Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Entrevista con Viviane Reding sobre la protección que la legislación de la UE ofrece a los turistas

29/07/2013 | Asuntos institucionales
Entrevista con Viviane Reding sobre la protección que la legislación de la UE ofrece a los turistas

Si has contratado un paquete de vacaciones, esta entrevista a Viviane Reding, comisaria europea de Justicia, puede interesarte. La Comisión Europea ha propuesto nuevas norma que protejan a los ciudadanos cuando compran un paquete de vacaciones.

 

¿CÓMO EUROPA PUEDE AYUDARME SI TENGO PROBLEMAS DURANTE MIS VACACIONES?

Vicepresidenta Viviane Reding: "La UE tiene normas que datan de 1990 sobre la reserva de paquetes de viajes organizados. Estas normas protegen a los consumidores, garantizando, por ejemplo, que los turistas siempre volverán a casa aunque un operador turístico quiebre.

En los años noventa, la mayor parte de los europeos optaban por viajes organizados que escogían en un folleto y reservaban en su agencia de viajes local. Pero los tiempos han cambiado. Gracias, en particular, a Internet, las personas se han acostumbrado a participar más activamente en la organización de sus vacaciones, de forma que se adapten mejor a sus necesidades y preferencias, a menudo con la ayuda de uno o varios operadores vinculados desde el punto de vista comercial, frente al enfoque más pasivo que se solía adoptar en el pasado.

Estas «fórmulas de viajes combinados» responden en gran medida a las mismas necesidades que los consumidores tenían hace 20 años. El problema es que la Directiva de la UE de 1990 no se redactó para prever estos cambios. Esto significa que los turistas no siempre pueden estar seguros de contar con protección si algo falla.

Al comprar el mismo vuelo y alojamiento en una plataforma en línea, a las personas les cuesta a veces entender por qué no tienen los mismos derechos que tendrían si compraran sus vacaciones a través de un operador turístico. De una encuesta realizada recientemente, se desprende que el 67 % de los ciudadanos de la UE pensaban erróneamente que estaban protegidos al comprar estas «fórmulas de viajes combinados», cuando en realidad no lo estaban. Por esta razón, la Comisión Europea está en estos momentos actualizando sus normas para adaptarlas a la evolución del mercado y garantizar que los consumidores estén mejor protegidos."

 

¿CUÁNTOS EUROPEOS SE BENEFICIARÁN?

Vicepresidenta Viviane Reding:"En la UE, el número de personas que viajan es cada vez mayor. Con más de mil millones de viajes turísticos realizados en la UE el año pasado, mi preocupación es ofrecer protección a quienes compran «fórmulas de viajes combinados», es decir, fórmulas en que el consumidor combina al menos dos servicios de viaje, como el vuelo y el hotel, adquiriéndoselos al mismo operador o a operadores o intermediarios vinculados desde el punto de vista comercial. Hoy por hoy, tan solo el 23 % de los consumidores están claramente cubiertos por las normas vigentes (establecidas en la Directiva de la UE sobre los viajes a precio global). Al margen de estas normas, están los eventuales mecanismos de protección ofrecidos por los Estados Miembros, pero esta es una zona gris que la Comisión está tratando de clarificar con sus propuestas. El objetivo de la reforma es garantizar que los 120 millones de consumidores que, según las estimaciones, compran al año estas fórmulas de viajes combinados gocen de una protección adecuada. En conjunto, este grupo representa el 23 % de todos los turistas."

 

¿CUÁLES SON MIS DERECHOS EN VIRTUD DE LAS ACTUALES NORMAS DE LA UE?

Vicepresidenta Viviane Reding:"Las normas de la UE cubren las reservas que implican dos o más servicios de viaje, como por ejemplo un vuelo y un hotel, o un hotel y el alquiler de un coche, o cualquier otra combinación de transporte, alojamiento y otros servicios turísticos, tales como las visitas turísticas (que se venden normalmente a un precio global), si el servicio cubre un período que supera las 24 horas o incluye una pernoctación.

En el caso de que un operador turístico quiebre, los viajeros que hayan reservado a través de él un viaje combinado en la UE tienen derecho al reembolso de los anticipos pagados o, si ya se encuentran en su destino vacacional, a ser devueltos a casa. Los adquirentes de viajes combinados también tienen derecho a recibir información esencial y ayuda. Si las vacaciones, y en particular la calidad del hotel, no corresponden a lo prometido, tienen siempre derecho a recurrir a una de las partes (al operador turístico o al minorista, según el Estado miembro) para pedir una indemnización."

 

Y EN EL FUTURO, ¿QUÉ VENTAJAS TENDRÁN LOS VIAJEROS DE LA UE?

Vicepresidenta Viviane Reding: "En primer lugar, los compradores de paquetes personalizados podrán contar con precios más razonables y previsibles, ya que la Comisión propone un límite del 10 % para las subidas de precios y la obligación de que los operadores repercutan en los consumidores las eventuales reducciones de costes.

En segundo lugar, también facilitaremos la vida a los consumidores en caso de dificultades: en lugar de tener que perder el tiempo en averiguar a quién deben dirigirse para presentar una reclamación en caso de problemas con una de las partes del servicio del viaje (el hotel o el vuelo), en el futuro los consumidores podrán presentar sus reclamaciones o peticiones de indemnización directamente al minorista (agencia de viajes) donde adquirieron sus vacaciones.

En tercer lugar, los consumidores también tendrán derechos más sólidos en el caso de que ocurra algo imprevisto antes de partir. Tendrán derecho a resolver el contrato antes de partir, abonando al operador una compensación razonable. Los clientes también podrán cancelar el contrato antes de partir, de forma gratuita, en caso de catástrofes naturales, perturbaciones del orden público o situaciones graves similares en el lugar de destino, cuando tales perturbaciones puedan afectar a las vacaciones.

Además, por lo que se refiere a los adquirentes de otras fórmulas de viaje, la propuesta de la Comisión prevé el derecho a recuperar el dinero pagado y, si es preciso, a ser repatriado, en caso de quiebra del vendedor, transportista o cualquier otro proveedor del servicio en cuestión." 

Right navigation