Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

La economía europea se consolida a pesar de los nuevos desafíos

15/05/2011 | Economía en la Unión Europea
La economía europea se consolida a pesar de los nuevos desafíos

La recuperación económica en la UE sigue dando pasos adelante, a pesar de que se mantienen las tensiones en los mercados financieros y aparecen nuevos riesgos. La inflación empieza a ser preocupante en Europa y el crecimiento económico no repercute como debiera en el empleo. Son las previsiones de primavera de la Comisión Europa. Aquí le damos los detalles.

 

El panorama para 2011-2012 en Europa es positivo si se atiende a las perspectivas de crecimiento de la economía global y de las perspectivas de negocio de las empresas. Las exportaciones siguen creciendo vigorosamente, se invierte en bienes de equipos y la demanda interna se recupera lentamente a medida que crece el consumo privado, aunque limitado también por los planes de austeridad puestos en marcha por los gobiernos nacionales. La Comisión Europea prevé la siguiente evolución de los principales indicadores económicos:

Crecimiento al alza y con riesgos

Se espera que el PIB de la UE crezca en 2011 un 1,75%, un 1,5% en la zona euro; y aproximadamente un 2% en ambas en 2012, cifras ligeramente más altas que las previstas el pasado otoño. Pero, a pesar del relativo optimismo, la Comisión tiene en cuenta otros riesgos que pueden perjudicar el crecimiento. En Europa, por ejemplo, las inversiones en el sector de la construcción seguirán contrayéndose por los ajustes impuestos en varios Estados. Desde el punto de vista internacional, los mercados financieros siguen siendo frágiles, hay riesgos en los mercados de tipos de tipos de cambio; y los cambios políticos en Oriente Próximo y el norte de África o las consecuencias del terremoto de Japón presentan nuevos riesgos a la baja para la actividad económica mundial.

La inflación, nuevo factor de incertidumbre

Se calcula que la inflación suba este año una media de casi el 3 % en la UE y del 2,5 % en la zona del euro, antes de disminuir al 2 % y el 1,75 %, respectivamente, en 2012. Es el problema más importante surgido desde el pasado otoño, consecuencia del aumento de los precios de las materias primas, especialmente del petróleo, que ha alcanzado precios que no se conocían desde los peores momentos de la crisis, en verano de 2008.

Mejora lenta del empleo

El mercado laboral europeo se mantiene estable desde el último año y se espera que inicie una lenta recuperación en el último trimestre de 2010. Sin embargo, las diferencias son muy grandes entre los 27 Estados de la UE y las tasas de paro responden a circunstancias distintas. Así mientras el desempleo en Holanda y Austria se sitúa entre el 4% y el 5%, en España está en el 21%. Como media, se calcula que la tasa de paro en la UE se sitúe en el 9,25%.

Hacia el objetivo de reducción de déficit

Según las previsiones económicas de primavera, mejora el estado de las haciendas públicas en los próximos meses.La consolidación fiscal y el final de las medidas temporales de estímulo a la economía apuntan a una sensible reducción del déficit público hasta el 6,5%, en 2010; al 4,25%, en 2011; y al 3,75% en 2012, ya cerca del límite del 3% previsto en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Necesidad de corregir la deuda excesiva

Pero el saneamiento de las cuentas públicas no va a ser completo. La deuda pública permanece con una tendencia de crecimiento que llegará al 83% del PIB en la UE y al 88% en la zona euro en 2012. La Comisión Europea considera que es la deuda excesiva es un elemento clave a corregir por los Estados, dado el menor potencial de crecimiento y las expectativas democráticas desfavorables en un futuro no muy lejano.

Recuperación a distintas velocidades

Las circunstancias nacionales marcan grandes diferencias en la recuperación económica de los 27. Alemania y otros países exportadores han conseguido reactivar su economía mucho más que otros. Las diferencias se explican por la orientación comercial de cada uno, el grado de apertura, las alteraciones de su sector financiero y los desequilibrios entre sus sectores interno y externo.

Confianza en el compromiso de España

Para España, la Comisión Europea prevé un crecimiento muy limitado en 2011, del 0,8%, por debajo de las expectativas del gobierno español, aunque se considera alentador el crecimiento del 0,3% registrado en el primer trimestre del año. Las expectativas de reducción del déficit tampoco son buenas porque se calcula que quedará en el 6,3% del PIB al final de 2011. Sin embargo, el comisario europeo de Asuntos Económicos, OlliRehn, se ha mostrado confiado, al señalar que España cumplirá sus compromisos de reducción de déficit, porque es una piedra angular de la estrategia económica que ha ayudado a España a despegarse de los tres países europeos que han necesitado la ayuda financiera de la UE y el FMI.

Informe completo de las Previsiones Económicas de Primavera (en inglés)pdf Elija traducciones del enlace precedente 
Web de Economía, Hacienda y Fiscalidad de la Comisión Europea

 

Right navigation