EDITORIAL

La gran integración

Michel Claessens
Michel Claessens
Redactor jefe

¿Hacia dónde se dirige la investigación europea? En el año 2000, al decidir los líderes de la Unión Europea crear un “Espacio Europeo de la Investigación” (EEI, que sería para el conocimiento el equivalente de lo que es el mercado único para la economía), actuaron con resolución para paliar uno de los principales puntos débiles de la Unión Europea, a saber, la fragmentación de los programas y de las iniciativas de investigación. Casi diez años más tarde, la presente revista hace balance del camino recorrido… ¡y del que queda por recorrer!

En el contexto europeo actual, en el que las inversiones en investigación se están estancando, ¿Europa todavía tiene peso en la ciencia mundial? Hay que plantear esta pregunta. Sea cual fuere la respuesta, lo cierto es que la estrategia europea cuenta con numerosas innovaciones. El EEI promueve la integración y la cooperación a todos los niveles: no sólo entre investigadores e industriales sino también entre gestores y responsables, entre programas y políticas; y, especialmente con el Séptimo Programa Marco de Investigación, más allá de las fronteras europeas. Por ejemplo, los países asiáticos están intentando importar el concepto a sus países. Soñar no cuesta nada ¿Y si la experiencia europea fuera precursora de un “Espacio Mundial de la Investigación”? El futuro nos lo dirá. Por ahora, la realización del EEI es un paso importante hacia la instauración de una auténtica política europea de la investigación que, evidentemente, se espera que sea fructífera. El futuro se está escribiendo ya hoy.


Haut de page