Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

El G20 respalda el plan de acción de la UE para salir de la crisis

20/06/2012 | Economía en la Unión Europea
El G20 respalda el plan de acción de la UE para salir de la crisis

Los líderes del G20, que reúne a las economías más desarrolladas y emergentes, apuestan decididamente por la irreversibilidad del proyecto europeo y de su moneda común, el euro. La cumbre celebrada en Los Cabos (México) ha dado un claro respaldo a las medidas adoptadas y previstas por la UE para recobrar la estabilidad de la eurozona.

 

Interdependencia de la economía global

De esta cumbre del G20 sale un mensaje claro que es, a la vez, un compromiso de los líderes mundiales: la interdependencia de la economía global requiere una respuesta común, un trabajo conjunto, una gobernanza única, para fortalecer la recuperación y hacer frente a las tensiones de los mercados financieros.

Con la constatación de que lo que ocurre en Atenas, Berlín o Madrid tiene una repercusión directa en Chicago, Sao Paulo o Buenos Aires, y viceversa, los líderes del G20, en su declaración final, expresan su compromiso de promover el crecimiento y el empleo, a nivel global, con un plan específico que elimine los riesgos y la incertidumbre en la economía mundial. El objetivo colectivo es fortalecer la demanda, el crecimiento, la confianza y la estabilidad financiera con el fin de crear puestos de trabajo y mejorar las perspectivas para todos los ciudadanos. El G20 se propone llevar adelante una política centrada en estos puntos:

  • Abordar de manera decisiva la deuda soberana y la crisis bancaria en la zona euro. Las autoridades europeas han adoptado una serie de acciones relevantes que han ayudado a estabilizar la situación, pero persisten importantes riesgos y hay que actuar en consecuencia
  • Garantizar la estabilidad financiera mundial
  • Impulsar la demanda, el crecimiento económico y reducir el paro, especialmente, entre los  jóvenes
  • Velar por el ritmo de la consolidación fiscal en las economías avanzadas
  • Tratar los riesgos geopolíticos que pueden repercutir en los precios del petróleo
  • Garantizar una senda de crecimiento sostenible a los mercados emergentes que contribuya a la recuperación mundial
  • Resistir el proteccionismo y mantener abiertos los mercados

Apoyo a la estabilidad de la eurozona

En la declaración final de la cumbre, los líderes del G20 expresan su apoyo y confianza en que los países de la zona euro tomarán las medidas necesarias para salvaguardar la integridad y estabilidad, mejorar el funcionamiento de los mercados financieros y romper el vínculo entre deuda soberana y deuda bancaria.

Hay una mención expresa a Grecia para asegurar  que el nuevo gobierno “se mantiene en el camino hacia la reforma y la sostenibilidad dentro de la zona del euro” y a España, cuyo plan de recapitalización del sistema bancario con apoyo del Eurogrupo cuenta con el beneplácito del G20.

Se reconocen además las acciones que la eurozona ha llevado a cabo para avanzar hacia una completa Unión Económica y Monetaria y los planes para conseguir una arquitectura financiera más integrada.

“Los miembros de la Unión Europea del G-20 están decididos a avanzar rápidamente sobre las medidas para apoyar el crecimiento, a través de la realización del mercado único europeo y hacer un mejor uso de los medios financieros propios, tales como el Banco Europeo de Inversiones (BEI), los bonos de proyectos piloto y los fondos estructurales y  de cohesión”,  se dice en la declaración final de la cumbre, en la que la UE especifica su propósito de realizar también inversiones específicas para generar empleo y crecimiento manteniendo el firme compromiso de aplicar la consolidación fiscal.

Propuestas de la Comisión Europea al G20

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, expuso ante los líderes del G20 las prioridades de la UE para afrontar los retos derivados de la crisis, con iniciativas concretas y con la premisa de que esos retos “no son solo europeos, son globales”:

  • Avanzar hacia una unión bancaria, que suponga una supervisión más efectiva e integrada
  • Profundizar en la unión fiscal, perfeccionando y coordinando los mecanismos de apoyo financiero. “Los eurobonos no son una licencia para gastar, por el contrario, constituirán un potente instrumento de mayor disciplina y estabilidad”
  • Aportar desde el G20 contribuciones ambiciosas para abordar las “inaceptables” tasas de desempleo
  • Concretar la implantación de un impuesto sobre las transacciones financieras en Europa y, si es posible, a nivel global

Al término de la cumbre, el presidente Barroso y el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, han celebrado las conclusiones del G20 por el “fuerte compromiso para promover el crecimiento y el empleo y por el reconocimiento a la importante contribución de la UE”.

Los presidentes de las instituciones europeas presentes en el G20 se muestran satisfechos por que se ha reconocido el valor del proyecto europeo y de su moneda, así como las medidas tomadas en Europa para estabilizar nuestras economías y nuestro sistema financiero. Barroso y van Rompuy reiteran que “una moneda común necesita más política común”.

 

Right navigation