Recorrido de navegación

Preguntas frecuentes

Antes de su partida

Recibir tratamiento en el extranjero no es difícil. Pero muchos europeos desean saber si lo tienen cubierto. Aquí se explica lo que hay que hacer y cuáles son los gastos reembolsables, se responde a las preguntas más frecuentes y se ofrecen enlaces con las autoridades nacionales competentes para los aspectos que dependen de la legislación nacional. Para evitar sorpresas desagradables, infórmese antes de emprender viaje.

Si usted está afiliado a un régimen de seguridad social de un Estado miembro del Espacio Económico Europeo o de Suiza, puede tener derecho a que le paguen los gastos de tratamiento en el extranjero. No importa su nacionalidad, siempre que resida de forma legal en uno de esos países.

Para mayor facilidad utilizamos aquí el término “tratamiento”. Las normas de seguridad social son más específicas y hablan de "prestaciones en especie". Estas prestaciones incluyen la atención médica y dental, los medicamentos y la hospitalización, así como los pagos directos para reembolsar el coste de estos servicios. Lo que define a las prestaciones en especie es que sirven para cubrir el tratamiento que usted recibe mediante el pago o reembolso de sus gastos.
En principio, los gastos de su tratamiento sólo se cubrirán si la legislación del país donde usted tiene el seguro reconoce dicho tratamiento. Por ejemplo, en algunos países el seguro cubre el coste de las curas termales y en otros, no. Antes de emprender viaje, infórmese en su organismo asegurador.  

Hay dos procedimientos.
Para el tratamiento hospitalario, es muy probable que su organismo asegurador le exija una autorización previa. Entonces estará cubierto según las condiciones del país en el que recibe tratamiento. Si estas condiciones son menos favorables que las condiciones que ofrece su organismo asegurador, se le reembolsará la diferencia. El derecho al reembolso de la diferencia no se reconoce en los convenios con Suiza.

Para el tratamiento no hospitalario, si tiene la autorización previa, las garantías son las mismas. Otra posibilidad es que usted viaje directamente al país donde quiere recibir el tratamiento, sin la autorización previa, y solicite el reembolso a su regreso. En este caso, el coste de su tratamiento se cubrirá conforme a las condiciones del país de su seguro de enfermedad. Sepa que, sin autorización, no se cubren los gastos de tratamiento en los convenios con Suiza.
De momento no existe ninguna definición europea de "tratamiento hospitalario" o "tratamiento no hospitalario". En caso de duda, infórmese en su organismo asegurador.

Autorización para obtener el pago de los gastos

El formulario S2 es un documento europeo normalizado transportable, idéntico en todos los países y en todos los idiomas. Ejemplo. 

Pregunte a su organismo asegurador.

En este formulario su organismo asegurador certifica que se hará cargo de los gastos de tratamiento cuando usted se encuentre en el extranjero. Indica los datos de la persona cuyos gastos se van a cubrir, la duración de esta cobertura y, si es posible, el establecimiento que efectuará el tratamiento.

Hay que distinguir entre tratamiento hospitalario y tratamiento no hospitalario (en consulta o a domicilio). El Tribunal de Justicia ha reconocido que los países necesitan poder prever la demanda e infraestructura de asistencia hospitalaria, sobre todo su distribución geográfica. Deben garantizar a sus pacientes un acceso permanente y adecuado a una oferta equilibrada de tratamientos hospitalarios de calidad, y al mismo tiempo contener los costes evitando el despilfarro de recursos económicos, humanos y técnicos.[Jurisprudencia]


 

En qué medida pueden sufragarse los gastos

TLa obligación de cubrir gastos se limita a la asistencia recibida en el país de tratamiento: en caso de hospitalización, el coste del tratamiento propiamente dicho más el alojamiento indispensable y las comidas en el hospital.

Sin embargo, si la normativa del país de seguro permite la cobertura de otros costes como el viaje desde su domicilio hasta el lugar de tratamiento o el alojamiento de una persona acompañante, y a condición de haber obtenido la correspondiente autorización, no le podrán denegar el reembolso de estos gastos por haber recibido el tratamiento en otro país. Usted tendrá los mismos derechos que si le hubieran tratado en el país en el que está asegurado.

Para saber cuáles son los gastos que pueden reembolsarse en su caso, póngase en contacto con su organismo asegurador.  

No. Por ejemplo, si su solicitud se le deniega pero con posterioridad se le concede, su organismo asegurador debe reembolsarle directamente el importe que le hubiera correspondido desde el principio (Sentencia Vanbraekel, 12 de julio de 2001, C -368/98, punto 34).
Otro ejemplo: Si usted no espera el resultado de un recurso jurídico contra una denegación de cobertura, este hecho no basta por sí solo para negarle el reembolso de los gastos (Sentencia Leichtle, 18 de marzo de 2004, C-8/02, punto 59).

Listas de espera

Las listas de espera no son contrarias a la legislación de la UE, pero su organismo asegurador no puede denegarle la autorización de tratamiento en el extranjero por este solo motivo. Debe tener en cuenta su situación médica aparticular y demostrar que la espera prevista es aceptable habida cuenta de una valoración médica objetiva y sus necesidades clínicas. Además, las listas de espera deben gestionarse de manera flexible y dinámica para que puedan darle prioridad si su estado de salud se deteriora.

Denegación de cobertura

No. Si el tiempo de espera para tratamiento en el país de seguro es inaceptable por razones médicas, el organismo asegurador no puede rechazar la cobertura meramente en razón del coste. 

YPuede usted recurrir. La Comisión le informa sobre la manera de ejercer sus derechos
a través de Solvit.
Presentar una denuncia


    Compartir

  • Twitter Facebook Compartir en google+