una declaración sobre derechos de autor
   
Dirección de contacto   |   Búsqueda en EUROPA   
Logo I+DT infoRevista de la investigación europea Edición especial - Febrero de 2007   
Top
 INICIO
 ÍNDICE
 EDITORIAL

Descargar el pdf de en es fr


ESA
Title  Marte y Venus, nuestros vecinos

En la actualidad, Europa está lanzando sondas hacia los dos planetas del sistema solar más cercanos al nuestro. Si conociéramos mejor a estos planetas vecinos podríamos obtener nuevas perspectivas científicas acerca de la formación y el destino de los planetas, así como de la vida o la ausencia de ésta que impera en los mismos.

Un doble torbellino en el
polo sur de Venus.
Un doble torbellino en el polo sur de Venus.
© ESA

Podemos observarlos diariamente a simple vista si el cielo está despejado. Marte, que se reconoce por su color rojo y Venus, tan brillante de día como de noche. Copérnico, Kepler, Galileo y muchos otros inspeccionaron estos hermanos de la Tierra, pese a estar lejos de ellos. Mars Express y Venus Express, dos satélites gemelos europeos dotados de todo un arsenal de instrumentos punteros, ya están orbitando alrededor de los dos planetas. La primera sonda se lanzó en 2003 y la segunda en 2006 y la recopilación de datos que realizan es impresionante.

Reescribir la historia

Por ejemplo, en el verano de 2006, Mars Express detectó por primera vez la presencia de nubes que evolucionaban en la atmósfera del planeta a gran altitud (¡entre 80 y 100 km!). En este entorno la temperatura es de -193 ºC. A este nivel de frío, el dióxido de carbono se condensa induciendo a los investigadores a pensar que se trata de nubes de gas probablemente mezcladas con partículas de polvo.

Pero lo que fascina sobre todo a los especialistas de Marte es la existencia de agua. Según Gerhard Neukum, de la Universidad Libre de Berlín, los datos recopilados en la actualidad por todos los instrumentos que exploran el planeta permiten ahora “volver a escribir la historia”. Se ha descubierto que, si existió un período con elevadas temperaturas y humedad, dicho período tan sólo pudo subsistir algunos cientos de millones de años y finalizó, como muy tarde, hace 4 mil millones de años. Todavía encontramos en Marte mucha agua en forma de hielo (que se descubrió gracias al radar Marsis) así como estructuras geológicas relativamente recientes formadas por la erosión. En opinión del investigador alemán, las huellas amarillas de agua líquida se siguen relacionando con el volcanismo, lo cual sugiere la existencia de brotes de agua efímeros que se evaporaron rápidamente.

La sonda Mars Express inicia su eclipse
alrededor de Marte (ilustración).
La sonda Mars Express inicia su eclipse alrededor de Marte (ilustración).
© ESA
Venus infernal

Si bien Marte constituye un planeta helado con una atmósfera enrarecida, Venus, por el contrario, nos fascina por sus condiciones infernales en su superficie: una presión atmosférica 90 veces superior a la nuestra, una temperatura media de 465 ºC, una atmósfera tóxica constituida casi exclusivamente por dióxido de carbono tan densa que el Sol nunca podrá brillar en su suelo rocoso y árido.

El satélite de la ESA ha enviado magníficos negativos del gigantesco doble vórtice atmosférico descubierto por encima del polo Sur, cuya dinámica intriga a los astrónomos (fue el centro de un enorme huracán observado en noviembre de 2006). Asimismo, la estratificación vertical de la atmósfera ha dado algunas sorpresas, una de ellas ha sido la presencia de extraños halos de altitud, opacos a los 90 km y menos densos a los 105 km. “A veces se dan fenómenos análogos en la Tierra, aproximadamente a los 20 km de altitud. Están compuestos por gotitas de ácido sulfúrico procedentes de la actividad volcánica”, comenta Jean-Louis Bertaux, del CNRS francés (Centro Nacional de Investigación Científica), responsable del instrumento SpicaV-SOIR. De ahí que los especialistas se pregunten si el volcanismo venusiano no ha originado estas extrañas estructuras.

Estas condiciones impresionan aún más ya que, en el origen de su historia, tal vez Venus y la Tierra se asemejaran mucho (por su diámetro, masa y composiciones químicas comparables). Estos viajes hacia planetas tan próximos a la Tierra, pero tan diferentes, ilustran el nacimiento de una nueva disciplina: la evolución planetaria.


Versión imprimible

Dossier 1 2 3 3
  El espacio europeo sin fronteras
  Las revoluciones de la ciencia offshore
  Los centinelas del “Sistema Tierra”
  Marte y Venus, nuestros vecinos

  MÁS INFORMACIÓN  
  La estrella que más nos interesa...

El Sol, la estrella sin la cual el “Sistema Tierra” no sería lo que es, sigue siendo el cuerpo espacial más estudiado por la ESA. El satélite Soho (una cooperación ESA/NASA) que se lanzó en 1995 y que sigue funcionando...
 

  PARA SABER MÁS  
 
  • Saturne Express
  • Mars Express
  •  

       
      Top
    Dossier 1 2 3 3
      La estrella que más nos interesa...

    © ESA
    El Sol, la estrella sin la cual el “Sistema Tierra” no sería lo que es, sigue siendo el cuerpo espacial más estudiado por la ESA. El satélite Soho (una cooperación ESA/NASA) que se lanzó en 1995 y que sigue funcionando, ha proporcionado los más bellos primeros planos. Le siguió el lanzamiento de Cluster (cuatro satélites) en el año 2000 y de Double Star (dos dispositivos dotados de instrumental europeo puestos en órbita en 2003 en lanzadoras chinas). Las observaciones del Sol efectuadas por los satélites antes que nada son científicas pero también responden a motivos más utilitarios. Las actividades “coléricas” de nuestra estrella (vientos solares, expulsiones de masa coronarias, etc.) pueden causar graves daños a las redes eléctricas y de telecomunicaciones, así como a los satélites. La próxima gran misión solar de la ESA está prevista para la próxima década.