Recorrido de navegación

Actualidad y prensaNoticias

Otras herramientas

Otras herramientas

< Volver a Noticias

Retos de la presidencia danesa de la UE

03/01/2012 | Asuntos institucionales

El 1 de enero Dinamarca asumió la presidencia semestral del Consejo de la UE. Será un periodo decisivo para superar la crisis financiera con las herramientas que se ha dado Europa y que ahora hay que poner en marcha. El objetivo último es devolver la confianza en los mercados… y en los ciudadanos.

 

“Un trabajo de orientación, mediación, impulso y apoyo”

Las presidencias rotatorias del Consejo de la UE cambiaron su función desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa que modificaba el panorama institucional en la Unión. Desde entonces, el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, preside las reuniones de los jefes de Estado y de gobierno de la UE y dirige los trabajos previos. Asimismo, la Política Exterior europea es competencia de la Alta Representante, Catherine Ashton.

El país que ejerce la presidencia semestral europea trabaja en estrecha colaboración con ellos y se hace cargo de los demás ámbitos de actuación. Coordina todos los asuntos generales y organiza los consejos de ministros informales, en los que no se toman decisiones vinculantes pero sí se debaten los temas, se superan discrepancias y se preparan las propuestas para su aprobación definitiva en consejos formales.

Las presidencias rotatorias deben llevar a cabo una labor de mediación entre los Estados fundamental para la toma de decisiones. Además, representan al Consejo en sus relaciones con las demás instituciones comunitarias. Como ha dicho el ministro danés para Europa, Nicolai Wammen, “Dinamarca tiene ahora la llave de la sala de máquinas de la UE.”

Dinamarca forma parte del trío de presidencias que empezó con Polonia, en el segundo semestre de 2011, y continuará con Chipre, en el segundo semestre de 2012, para dar un mayor grado de coordinación y coherencia a los trabajos en marcha. Sin embargo, cada país se fija unos objetivos en función de las necesidades prioritarias.

2012 se presenta como un año de difíciles retos para la UE, según reconocen todos los líderes comunitarios. La crisis de deuda soberana acentuada el año pasado marca la actualidad. Con ese desafío para Europa, Dinamarca se propone trabajar para conseguir:

  • Una Europa responsable
  • Una Europa dinámica
  • Una Europa verde
  • Una Europa segura

“Tenemos que encontrar una salida a la crisis y debemos hacerlo juntos”

El Consejo Europeo del pasado 9 de diciembre marcó la hoja de ruta para superar la crisis y devolver la confianza de los mercados en las economías europeas. El avance del programa de la presidencia danesa reconoce que en Europa no hemos sido suficientemente rigurosos a la hora de cumplir y hacer cumplir las reglas comunes y los acuerdos adoptados en materia de reformas. Por eso es necesario hacer una llamada a la responsabilidad.

Los jefes de Estado y de gobierno de la UE, con excepción de Reino Unido, acordaron sacar adelante un Pacto fiscal  para consolidar las finanzas públicas, que debe implementarse durante este semestre, mediante la firma de un Tratado internacional con participación de las instituciones europeas.

También se puso en marcha el acuerdo de recapitalización del sector bancario y la regulación del sector financiero, con el fin de evitar nuevas crisis. El llamado Six Pack para reforzar la gobernanza económica en la UE con reglas de juego comunes debe aplicarse en este periodo. A la presidencia danesa corresponderá impulsar y coordinar la consecución de resultados en todos estos asuntos primordiales para la Unión Europea.

“Restaurar la confianza, la seguridad y el optimismo”

Junto al ajuste fiscal, para Europa es crucial generar crecimiento y revitalizar el empleo. La presidencia danesa ha puesto su mirada en el mercado único europeo para conseguirlo, desarrollando el potencial que aún está por explotar y las facilidades que da para introducirse en la era digital. La primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, ha dicho que “haremos más fácil  y seguro el comercio online interfronterizo y trabajaremos para que las empresas europeas tengan una posición fuerte en los nuevos mercados globales.

En esta línea, el gobierno danés promoverá empresas innovadoras que garanticen un crecimiento sostenible y apoyará los esfuerzos en investigación e innovación. Trabajará además en la apertura de nuevas oportunidades comerciales para compañías europeas y ya hay previstos acuerdos con Japón, India, Canadá y Túnez.

Como parte del desarrollo del mercado único, la presidencia danesa afirma que hay que asegurar el respeto de los derechos de los trabajadores para garantizar que se cumplan las normas sobre remuneración y condiciones de trabajo.

“Necesitamos desarrollar un enfoque verde para conseguir finanzas sostenibles”

La respuesta a la crisis necesita un enfoque coordinado e interrelacionado para abordar conjuntamente las crisis financiera, de recursos y climática. Con este planteamiento, la ministra danesa de Medio Ambiente, Ida Auken, se propone fomentar el uso de las tecnologías verdes y la innovación sostenible para impulsar la economía. “Si podemos conseguir más por menos, habremos encontrado la clave para la economía verde del futuro”, ha dicho.

La UE ha desarrollado ya un ambicioso programa energético y climático vanguardista y hay que mantener esa posición con nuevas iniciativas que corresponden a la presidencia danesa. En concreto, trabajará en el 7º Programa de Acción Ambiental, en las líneas generales de la política energética europea hasta 2050 y en conseguir una voz única europea en la Conferencia Río+20 de la ONU para la estructuración de una economía mundial sostenible.

Pero además Dinamarca cree que las consideraciones energéticas, climáticas y medioambientales deben integrarse en otras políticas de la UE, como la Política Agrícola Común, la Política Pesquera Común y la Política Común de Transportes. Por eso, apoyará su inclusión en la discusión del presupuesto de la UE para el periodo 2014-2020.

“Garantizar la seguridad ciudadana en un mundo globalizado”

La presidencia danesa considera prioritaria la cooperación en Europa para garantizar la seguridad de los ciudadanos y resolver los problemas transfronterizos. En su programa, propone una lucha más eficaz contra la delincuencia internacional y el terrorismo y asegurar un buen funcionamiento del sistema común de asilo y la cooperación en el espacio Schengen. “Con el fin de gestionar mejor la migración procedente de terceros países, dada la importancia de los recientes acontecimientos en el sur del Mediterráneo y en el Sureste de Europa, la presidencia danesa continuará los esfuerzos para finalizar el Sistema Europeo Común de Asilo antes de finales de 2012”, dice en su avance de prioridades. Su idea es conseguir un control más seguro de las fronteras exteriores de la UE.

Además Dinamarca se propone trabajar junto a la Alta Representante para la Política Exterior común y el Servicio Europeo de Acción Exterior para reforzar el papel de la UE en la escena mundial, más ahora con el empuje de las nuevas potencias globales emergentes.

La primera ministra, Thorning-Schmidt, resume así su misión para los próximos seis meses: “Es importante que volvamos al núcleo original de la UE: la cooperación para encontrar soluciones comunes a los desafíos comunes. La presidencia danesa tiene que servir para demostrar que la cooperación en la UE puede marcar la diferencia para los ciudadanos.”

Web oficial de la presidencia danesa

La presidencia danesa en twitter

 

Right navigation