Breves

Índice

EN EL AIRE

NOTICIAS EUROPEAS

LA CIENCIA AL ALCANCE DE LA MANO

LA INVESTIGACIÓN VISTA CON LUPA

EL RINCÓN PEDAGÓGICO

JÓVENES INVESTIGADORES

Breves Cordis

EN EL AIRE

Europa busca a sus antepasados

Análisis de ADN realizado en un laboratorio de la Universidad de Maguncia. © Joachim Burger
Análisis de ADN realizado en un laboratorio de la Universidad de Maguncia.
© Joachim Burger

Se diría que en la búsqueda de nuestras raíces, los estudios de ADN están añadiendo misterios conforme los van desvelando. En el año 2005, investigadores del Instituto de Antropología Johannes Gutenberg de la Universidad de Maguncia (Alemania) demostraron que los primeros cultivadores europeos no fueron los antepasados directos de los europeos modernos. En un nuevo estudio, siguiendo esta línea de investigación, compararon el ADN de estos cultivadores con el de los últimos cazadores-recolectores que poblaron Europa después de la Edad de Hielo. Parece ser que estos últimos no tienen más relación con los primeros cultivadores que con la población europea actual.

Por lo tanto, los europeos modernos no descenderían de ninguno de estos dos grupos, ni de ninguna mezcla de los dos, puesto que en los esqueletos analizados no aparecen determinados tipos comunes de ADN actuales. Ante la falta de respuesta, la cuestión sigue planteada…

Por otro lado, estos trabajos de investigación han permitido desvelar algunas de las incógnitas sobre cómo se produjo la sedentarización de los nómadas europeos. Durante mucho tiempo se ha pensado que los primeros cultivadores eran antiguos cazadoresrecolectores que poco a poco habían decidido quedarse en un sitio. Pero, puesto que no existe ningún vínculo entre estos dos grupos, los cultivadores debieron venir de otra parte. Los científicos han logrado situar y datar esta inmigración: vinieron de los Cárpatos 7.500 años antes de nuestra era. Un origen que les acerca a regiones donde empezó la sedentarización de los nómadas: Anatolia y Oriente Próximo.

Más información

TOP

Los desiertos amenazados por el nitrógeno

Investigadores de la universidad estadounidense Cornell, en Nueva Jersey (Estados Unidos), han descubierto algo nada bueno: los suelos áridos están perdiendo nitrógeno. Sus experimentos, llevados a cabo en el desierto de Mojave en el Oeste de Estados Unidos, revelan que cuando escasea el agua y las temperaturas son elevadas se producen pérdidas de nitrógeno en forma de gas. Al ser el agua y el nitrógeno los dos principales elementos de los que depende la actividad biológica de los suelos desérticos, esto significa que cada vez tendrán menos vegetación. Además, el fenómeno produce un círculo vicioso. Los gases nitrogenados provocan el aumento de las concentraciones de ozono en la troposfera, que contamina el aire, pero que sobre todo contribuye al efecto invernadero y, de ahí, al calentamiento responsable del cambio climático y al descenso de las precipitaciones en estas regiones.

Este tipo de pérdida abiótica, de naturaleza no biológica, nunca se había tomado en cuenta antes en el cálculo del balance de nitrógeno. Por eso los científicos han insistido en que se tiene que integrar este nuevo dato en los modelos climáticos.

Más información

TOP

Espejito, ¿quién es el cerdito más lindo?

© Shutterstock/Anat-oli
© Shutterstock/Anat-oli



Generalmente se piensa que si se pone a un cerdo delante de un espejo, se abalanza contra lo que pensaría que es otro cerdo. Pero según un grupo de investigadores en antropología zoológica (disciplina que estudia las relaciones entre los hombres y los animales) de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), en realidad eso no es así, por lo menos si uno se arma de paciencia para demostrarlo.

Los científicos colocaron a ocho cerdos por parejas durante cinco horas en un cercado en el que había un espejo. Los animales al principio se pusieron nerviosos delante de su reflejo, rompiendo el espejo cada vez. Pero tras varias horas, parece que empezaron a comprender que el espejo sólo devolvía la imagen de su entorno. Para comprobarlo, los investigadores colocaron un tazón lleno de comida en el cercado instalando además un ventilador para dispersar el olor. El tazón estaba disimulado detrás de una pantalla, pero se veía en el espejo. Todos los cerdos, menos uno, se dirigieron hacia el tazón real en una veintena de segundos.

Daniel Broom, quien dirigió el estudio, opina que esta información podría permitir mejorar las condiciones de vida de los cerdos de cría. Con esta proeza intelectual, el cerdo pasa a formar parte del limitado círculo de especies que tienen cierta conciencia de sí mismas. El elefante, la orca, el delfín, el papagayo gris de Gabón, la urraca, varios primates y los seres humanos a partir de los dieciocho meses de edad, forman parte de este “puñado de afortunados” al pasar la famosa etapa del espejo.

