Los desafíos del siglo

© BRGM im@gé/Frédéric Simiens
© BRGM im@gé/Frédéric Simiens
© SSTL through ESA
© SSTL through ESA
©Qwentes/JVR
©Qwentes/JVR

Washington, 14 de julio de 2008 (Agencia France-Presse). Parece ser que el calentamiento climático aumenta la incidencia de cálculos renales. En los próximos años, habrá más estadounidenses que padezcan cálculos renales debido a las sequías más intensas que se deben al calentamiento climático, según investigadores de la Universidad de Tejas (…).

Comunicado tras comunicado, va aumentando la efervescencia en los medios de comunicación (¿será por el aumento de la temperatura?), que ya incluyen el tema climático como parte fundamental de la comunicación social, económica y política. Por supuesto, a veces las noticias “se calientan” más que el propio planeta. El efecto invernadero, ya sea en paralelo a nuestras acciones o fruto de las mismas, sin duda es la punta del iceberg. La cuestión mucho más global de nuestra seguridad física, energética y alimentaria emerge con tal fuerza que podría obligar a la sociedad a reflexionar buscando la colaboración y no sólo la competencia.

Para ello, es fundamental el papel de la investigación en todas las disciplinas que tratan las geociencias. La conquista espacial, herramienta de curiosidad científica pero también de prestigio y dominación, contribuye “noblemente” haciendo posible el seguimiento por satélite delas crisis alimentarias. La geotermia profunda deja entrever una energía limpia y disponible en todas partes. Las técnicas desarrolladas para la explotación de los hidrocarburos podrían permitirnos enterrar una parte del “problema CO2”. Los suelos contienen también recursos minerales aún mal censados pero indispensables para nuestro desarrollo, independientemente del rumbo que se tome. Y con los hidratos de metano podríamos ver cómo sale del hielo un fuego con el que sería peligroso jugar. Tantos y tantos conocimientos y técnicas que tan sólo sepueden adquirir a través de grandes colaboraciones internacionales que hoy en día nos son indispensables.


TOP