una declaración sobre derechos de autor
   
Dirección de contacto   |   Búsqueda en EUROPA   
Logo I+DT infoRevista de la investigación europea Edición especial - Febrero de 2007   
Top
 INICIO
 ÍNDICE
 EDITORIAL

Descargar el pdf de en es fr


ESO
Title  La fascinación del cosmos

La organización intergubernamental más importante (1) en el campo de la astronomía y la astrofísica es europea, pero sus telescopios observan los astros desde las montañas del desierto de Atacama, en Chile. En esta región, la ausencia de humedad en la atmósfera permite ver el cielo con la mejor nitidez del mundo, según los especialistas. La Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (conocida también como el Observatorio Europeo Austral o ESO), creada en 1962, ha llevado a cabo la construcción de dos plataformas astronómicas a unos 2.500 metros de altura: una en La Silla, inaugurada en 1969, y otra en Paranal, que funciona desde 1998.

Nebulosa de la Tarántula, situada en la Gran Nube de Magallanes, vista a través del VLT.
Nebulosa de la Tarántula, situada en la Gran Nube de Magallanes, vista a través del VLT.
© ESO

Los instrumentos de observación y de detección con los que están equipados estos dos centros, concebidos y construidos por la propia organización, son únicos en el mundo. El éxito tecnológico más reciente del ESO han sido los cuatro elementos del célebre VLT (Very Large Telescope), instalados en Paranal. El VLT permite realizar observaciones inigualables, gracias a los instrumentos que lleva incorporados, a la utilización de procedimientos innovadores como la óptica adaptativa y la interferometría óptica, y a un modo de funciona - miento único.

El centro de la organización científica está situado en Garching, cerca de Munich (Alemania). La institución emplea a 570 personas de los dos continentes. Cada año llegan al ESO más de 1.700 solicitudes para realizar observaciones, tanto de Europa como del resto del mundo. En 2005, se pudieron realizar más de 600 trabajos punteros, gracias a los observatorios chilenos, que se tradujeron en publicaciones científicas, en revistas dotadas de comités de selección de artículos.

Una ciencia con proyección hacia el futuro

La astronomía y la astrofísica son ciencias que se proyectan permanente mente hacia el futuro. Desde el año 2003, a 5.000 metros de altura, en el nuevo emplazamiento chileno de Llano de Chajnantor, se está preparando el mayor despliegue de telescopios nunca antes realizado. Este proyecto, denominado The Atacama Large Millimeter Array (ALMA), es fruto de la cooperación entre los miembros del ESO, los Estados Unidos, Canadá, Japón, Taiwán y Chile.

Esta plataforma estará equipada con un gran número de antenas parabólicas móviles de 12 metros de diámetro que “visionarán” el cielo en frecuencias que van desde los 30 hasta los 950 GHz. El sistema informático que centralizará los datos tendrá capacidad para tratar 16 mil billones de operaciones por segundo (1,6X1016). ALMA permitirá explorar el nacimiento y la muerte de los astros y sus planetas y estudiar las galaxias más lejanas. El proyecto que seguirá a esta iniciativa, el European Extremely Large Telescope (E-ELT), es un telescopio cuyo diámetro es del orden de los 30 a los 60 metros, y suscita una intensa actividad de preparación en el ESO desde hace ya algunos años. Se espera que esta nueva herramienta esté lista para la próxima década.

Imágenes interminables

Las actividades realizadas en el ESO son una fuente inagotable de imágenes astronómicas apasionantes. Su sitio Web ofrece periódicamente explicaciones sobre nuevos descubrimientos y “paisajes” sorprendentes del Universo.

La astronomía ejerce un gran poder de fascinación, digno de ser compartido. Es una disciplina que muestra la matriz original de donde provienen “nuestro” sistema solar, “nuestra” Tierra y “nuestra” existencia como habitantes de la Tierra. El ESO informa al público proporcionando una gran cantidad de información a la prensa, realizando jornadas de puertas abiertas y concursos originales dirigidos a los jóvenes de todo el mundo. Además, sus servicios educativos elaboran un excelente material pedagógico destinado a los profesores, a los que ofrece igualmente sesiones de formación específica cada año.

(1) Doce países son miembros del ESO: Bélgica, Dinamarca, Francia, Finlandia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, Suecia, Suiza, Reino Unido y España.

    
  Top
Dossier 1 2 3 3