Más información

TOP

Cooperar o morir

Escherichia Coli.© Inserm
Escherichia Coli.
© Inserm

Un equipo franco-portugués de investigadores del Instituto Pasteur (Francia) y de la Universidad de Lisboa, que publicaron un estudio en la revista Current Biology, estudiaron el mecanismo de cooperación a escala microbiana en el caso de Escherichia Coli. Esta bacteria se encuentra en abundancia en la flora intestinal, coexistiendo en armonía con el organismo humano. Pero al producirse un cambio en las relaciones con este último o con otros microbios se puede volver muy virulenta. Ahora bien, su secretoma (las proteínas de las que dependen sus funciones vitales) puede ser fácilmente utilizado por otros microbios, a través del mecanismo de transferencia horizontal de genes, procedimiento no sexual por el cual una serie de genes muy móviles, codificados en el plásmido de la célula, “saltan” de un organismo a otro. Eso hace que Escherichia Coli sea una colaboradora potencial, de forma involuntaria.

Lo que interesaba a los investigadores era comprender por qué este fenómeno seguía dándose, aunque no aportase gran cosa a los organismos colaboradores, llegando incluso a perjudicarlos. Según su estudio, perdura por tres procesos. Los numerosos genes del secretoma tienen características “de cooperación”, que una vez trasladadas a otros organismos, les convierte en cooperadores. Para mantener a esta nueva población, los acompañan genes que imponen una estrategia radical de tipo “cooperar o morir”. Y finalmente, la similitud genética de los individuos infectados favorece la conservación de estas características de una generación a otra gracias a la denominada selección de parentesco. A través del estudio de este proceso se podrán mejorar los conocimientos sobre el crecimiento bacteriológico y sus potenciales manipulaciones.

Más información

TOP

Los bebés tienen un acento

© Shutterstock/Ngo Thye Aun
© Shutterstock/Ngo Thye Aun

Ya se sabía que cuando se exponía a los recién nacidos a diferentes lenguas, preferían la lengua más cercana a la que oían desde el vientre de su madre. Ahora se sabe también que sus grititos también reproducen el acento tónico. Un equipo del Centro del desarrollo prelingüístico y de los trastornos del desarrollo de la Universidad de Wurzburgo (Alemania) estudió las melodías formadas por los grititos y los llantos de 30 bebés franceses y de 30 bebés alemanes poco después de su nacimiento.

Por lo visto, los recién nacidos franceses tienen la entonación más marcada al final de los grititos, a semejanza de cómo los francófonos acentúan el final de las palabras y las frases, mientras que lospequeños alemanes hacen lo contrario, copiando la entonación del alemán. Por supuesto, no se trata de un acento propiamente dicho, ya que este último tiene que ver con el modo en el que se pronuncian las palabras, pero este estudio confirma la importancia que tienen las melodías en el proceso de aprendizaje de una lengua, y muestra claramente que dicho proceso comienza en el útero, con la percepción y posterior reproducción de las melodías oídas. Según los investigadores se trata también de un paso más en la resolución del enigma de la aparición del lenguaje en nuestros antepasados.



TOP

El olor de los viejos libros

© Shutterstock/Valentin Agapov
© Shutterstock/Valentin Agapov


El entrañable olor mohoso de los viejos libros es el objeto de estudio de un nuevo método de evaluación del grado de envejecimiento de las obras antiguas. Este método, bautizado con el nombre de “material degradomics”, fue elaborado por un equipo de investigadores ingleses y eslovenos principalmente de la University College London y la Universidad de Ljubljana, y publicado en la revista Analytical Chemistry. A diferencia de las técnicas tradicionales, presenta la gran ventaja de no estropear los documentos analizados, ya que únicamente se basa en el olor que desprenden.

Con el paso del tiempo, los libros desprenden compuestos orgánicos volátiles (COV), responsables del aroma que tienen. Los científicos analizaron los COV desprendidos por 72 obras históricas con composición típica de los siglos XIX y XX. Se escogieron los 15 COV más abundantes como marcadores de degradación y se pusieron en relación estadísticamente con los principales componentes del papel (resina, lignina, carbonilo, etc.) y algunos de sus parámetros químicos, como su acidez (pH).

De esta forma, los niveles de cada marcador proporcionan “la huella dactilar” de un libro en un momento dado. Esta información podría ayudar a los museos y las bibliotecas a definir las prioridades en materia de restauración y a revisar sus métodos.


