una declaración sobre derechos de autor
   
Dirección de contacto   |   Búsqueda en EUROPA   
Logo I+DT infoRevista de la investigación europea N° 49 - Mayo 2006    
Top
 INICIO
 ÍNDICE
 EDITORIAL
 Seguridad: la investigación lista para los próximos desafíos
 ITER se implanta en Cadarache
 El trazado desconocido de nuestras fronteras
 Sobre la pista del fenómeno humano
 Ene Ergma, entre la Tierra y las estrellas
 Los enigmas de las algas azules
 La enciclopedia virtual de los peces
 EN BREVE
 Publicaciones de la DG de Investigación
 AGENDA
 CONVOCATORIAS DE PROPUESTAS

Descargar el pdf de en fr
COMUNICAR LA CIENCIA Versión imprimible


Science in School – nueva revista virtual

Science in School está dirigida al ámbito de la educación, se publica cuatro veces al año y está accesible en Internet (aunque nos promete una versión impresa si hay suficiente demanda). Para dinamizar las “clases de ciencia” esta revista en línea propone dossieres pedagógicos, entrevistas a profesores que hablan de sus “buenas” experiencias, debates sobre las políticas de investigación, etc. A nivel de la información más práctica cuenta con anuncios sobre las posibilidades de formación y precisiones sobre libros, películas u otros materiales adaptados a una ciencia viva. Los profesores (pero también los científicos y los profesionales de los museos) pueden participar en foros de discusión, enriquecer el contenido de la revista y lanzar debates en el sitio Web.

Science in School – nueva revista virtual


Science in School está publicada por EIROForum, una organización intergubernamental de investigación basada en el EMBL (European Molecular Biology Laboratory). La revista es uno de los resultados del proyecto Nucleus, apoyado por la Unión.

PLUS en las universidades suecas

El estadounidense Ilan Chabay ha sido invitado a transmitir su entusiasmo por la comunicación de la ciencia en las universidades de Chalmers y de Gotenburgo (Suecia). Este programa PLUS (Public Learning and Understanding of Science), apoyado por la Fundación Hasselblad(1), no está entre las manos de un desconocido. Una de las últimas tareas de Ilan Chabay era sensibilizar a los científicos, los periodistas, los profesores y el gran público sobre la importancia de las misiones de la Nasa. También ha sido inventor de una serie de kits y de materiales científicos destinados a los niños. Estos “objetos”, elaborados por su propia empresa, the New curiosity shop, se exhiben con regularidad en los museos y en las exposiciones. La concepción de estos elementos pedagógicos representa según él una iniciativa nada despreciable para los investigadores: “Hay que convencerles de que pueden obtener ventajas tangibles de tales actividades. El diálogo con el público obliga al científico a mucha autenticidad, ya que a fin de cuentas comunica su propia pasión. Además, el diálogo le ayuda a organizar sus ideas y a dar cohesión a su contenido”.

La misión sueca de IIan Chabay tratará a la vez de sus trabajos de investigación fundamental y de sus experiencias prácticas a la hora de intentar “entender cómo se comprende la ciencia”. Para esto, el profesor y sus estudiantes tratarán principalmente tres cuestiones: cómo los niños y los adultos de diferentes comunidades desarrollan su comprensión de la ciencia a través de las experiencias extraescolares; cómo aprenden y utilizan los procesos científicos y qué modelos mentales forman la base de esta comprensión. Estos trabajos constituirán el punto de partida de un centro de investigación PLUS común a las dos universidades.

 (1) La Fundación Victor y Erna Hasselblad celebran este año el centenario del nacimiento de este fotógrafo, industrial, cuya “cámara” de perfil original, llevada a la luna por Armstrong en 1969, es conocida por todos los profesionales.

La célula en DVD

La célula en DVD
Au cœur du vivant, la cellule (“En el corazón del ser vivo, la celula”). Este DVD fuera de lo común, elaborado por Christian Sardet y Véronique Kleiner, propone un descubrimiento de la “unidad básica” del ser vivo. Se encuentra en tres idiomas (francés, inglés y alemán) y pretende interesar tanto a especialistas o aficionados de la ciencia como a un público más amplio, deseoso de saber más sobre el ser vivo. Diferentes rúbricas permiten descubrir la teoría celular, la diversidad, la evolución, la estructura y el funcionamiento de las células, las investigaciones en curso en numerosos laboratorios europeos y los debates que pueden producir. Numerosas personalidades intervienen en el documento, tales como Michel Bornens, Michael Duchen, Werner W. Franke, Göran Hermerén, Eric Karsenti, Paul M. Nurse (Premio Nobel de Medicina, 2001), Kai Simons, etc. Este recorrido, ilustrado con imágenes singulares, comporta unas quince películas (entre ellas una película de animación que propone un viaje al interior de la célula), fichas didácticas y enlaces con sitios Internet especializados.

Este DVD es fruto del trabajo de los equipos de imagen del CNRS. Tiene una duración de 180 minutos y se vende al precio de 35 o 45 € según se trate de una utilización privada o institucional.

Medios de comunicación: un enlace europeo útil

Documentos de tipo audio, fotográfico y vídeo están disponibles gratuitamente en los formatos estándares profesionales, en el sitio Web del servicio audiovisual de la Comisión. Este servicio pretende ayudar a los periodistas a cubrir la gran variedad de temas de la “Unión Europea”. Por ejemplo, allí encontrará videos temáticos de todas las áreas en las que interviene la Comisión (desde la agricultura hasta la salud pasando por los derechos humanos o el medio ambiente, etc.). Diferentes documentos se refieren a la investigación, en especial a las nanotecnologías, a la calidad de la alimentación o a la gripe aviar. Además, están accesibles archivos que se remontan hasta los años cincuenta.

