Logo I+DT infoRevista de la investigación europea

rtdinfo
  Los pueblos del Ártico, primeras víctimas del recalentamiento climático

Tal vez lo olvidemos fácilmente, pero los dolganes, los inuits, los samis y todos los demás pueblos indígenas del Ártico son las primeras víctimas de los cambios climáticos.

Kangiqliniq-Rankin Inlet en la bahía de Hudson, al final de la primavera. Los inuits preparan su trineo antes de salir de caza. © P. Visart/Expo-colloque ULB, marzo de 2005
Kangiqliniq-Rankin Inlet en la bahía de Hudson, al final de la primavera. Los inuits preparan su trineo antes de salir de caza.
© P. Visart/Expo-colloque ULB, marzo de 2005
El informe de la ACIA (Arctic Climate Impact Assessment) ha hecho oír su voz. Sus testimonios entran poco a poco en el cuadro de las investigaciones polares. Por el mismo motivo, el resto del planeta toma conciencia, a través del relato de estos testimonios directos, del impacto real que estos cambios climáticos pueden tener en los modos de vida.

Para los pueblos del Norte, el impacto en sus actividades económicas y alimenticias es evidente. La caza y la pesca no son tan buenas como antes.

Los hielos que aparecen cada vez más tarde y desaparecen cada vez más pronto reducen considerablemente la temporada de caza. En el norte de Groenlandia, esto ha obligado a los cazadores a sacrificar a sus perros de trineo, ya que no pueden alimentarles porque el hielo es demasiado frágil y no les permite cazar focas, osos o morsas. Es fácil imaginar lo que eso significa a estas latitudes. Y qué decir de los criadores de renos del norte de Europa. Los samis ven cómo sus animales, que normalmente pacían en los líquenes que crecían en la nieve, ahora se hieren con las capas de hielo que se forman después de las lluvias que suceden a los periodos de subida de las temperaturas.

En pocas palabras, estos cambios climáticos se producen en un contexto de pérdida de identidad frente a la influencia cada vez mayor del modelo occidental.

Más inesperadamente, ha empezado a ponerse de manifiesto una falta de vocabulario que impide comunicar lo que se ve y lo que se vive. Aparecen fenómenos hasta ahora desconocidos, como por ejemplo los rayos y los relámpagos. Especies hasta ahora afincadas en regiones templadas se instalan en el Gran Norte. Los pueblos del Ártico observan boquiabiertos la llegada de las avispas. ¿Cómo denominar a estos insectos? ¿Cómo llamar a algo que jamás se ha visto?. Aquí también está presente el recalentamiento global de la Tierra.


  MáS INFORMACIóN