TOP

NOTICIAS EUROPEAS

Ofensiva genética contra el Alzheimer

Corteza cerebral. © Inserm/Catherine Fallet-Bianco
Corteza cerebral.
© Inserm/Catherine Fallet-Bianco

Dos estudios, cuyos resultados han sido publicados conjuntamente en la revista Nature, han permitido identificar tres nuevos genes implicados en la enfermedad de Alzheimer. Los dos primeros, el gen de la clusterina (CLU) y el CR1, fueron descubiertos por el equipo de Philippe Amouyel, profesor de epidemiología y de sanidad pública en la Universidad de Lille 2 (Francia). Las mutaciones de estos genes conllevarían problemas de eliminación del péptido beta-amiloide, nefasto para el sistema nervioso y que se acumula en el cerebro de los que padecen esta enfermedad. Por lo tanto, cualquier investigación que consiguiera la supresión del péptido beta-amiloide sería una pista de tratamiento.

Simultáneamente, un equipo británico dirigido por Julie Williams del Alzheimer Research Trust (Reino Unido) también puso las miras en el gen CLU, así como en el tercer gen denominado PICALM. Los chips de ADN utilizados para esta investigación permitieron determinar su nivel de presencia en los genes de 20.000 individuos sanos y enfermos. Si bien estos análisis han sacado a la luz la implicación del gen PICALM en la aparición de esta demencia, el papel del mismo está aún por determinar.


TOP

Del misterio del litio a los exoplanetas

Exoplaneta Gliese 581 (ilustración). © ESO/L.Calçada
Exoplaneta Gliese 581 (ilustración).
© ESO/L.Calçada


Hace ya más de sesenta años que los científicos se preguntan por qué el Sol contiene menos litio que otras estrellas similares. Según un estudio publicado en noviembre de 2009 en la revista Nature por el equipo del astrofísico Garik Israelian, del Instituto de Astrofísica de Canarias (España), se ha resuelto el misterio: es porque nuestra estrella está rodeada de planetas.

Desde hace varios años, el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) observa 500 estrellas, 70 de ellas rodeadas por planetas, con la ayuda del espectrógrafo HARPS (High Accuracy Radial Velocity Planet Searcher) de su telescopio de 3,6 metros de diámetro en La Silla (Chile). Estudiando sólo las estrellas similares al Sol (cerca de una cuarta parte de la muestra), Garik Israelian y su equipo descubrieron que la mayoría de las que estaban rodeadas de planetas contenían alrededor de 100 veces menos litio que las demás.

El litio, un elemento ligero, compuesto por tres protones y cuatro neutrones, probablemente surgió poco después del Big Bang, hace aproximadamente 13.700 millones de años, y en teoría tendría que estar presente en la mayoría de las estrellas en proporciones comparables. Por lo tanto, todo apunta a que la formación o la presencia de planetas alrededor de una estrella hace que ésta pierda litio, a través de un mecanismo aún por descubrir. En todo caso, esta constatación seguramente despertará la curiosidad de los “cazadores de exoplanetas”, porque la carencia de litio en las estrellas constituye ahora un serio indicio de la presencia de estos planetas extrasolares.

Más información

TOP

Una bacteria marina contra el cáncer

Fragmentos de células cancerosas. © Inserm/Jenny Valladeau
Fragmentos de células cancerosas.
© Inserm/Jenny Valladeau

Toda la atención de la sociedad Nereus Pharmaceuticals, con sede en San Diego (Estados Unidos), y de bioquímicos de la Universidad Técnica de Munich (Alemania) se ha centrado en la bacteria Salinispora tropica, por su nombre en latín, una bacteria marina que produce una molécula que podría ser la sustituta idónea de los fármacos inhibidores de proteasomas. Estos últimos, utilizados para impedir la proliferación de las células cancerosas, provocan efectos secundarios graves porque actúan también en las células sanas.

Los proteasomas son unos complejos enzimáticos encargados del tratamiento de los desechos dentro de las células. Al desactivarse se condena a las células a morir asfixiadas en sus propios residuos. La bacteria Salinispora tropica produce una molécula mortífera que tiene exactamente el mismo efecto. Crea una abertura en el proteasoma, luego lo obstruye, como una llave rota en una cerradura. Según los investigadores, se trata de una forma más apropiada de bloquear a los proteasomas. Ahora que se conoce bien el mecanismo, hace falta modificarlo para crear inhibidores de proteasomas dirigidos a las células enfermas.