Experiencias de altos vuelos

El astronauta Frank De Winne durante un vuelo parabólico.
El astronauta Frank De Winne durante un vuelo parabólico.
© ESA-STAR CITY
El Airbus A300 se denomina Zero-G. Su especialidad: los vuelos parabólicos. La técnica de pilotaje es específica. En la “fase primera”, despegue horizontal, seguido de una aceleración brusca en dirección al cenit según un ángulo de aproximadamente 45°. Durante la “fase 2”, reducción de la velocidad durante unos 20 segundos para que el aparato se encuentre en “caída libre”. Gracias a su velocidad inicial sigue subiendo un poco antes de caer en picado. Se encuentra entonces en la fase de microgravedad (o casi ingravidez) en la cual el avión sigue una trayectoria balística en cambio de rasante, de forma parabólica. Todo el proceso dura unos 20 segundos antes de que inicie una impresionante “caída a 45°-50°”, obligando al piloto a volver a conectar los motores a fondo.

Este tipo de acrobacia permite a los ocupantes el encontrarse durante 20 segundos en condiciones de ingravidez comparables a las de las misiones orbitales. Este tiempo tan valioso se utiliza para realizar experimentos diversos (probar instrumentos, formar a astronautas, validar procedimientos, comprobar comportamientos...). Pero 20 segundos es poco, así que una “campaña de vuelo” dura de dos a tres horas, durante las cuales se realizan unas 30 parábolas (separadas por intervalos “normales” de unos dos minutos). Quienes sean sensibles al vértigo, mejor se abstengan.

Los vuelos parabólicos fueron lanzados por la ESA en 1984, utilizando primero aparatos de la Nasa, en Houston, antes de optar por el aeropuerto de Bordeaux-Mérignac (Francia) en 1997. Desde hace varios años, estos viajes ya no sólo los realizan los cosmonautas. Estudiantes, periodistas y científicos pueden participar en ellos, a condición de concebir y de proponer un experimento a realizar en situación de ingravidez. Los “escolares” trabajan por grupos, con un profesor y la posible ayuda de un “padrino”, ingeniero o científico. Cada participante, lógicamente, tiene que someterse a un examen médico previo.

La democracia es...

“Café democrático” en la Stephansplatz en Viena.
En la Stephansplatz de Viena, en un “café democrático” y a bordo del tren Intercity 5. Unas de las numerosas acciones de Node para suscitar ciertas formas de debate público.
Una mesa puesta en un espacio público, en la que se han escrito tres palabras terminadas por tres puntos suspensivos: demokra-Tisch ist… ¿Qué es la democracia? Se invita a quienes pasan por allí a dar su opinión y a debatirla. Se les distribuyen tarjetas postales sobre las que pueden completar esta frase. Después se eligen algunas formulaciones y se editan y difunden en el sitio Web del proyecto. Se trata de una de las iniciativas del programa austríaco Node (New Orientations for Democracy in Europe), que reúne a 23 proyectos diferentes. Todos pretenden hacer emerger nuevas prácticas ciudadanas que fomenten los debates y la participación sobre las elecciones de la sociedad, muchas de ellas marcadas por decisiones tecnológicas. Algunos proyectos pretenden estimular nuevas formas de comunicación de la ciencia invitando a investigadores a que hablen de su trabajo. Una de las estrategias avanzadas por Node consiste, por ejemplo, en embarcar a científicos y a periodistas en algunos trenes, alquilados para esta ocasión y bautizados Wissenschafft demokratie at (El saber crea la democracia). Durante un año, un vagón efectuó el trayecto Viena-Villach y en él se celebraron discusiones y debates, en los que participaron los viajeros que lo quisieron. Uno de los temas abordados fue la cuestión de las fronteras de Europa.

Node, al querer ir más allá de este marco austríaco, estuvo presente en la conferencia Comunicar la Investigación Europea (CER) 2005 en Bruselas. Las definiciones de la democracia obtenidas en esta ocasión insistieron en la igualdad de acceso a la información, la transparencia, la posibilidad ofrecida a los ciudadanos de influenciar el curso de los acontecimientos... Todas estas reflexiones son pistas que favorecen al mismo tiempo los intercambios de ideas. Tan sólo hay que visitar el sitio Web de Node para continuar la conversación.

Recomendaciones ciudadanas

Brain imaging only under control
La Convención ciudadana Meeting of Minds(1) presentó el pasado 23 de enero las 37 recomendaciones de su informe final sobre el cerebro (en especial las cuestiones éticas que se plantean en las investigaciones y en los tratamientos a este nivel). Estas recomendaciones fueron enviadas a la Comisión y al Parlamento Europeo con toda solemnidad. Para Janez Potočnik, los resultados de este trabajo inédito, que reunió a europeos de nueve países, demuestran que “la participación de los ciudadanos no es sólo posible, sino también altamente deseable”. El Comisario a cargo de la ciencia y de la investigación se declara convencido de que este tipo de iniciativa “contribuirá al refuerzo de las políticas europeas”.

(1) Véase el artículo de I+DT info, número especial Diálogos de la ciencia (noviembre de 2005), que habla de su funcionamiento y de sus desafíos.

Top

MÁS INFORMACIÓN

CONTACTOS