Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Situación de Haití 1 año después del terremoto

11/01/2011 | Cooperación y desarrollo
Situación de Haití 1 año después del terremoto

Al cumplirse un año del terremoto que asoló Haití y causó más de un millón de damnificados, la Alta Representante para la Política Exterior de la Unión Europea ha hablado de la situación del país, del firme compromiso de la Unión Europea con Haití y del contexto político que se vive allí.

 

Para hacer este balance de la situación de Haití tras un año del terromoto, Catherine Ashton, Alta Representante para la Política Exterior de la UE, no ha estado sola; le han acompañado los Comisarios de la Comisión Europea Andris Piebalgs (Desarrollo) y Kristalina Georgieva (Ayuda Humanitaria). Este balance conjunto recoge 3 ideas fundamentales:

  1. La inestabilidad política ralentiza el proceso de reconstrucción de Haití y hace más complicado que la ayuda llegue a las personas más necesitadas.
  2. La Unión Europea ha movilizado y seguirá movilizando los recursos prometidos.
  3. La situación es complicada, pero la UE seguirá fírmemente comprometida con Haití.
 

La inestabilidad política ralentiza el proceso de reconstrucción de Haití y hace más complicado que la ayuda llegue a las personas más necesitadas.

En su balance conjunto, tanto Ashton como el Comisario de Desarrollo y la de Ayuda Humanitaria se muestran "enormemente preocupados por la situación política. La inestabilidad actual impide que la ayuda humanitaria de la UE llegue a las personas necesitadas y hace que el proceso de reconstrucción sea más lento y difícil. Por ello queremos instar a las autoridades haitianas a que garanticen las condiciones necesarias para llevar a cabo unas elecciones libres y transparentes y hacemos un llamamiento para que la población de Haití continúe manteniendo la calma y participe en la segunda vuelta de las elecciones de manera pacífica. La sostenibilidad y el funcionamiento democrático de Haití son condición previa para garantizar que la UE y la comunidad internacional cooperen con un socio legítimo, capaz de definir las necesidades prioritarias del país, han concluido.

 

La Unión Europea ha movilizado y seguirá movilizando los recursos prometidos

Posteriormente han hecho un recorrido por las aportaciones que la Unión Europea ha hecho a lo largo de este año y las que planea hacer en el futuro:

  • Inmediatamente después del desastre la Unión Europea destinó 3 millones de euros a necesidades humanitarias y de emergencia. Esta cantidad se ha ido aumentado gradualmente hasta alcanzar los 120 millones a finales de 2010. Además se suministraron tiendas de campaña, comida, agua limpia, refugios y personal sanitario que permitieron evitar una catástrofe sanitaria. La ayuda humanitaria sigue siendo muy activa a día de hoy.
  • En su balance han destacado también que la Unión Europea es el primer donante mundial en Haití y que ha cumplido los compromisos que adquirió en la Conferencia Internacional de Donantes de 2010.
  • En concreto,  la Unión Europea se comprometió a donar 1200 millones de euros para asistir al gobierno haitiano en todas las áreas con una perspectiva a corto y largo plazo. Hasta ahora, la Unión Europea ha destinado alrededor de 600 millones de euros, lo que representa más de la mitad de los fondos prometidos. A petición de las autoridades haitianas, la Comisión centró su ayuda en consolidar las principales funciones del Estado, en particular el pago de los salarios de los profesores, el personal sanitario y la protección civil, y en el refuerzo y la reconstrucción de las infraestructuras y carreteras estratégicas.
 

La situación actual en Haití

En su balance coinciden también en que la situación ya era crítica antes del terremoto, que empeoró tremendamente tras él y que volvió a deteriorarse mucho más a causa del huracán Tomás, las epidemias de cólera y la inestabilidad política. "Hoy somos plenamente conscientes de que la situación dista mucho de ser satisfactoria y de que ha empeorado en algunos aspectos. Sin embargo, esto no significa que nuestro esfuerzo haya sido escaso o que nuestro dinero y nuestra  capacidad hayan sido en vano. Es una realidad que sin el firme apoyo de la UE el país se habría podido paralizar por completo y que la situación habría sido mucho peor. Un año después, queremos reiterar que la UE cumplirá sus promesas y que se mantiene firme en su compromiso de solidaridad con el pueblo haitiano", han concluído Ashton, Piebalgs y Georgieva.

 

Right navigation