Más información

TOP

Recuerdos grabados

“Y de pronto el recuerdo surge. Ese sabor es el que tenía un trocito de magdalena” (Marcel Proust) © Shutterstock/Lulu Duraud
“Y de pronto el recuerdo surge. Ese sabor es el que tenía un trocito de magdalena” (Marcel Proust)
© Shutterstock/Lulu Duraud

¿Por qué determinados recuerdos se quedan grabados para siempre en nuestra memoria, mientras que otros desaparecen rápidamente? Todo se basa en la capacidad de nuestro cerebro de convertir las nuevas impresiones sensoriales en recuerdos perennes. La primera etapa de este proceso consiste en almacenar los recuerdos sólo durante algunas horas, gracias a una alteración de la transmisión neuronal que induce una serie de cambios químicos en las conexiones sinápticas. ¿Pero cómo estos recuerdos recientes se pueden quedar grabados durante mucho tiempo en la corteza cerebral? Investigadores del Karolinska Institutet (Suecia), en colaboración con el National Institute on Drug Abuse (NIDA) estadounidense, han sacado a la luz el papel de la molécula receptora nogo receptor 1 (NgR1), tras haber conseguido activar y desactivar la capacidad de formar recuerdos duraderos en ratones genéticamente manipulados. Parece ser que para que se puedan formar recuerdos duraderos se tiene que desactivar el gen responsable de esta molécula. De hecho, cuando los investigadores insertaron un gen NgR1 programado para permanecer activo mientras que el gen NgR1 original de los ratones no lo estaba, los roedores tenían mucha más dificultad en convertir recuerdos inmediatos en recuerdos duraderos. Un descubrimiento en el que pensar como nueva pista para crear tratamientos contra los trastornos de la memoria.






Más información

TOP

La fragilidad de los espermatozoides…

© Shutterstock/Sebastian Kaulitzki
© Shutterstock/Sebastian Kaulitzki

Según la Unidad de genética, reproducción y desarrollo, que reúne a investigadores de varios centros franceses, una proteína antioxidante, GPx5, protege a los espermatozoides. Estos últimos adquieren sus capacidades de fecundación en el momento de su maduración dentro del epidídimo. Sin embargo, los más frágiles pueden sufrir una fragmentación de su ADN tras un estrés oxidante. Y es ahí donde interviene la proteína GPx5.

Los investigadores descubrieron que algunos ratones machos privados de esta proteína poseían espermatozoides morfológicamente normales, pero que la fecundación en óvulos de hembras silvestres provocaba defectos de desarrollo, así como el aumento del número de abortos y de la mortalidad perinatal.

Estos resultados, si se aplicasen al hombre, podrían tener un impacto sobre las técnicas de reproducción humana asistida. Podrían permitir mejorar la protección de los espermatozoides de cara a los fuertes trastornos oxidativos que se dan en el momento de la descongelación que precede la inseminación artificial.

Más información

TOP

…y de los hombres estériles

Los hombres estériles tienen una salud más frágil que la población de hombres fértiles, según un artículo publicado en diciembre de 2009 en el boletín de la Asociación Europea de Urología. El artículo se basa en las conclusiones de un estudio prospectivo realizado entre septiembre de 2006 y 2007 en la Universidad de Milán (Italia), por el equipo del urólogo Andrea Salonia, con 344 hombres estériles de 18 a 60 años de edad. En comparación con el grupo de control, que contaba con 293 hombres fértiles de edades análogas, se vio que los hombres menos fértiles alcanzan un índice de comorbilidad mucho mayor en la escala de comorbilidad de Charlson, que cataloga todas las patologías comórbidas (que afectan al paciente de forma simultánea) en las personas mayores.

Lo que significa que, además de la esterilidad, estos pacientes suelen padecer más problemas de salud que la población fértil. Teniendo en cuenta el pequeño tamaño de la muestra, aún es pronto para sacar conclusiones generales; harán falta estudios a mayor escala para confirmar estos resultados.

Más información

TOP

Con la materia negra no se dio en el blanco

Centro de la Vía Láctea. © ESO/S.Gillessen et al.
Centro de la Vía Láctea.
© ESO/S.Gillessen et al.

Hace algunos años, los astrofísicos se preguntaban cuál era el origen de los flujos de electrones y de positrones detectados en la Vía Láctea. La hipótesis más probable en esa época era que estas partículas elementales estaban producidas por la misteriosa materia negra. En realidad, no tiene nada que ver, según un estudio publicado en agosto de 2009 en la revista Physical Review Letters, llevado a cabo por un equipo de investigadores entre los que estaba la astrofísica Julia Becker de la Ruhr-Universitaet Bochum y el físico Wolfgang Rohde de la Technische Universitaet Dortmund de Alemania.

Según este estudio, los flujos detectados provienen del plasma eyectado en el momento de la explosión de estrellas macizas cuya masa es más de 15 veces superior a la del Sol. Este plasma acelerado choca con el viento solar constituido por partículas que provienen a su vez de explosiones anteriores, teniendo como consecuencia la formación de una onda de choque. En función de la alineación de la misma con el campo magnético de la estrella remanente, la señal que emerge es unas veces débil, y otras de energía muy alta. Este modelo concuerda perfectamente con las observaciones, lo que hace que los autores afirmen que se tendrá que buscar en otro lugar la prueba de la existencia de la materia negra.


