las superan cuatro regiones portuguesas y una de Malta. Los mejores datos los da Madrid, donde el 44,2 % de los mayores de 15 años tienen únicamente estudios inferiores. En la lista de mayor porcentaje de población con estudios superiores hay otra región española, el País Vasco, solo superado por Londres, Brabante y Estocolmo.

Aunque los países más ricos presentan mejores resultados, las disparidades regionales son también grandes en Francia y el Reino Unido donde, igual que en España, las regiones del Norte tienen más titulados superiores y menos población con estudios básicos.

Las diferencias también están en el coste de la educación superior y las ayudas de estudios

Otro informe elaborado por la red Eurydice señala que el  coste de la educación superior en Europa es muy variable, oscila desde los 11.500 euros por año académico de matrícula en Inglaterra a la práctica gratuidad en Austria, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Malta, Noruega, Escocia o Suecia. Además en estos últimos países es donde las ayudas para estudios son más generosas. A partir de este primer informe el estudio sobre las tasas de matrículas y las ayudas de estudios se hará cada año para conocer los cambios. De esta forma será posible comparar el coste de la educación en diferentes países y así los estudiantes podrán elegir el lugar en el que les convenga más cursar sus estudios.

Elevar la calidad y la excelencia educativa

La Comisión Europea quiere garantizar a todos los estudiantes, independientemente del lugar en el que vivan o estudien en Europa, una enseñanza de calidad, “una condición previa para la innovación, la creación de empleo y el crecimiento”. En ese sentido El Proceso de Bolonia facilita a los jóvenes que puedan estudiar en el extranjero y obtener el reconocimiento de sus cualificaciones en toda Europa. El sistema de clasificación de universidades, que debe publicarse por primera vez en 2013, facilitará igualmente las comparaciones entre universidades para que los estudiantes dispongan de más elementos de juicio a la hora de elegir su lugar de estudio. También permitirá a la Comisión hacer un seguimiento de las mismas en una serie de ámbitos, que serán la base para la nueva clasificación: la calidad de la enseñanza y del aprendizaje, la investigación, la transferencia de conocimientos, las estrategias internacionales de divulgación y el papel de las universidades en el desarrollo regional.

Todo esto forma parte de una amplia estrategia de la Comisión Europea para la creación de empleo y el crecimiento en Europa, en la que la educación juega un papel fundamental.

 

Right navigation