Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Previsiones económicas de la Comisión Europea

26/02/2013 | Economía en la Unión Europea
Rehn

A pesar de que el comienzo del año ha sido duro, los principales indicadores señalan que el PIB de la UE está tocando fondo, y eso hace esperar una recuperación progresiva de la actividad económica que impulse  el consumo interior y la inversión. En 2014 la demanda interna podría ser el principal motor de fortalecimiento y crecimiento del PIB ayudada por una creciente demanda exterior.

 

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Ollie Rehn, explica que  la situación actual es consecuencia de los ajustes que los Estados miembros realizan en sus economías y que sigue pesando en el crecimiento a corto plazo. “La coyuntura actual se puede resumir como sigue: hemos heredado datos decepcionantes verificados de finales del año pasado, tenemos datos recientes no verificados más alentadores y, de cara al futuro, aumenta la confianza de los inversores”.

¿Por qué cuesta tanto superar la crisis?

La debilidad de la actividad económica a finales de 2012 ha lastrado el crecimiento más de lo previsto, esto se debió en parte al proceso de ajuste de los balances. La proyección de crecimiento anual del PIB en 2013 ha descendido al 0,1 % en la UE y al 0,3 % en la zona euro. A medida que el proceso de ajustes avanza, se fortalecen las bases para el crecimiento, que se prevé que sea en 2014 del 1,6 % en la UE y del 1,4 % en la zona euro.

Es importante continuar con las medidas

Para el comisario Rehn “es importante mantener el rumbo de las reformas emprendidas que están allanando el camino hacia la recuperación”. Una pérdida de impulso podría socavar la recuperación de la confianza, que se está consiguiendo, y retrasaría la necesaria vuelta al crecimiento y por tanto a la creación de empleo.

Inflación

A medida que bajan los precios de la energía se espera que baje la inflación. Se prevé una disminución gradual durante 2013 que llegará a una estabilización en torno al 1,7% en la UE y al 1,5% en la zona euro en 2014.

Déficit

Las importantes medidas de consolidación fiscal que los Estados miembros están aplicando, llevarán a una disminución de los déficit fiscales en 2013 de un 3,4% en la UE y del 2,8% en la zona euro.

Desempleo

Se prevé que la baja actividad económica tenga como consecuencia un incremento del desempleo este año, que llegará hasta el 11,1% en la UE y al 12,2% en la zona euro.

Crecimiento

La vuelta al crecimiento será más lenta de lo esperado a pesar de la considerable mejoría en las condiciones del mercado financiero de la UE desde el verano de 2012. A medida que se reduzcan los desequilibrios comenzará un repunte del crecimiento que se espera que sea del 1,6 % para la UE y del 1,4 % para la zona de la moneda única.

Este crecimiento se deberá principalmente a la demanda interior y al mayor nivel de confianza. Las exportaciones netas también contribuirán.

Previsiones para España

España está sufriendo un ajuste estructural profundo. Las correcciones de los desequilibrios seguirán afectando de forma negativa a la demanda interna, aunque se espera una mejoría gradual en 2013. Las exportaciones se han comportado bien y la Comisión espera que  reciban ayuda para que continúen así.

Todavía no se conocen los datos reales para 2012, que Eurostat publicará este abril, pero la CE prevé que el PIB real estará en un 10,2 %, aunque la Comisión solo tendrá en cuenta un 7 % ya que el resto corresponde a la ayuda a la banca y no se computa. Este año 2013 terminará con un 6,7 % y 2014 con un 7,2 %, frente a lo pactado que era de un máximo del 6,3 % en 2012, del 4,5 % en 2013 y del 2,8 % en 2014. La Comisión Europea podría relajar el tiempo en un año o dos, el comisario Ollie Rehn, no ha dicho nada hasta conocer los datos definitivos. España cumple las dos condiciones fundamentales que exige la Comisión para conceder más tiempo: que se realice un esfuerzo estructural para consolidar la reducción del déficit, y que se produzca una desaceleración inesperada del crecimiento. En cuanto a la inflación fue del 2,4 % el año pasado, se prevé que llegue al 1,7 % este y se espera que alcance el 1 % en 2014.

El desempleo podrá llegar al 26,9 % de la población activa.  También empeoran las previsiones para la deuda pública que llegará al 95,8 % este 2013 (frente a un 92,7 % previsto), y a un 101 % en 2014 (frente a la previsión del 97,1 %).

Informe completo >pdf Elija traducciones del enlace precedente 

Previsiones para España >pdf Elija traducciones del enlace precedente 

 

Right navigation