TOP

Células que contrarrestan el asma

Pulmón de ratón. © Inserm/Michel Depardieu.
Pulmón de ratón.
© Inserm/Michel Depardieu

Investigadores del Grupo Interdisciplinario de Genoproteómica Aplicada (GIGA) de la Universidad de Lieja (Bélgica), dirigidos por el biólogo y veterinario Fabrice Bureau, han descubierto células capaces de impedir las reacciones asmáticas en los pulmones de ratón. Estas células, que son unos macrófagos reguladores, están asociadas con las células dendríticas presentes en los pulmones, cuyo papel es presentar los antígenos a los linfocitos T en los ganglios linfáticos. Parece ser que los macrófagos reguladores detectarían los antígenos que inhalamos sin cesar así como las moléculas inmunoestimuladoras que los acompañan, impidiendo la migración de las células dendríticas hacia los ganglios linfáticos y, por lo tanto, la reacción del sistema inmunitario frente a estos alérgenos inofensivos. La respuesta inmunitaria desarrollada por las personas asmáticas frente a los alérgenos presentes en el aire es inútil, incluso nefasta. De hecho, cada exposición a estos alérgenos reactiva el sistema inmunitario de los pulmones y provoca un estrechamiento de los bronquios que conlleva una mala oxigenación. Por lo tanto, los investigadores emiten la hipótesis de que el desarrollo del asma se deba a una deficiencia de los macrófagos reguladores en un momento dado de la vida de un individuo.


TOP

La cara beneficiosa del efecto invernadero

Hace cuatro mil millones de años, el Sol era tan sólo una joven estrella un 30 % menos caliente que hoy en día, y la Tierra, sin efecto invernadero para calentarla, sin duda no habría podido tener vida. Una vida que se debe al oxisulfuro de carbono (COS) derivado de la actividad volcánica que experimentó durante varios milenios, según un estudio publicado en agosto de 2009 en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los autores, el químico Matthew Johnson y sus colegas de la Universidad de Copenhague, así como un equipo del Instituto de Tecnología de Tokio, estudiaron unas rocas muy antiguas y descubrieron en ellas una extraña distribución de los isótopos de azufre que no podía haberse dado por procesos geológicos. Persuadidos de que había intervenido un factor atmosférico, irradiaron dióxido de azufre (SO2) con luz solar a diferentes longitudes de onda y, efectivamente, llegaron a reproducir la distribución de los isótopos de azufre de las rocas.

Para los investigadores, estos resultados revelan claramente que el oxisulfuro de carbono, formado a partir del azufre arrojado por los volcanes, constituye la mejor pista para explicar el efecto invernadero que experimentó la Tierra en sus inicios. Consideran que una cubierta atmosférica de COS, más eficaz que el CO2, habría bastado para compensar el 30 % de energía que no podía aportar el Sol. Además, habría facilitado la aparición de la vida puesto que, como el ozono (O3), detiene la radiación ultravioleta.

¿Pero cómo explicar, con tal cubierta, la glaciación que habría experimentado la Tierra hace 2.500 millones de años? Precisamente por la aparición de la vida, que se tradujo en la liberación de grandes cantidades de oxígeno. En una atmósfera oxidada, el azufre de los volcanes ya no habría producido COS, sino aerosoles sulfatados que habrían tenido el efecto contrario. En resumidas cuentas, tendremos que tomar en consideración los gases presentes en la atmósfera…

Más información

TOP

Descubrimiento que arroja luz sobre el VIH

Gemación del virus del SIDA. El virus sale de la célula infectada valiéndose de socios celulares del citoesqueleto, muy presentes a nivel de prolongamientos celulares denominados filopodios. © Inserm/Philippe Roingeard
Gemación del virus del SIDA. El virus sale de la célula infectada valiéndose de socios celulares del citoesqueleto, muy presentes a nivel de prolongamientos celulares denominados filopodios.
© Inserm/Philippe Roingeard

La proteína fluorescente verde, cuyo descubrimiento fue coronado con el Premio Nobel de Química en el 2008, se ha convertido hace poco en una nueva pista a seguir en las investigaciones sobre el SIDA. Gracias a ella, investigadores de las universidades de Munich y de Heidelberg (Alemania) han conseguido observar detalladamente y en tiempo real el proceso de replicación del VIH-1 y cómo se liberan estos nuevos virus para infectar las células próximas. Para logarlo, el biofísico Don Lamb de la Universidad de Munich, quien dirigió las investigaciones, utilizó células de cultivo que contenían 8 de los 9 genes del VIH-1, manipulando a uno de ellos para obtener una forma fluorescente de la proteína GAG (del inglés “group-specific antigen”), que compone la cápside vírica (su cubierta).

El estudio, apoyado en parte por el Séptimo Programa Marco y publicado en PloS (Public library of Science) Pathogens, demuestra que al activarse el proceso de ensamblaje del VIH-1, la membrana de la célula huésped se ve recubierta por el virus en tan sólo una o dos horas. Cada uno se ensambla individualmente (y no desde una plataforma de gemación reutilizable, como se piensa que existe en el caso de otros virus) a partir de las proteínas virales sintetizadas por la célula infectada en aproximadamente 25 minutos. Los investigadores también pudieron determinar si los virus visibles en la superficie de una célula fueron producidos por ésta o bien si provenían de células próximas que ya estaban infectadas. Hasta ahora se sabía poco sobre los mecanismos de contaminación intercelular del virus del Sida. Estos descubrimientos aportan una nueva dimensión dinámica a este proceso.


TOP

La paradoja de los agujeros

Courtesy Institute of Physics, University of Stuttgart
Courtesy Institute of Physics, University of Stuttgart

Haga agujeros en una película de oro tan fina que ya sea semitransparente y obtendrá una película… ¡más opaca! Esta es la conclusión del equipo de investigadores del Physikalisches Institut de la Universität Stuttgart (Alemania). ¿Es sorprendente? Sólo a medias, porque se sabe que a causa de su naturaleza ondulatoria, la luz no puede pasar a través de los agujeros con un ancho inferior a su longitud de onda. Sin embargo, los metales a veces se convierten en la excepción de la regla. Hace una década, unos investigadores demostraron así que ante una determinada disposición de los agujeros, la luz incidente creaba ondas, a través de los electrones del metal, que se propagaban por toda la superficie. La interacción de estos plasmones con la luz engendraba la transmisión de ésta a través de la película.

No obstante, las películas de oro utilizadas respondían a estas condiciones de transmisión (20 nm de espesor y agujeros de 200 nm de diámetro) y, sin embargo, el nivel de luz transmitida era inferior al de la película no perforada. Los científicos cuestionan la naturaleza semitransparente de la película que deja pasar el 40 % de la luz. El 60 % restante sería insuficiente para permitir que los plasmones desempeñen su papel. Además, el índice de transmisión parece depender enormemente de la longitud de onda, puesto que los infrarrojos generan una absorción muy fuerte. Por lo tanto, el estudio alemán aporta un nuevo enfoque a los conocimientos pasados. El dominio de estas interacciones particulares podría llevar a la elaboración de chips plasmónicos integrados para filtrar determinadas longitudes de onda.

Más información

TOP

LA CIENCIA AL ALCANCE DE LA MANO

TOP

Vigilancia remota de los gorilas

Courtesy UWA
Courtesy UWA

Aún existen en nuestro planeta unos 700 gorilas de montaña. Cerca de la mitad de ellos viven en el “Parque Nacional Impenetrable” de Bwindi, en Uganda; los demás están distribuidos entre Ruanda y la República del Congo. El año pasado, Bwindi y el Parque Nacional de Mgahinga, muy cercano al mismo, atrajeron a 600.000 visitantes. Los gorilas, especie protegida en peligro de extinción, representan un valioso recurso turísticofinanciero, administrado por la Uganda Wildlife Authority (UWA). La UWA vela por que se respeten los espacios reservados para los gorilas, obtiene ingresos de las visitas a los parques nacionales en los que están y redistribuye una parte de sus ganancias a la población local, apoyando, entre otras cosas, escuelas, hospitales, actividades de cría de animales, etc.

Para llegar al gran público, la UWA acaba de lanzar la página web Friendagorilla.org, en la que los gorilas son los auténticos protagonistas. Allí se habla de sus costumbres, sus características específicas comparadas con las de otros primates, y quien quiera imitar a la famosa Dian Fossey puede consolidar su “amistad” con algunos gorilas de las montañas. Por la módica suma de un dólar al año, los internautas podrán seguir los desplazamientos de un pequeño grupo de ellos, las veinticuatro horas del día. Una serie de cámaras ocultas en el impenetrable bosque siguen la pista a estos nómadas, que se resguardan en un lugar diferente cada noche. También se pueden visitar in situ.

Le costará un poco más intentar verlos en persona en los parques nacionales de Mgahinga. Los “rastreadores” del parque intentarán enseñárselos, aunque no pueden garantizar su avistamiento. Pero incluso si no los viera, el esplendor del paisaje bastaría para eliminar su frustración.

Más información

TOP

Pasos “agigantados”

Sucesión de huellas de dinosaurio en el yacimiento paleontológico de Plagne (Francia). © CNRS Photothèque/Hubert Raguet/UMR5125
Sucesión de huellas de dinosaurio en el yacimiento paleontológico de Plagne (Francia).
© CNRS Photothèque/Hubert Raguet/UMR5125

En Plagne (Francia), entre Lyon y Ginebra, se han descubierto las huellas de dinosaurios más grandes hasta la fecha: alcanzan unas medidas de entre 1,20 m y 1,50 m de diámetro, y dejan un rastro que se extiende por cientos de metros. Jean-Michel Mazin y Pierre Hantzpergue, investigadores de la Universidad Claude Bernard de Lyon, las identificaron como huellas de saurópodos. Estos animales medían más de 25 metros de longitud y podían pesar hasta unas cuarenta toneladas. Sin embargo, no fueron los científicos quienes hicieron este descubrimiento, sino dos “aficionados” apasionados por la paleontología, los fósiles, los volcanes y la naturaleza, Marie- Hélène Marcaud y Patrice Landry. Su hallazgo no fue fortuito. Es la prueba de que los no profesionales pueden ser asistentes muy valiosos para los investigadores. Nuestros dos descubridores (una profesora jubilada y un geólogo) son miembros de una asociación local de naturalistas aficionados a la paleontología. “Constituimos grupos para explorar diferentes sectores”, explica Patrice Landry. “Conforme fuimos realizando nuestras observaciones y nuestros descubrimientos, determinamos ciertas facies de roca.

También estudiamos los mapas geológicos así como fotografías aéreas para identificar los afloramientos rocosos y la manera en la que podíamos alcanzarlos. A partir de ahí, nos centramos en algunos emplazamientos determinados y los exploramos con regularidad. Plagne era uno de ellos y era la primera vez que íbamos allí.” Un bello ejemplo de ciencia de la observación…





TOP

Competición en línea

Se rocía con agua una carretera antes de un ensayo de rendimiento de neumáticos realizado por el Laboratoire Central des Ponts et Chaussées de Nantes (Francia). © Austrian Institute of Technology/Roland Spielhofer
Se rocía con agua una carretera antes de un ensayo de rendimiento de neumáticos realizado por el Laboratoire Central des Ponts et Chaussées de Nantes (Francia).
© Austrian Institute of Technology/Roland Spielhofer

Tome tres palabras claves (neumático, carretera y seguridad). Mézclelas. Agítelas. Dé rienda suelta a su imaginación. Invente un mensaje claro, original y contundente para destacar la relación entre estos tres elementos en el tiempo de un videoclip.

¿El resultado? Un vídeo de cinco minutos como máximo, concebido para Youtube y con perspectivas de un futuro prometedor. Nos estamos refiriendo al concurso propuesto por TyroSafe (Tyre and Road Surface Optimisation for Skid resistance and Further Effects).

La obra del ganador será difundida en campañas, acontecimientos, exposiciones, etc., organizados por los socios de este proyecto europeo. El jurado está compuesto por diferentes expertos de la investigación industrial en el área de la seguridad vial. Los creadores pueden elegir libremente el formato de vídeo (videoclip al estilo de una campaña de publicidad, una canción, un vídeo de marketing…) y pueden utilizar los elementos visuales que encontrarán en la página de TyroSafe. Las creaciones están abiertas a todas las lenguas, pero deben estar subtituladas en inglés.






TOP

Navegación por la cultura

© Shutterstock/Lori Labrecque
© Shutterstock/Lori Labrecque


Mientras que Google tiene la ambición de digitalizar todos los libros del mundo, Europa pretende agrupar sus propias riquezas bajo la marca Europeana, reuniendo y poniendo en línea el inmenso patrimonio de las colecciones conservadas en las bibliotecas, los centros de archivos y los museos de todo el Viejo Continente. Estas colecciones comprenden un número impresionante de obras y de publicaciones (unos 2.500 millones de documentos contando sólo los de las bibliotecas) y millones de horas de películas y de vídeos sobre la historia y la cultura europeas. Europeana empezó a funcionar en noviembre de 2008 y esta gigantesca colección virtual ya ofrece 4,6 millones de “objetos digitales” (libros, mapas, objetos de arte, pósteres, fotografías, archivos audio-visuales, etc.), en 19 lenguas. Europeana no es sólo un desafío cultural, sino también un desafío tecnológico de comunicación.

Está siendo una tarea compleja poner en marcha las múltiples ramificaciones de esta red, que corresponden a contextos de gestión cultural a menudo diferentes. Cada colaborador ha tenido que adaptarse a unas normas indispensables para esta empresa común. Luego ha hecho falta inventar modos de consulta que garanticen el acceso más apropiado para usuarios muy diversos (investigadores, profesores y estudiantes, empresas culturales, o simplemente curiosos). Europeana merece la pena: en la portada aparecen una serie de temas que invitan a embarcarse en la navegación sociocultural. Cada objeto que se visita abre las puertas a otras pistas. También encontramos una máquina del tiempo donde se puede hacer clic en un año (desde 1801 hasta el 2007) y ver imágenes de aquel entonces. Como ya dice Europeana en su portada, su misión es ser “un lugar para la inspiración y las ideas”.

Por su parte, la Biblioteca Digital Mundial de la UNESCO, inaugurada en abril de 2009, tiene una dimensión universal. Ofrece a sus visitantes documentos muy diversos que le han sido cedidos por bibliotecas e instituciones culturales de todos los continentes. Actualmente, 26 instituciones de 19 países contribuyen a la misma, en diferentes lenguas: árabe, chino, inglés, francés, portugués, ruso y español.

Con esta biblioteca, la UNESCO pretende desarrollar el volumen y la diversidad de los contenidos culturales en Internet y reducir en lo posible las fracturas digitales entre distintos países o regiones.

Más información

TOP

El mapa del calentamiento al descubierto

© Shutterstock/Loris
© Shutterstock/Loris


La cumbre mundial de Copenhague ha logrado que se reconozca la necesidad de que el aumento de temperatura no exceda los 2ºC con respecto a las temperaturas preindustriales, aunque sin dar un objetivo con cifras para conseguirlo(1). ¿Qué pasaría si todo se quedara en buenas intenciones y franqueáramos el umbral de los 2ºC? Las consecuencias saltan a la vista gracias a un mapa interactivo del planeta propuesto por el gobierno británico en la página web Act on Copenhagen.

Este mapa presenta los últimos resultados científicos referentes al calentamiento climático. Podemos abordarlo escogiendo una zona geográfica o una de las causas y/o de las consecuencias de estos cambios: el impacto de las actividades humanas, la evolución de la agricultura, el futuro de la selva amazónica, el ciclo del carbono, el agotamiento progresivo de los recursos hídricos, la elevación del nivel de los océanos. Los escenarios son sobrecogedores: 130 millones de víctimas de inundaciones al año, mil millones de personas con escasez de agua, una subida de 48 centímetros del nivel de los mares (consideramos que actualmente 600 millones de personas viven a menos de diez metros por encima del nivel del mar), grandes zonas de la selva amazónica con sequía… ¿Se trata de hipótesis alarmistas? Los investigadores nos recuerdan que la ola de calor que se dio en Europa en el 2003 causó 35.000 muertes.

  1. Véase también la entrevista de Jean-Pascal van Ypersele en este número.


TOP

LA INVESTIGACIÓN VISTA CON LUPA

¿Nuevas ciencias?

En un artículo publicado en la revista Minerva, Andrea Bonaccorsi, profesor de economía de la innovación y de sociología de las ciencias en la Universidad de Pisa (Italia), intenta describir las características de lo que él denomina “las nuevas ciencias”, o sea, conocimientos organizados que se fueron desarrollando después de la segunda guerra mundial: las ciencias de la información, las ciencias de los materiales y las ciencias de la vida basadas en la biología molecular que, según él, son estructuralmente diferentes de disciplinas clásicas como la física, la química o la astronomía. El profesor destaca que, contrariamente a lo que a menudo se dice, el enfoque de las nuevas ciencias no está menos marcado por el “reduccionismo” que el de las antiguas ciencias, la voluntad de “sustituir lo visible complejo por lo invisible simple”, por retomar la célebre expresión del físico francés Jean Perrin. Tampoco se distinguen estas ciencias por su carácter interdisciplinario ni, en lo fundamental en todo caso, por una orientación más aplicada, en respuesta a las necesidades sociales y a las presiones económicas.

En su opinión, lo que esencialmente las define es su dinámica de investigación, una dinámica más “industrial”, caracterizada por un índice de crecimiento rápido y una gran diversificación que va de la mano con una tendencia a una ramificación divergente de las problemáticas: cada hipótesis explicativa da lugar a la apertura de un nuevo programa de investigación. Para establecer su tesis, Bonaccorsi explota los resultados de un análisis comparado de la frecuencia de aparición de nuevas palabras en publicaciones científicas que provienen, por una parte, de estos tres nuevos campos de investigación y por otra, de un campo tradicional bien establecido como es la física de altas energías.

No obstante, estas opiniones tan interesantes tienen que ser matizadas y completadas. Además, sin duda habría sido posible decir todo esto de forma más breve y simple. Pero no nos quejemos: comparado con muchos de sus colegas universitarios, el estilo de Andrea Bonaccorsi (casi) es el de Voltaire.

Michel André


TOP

EL RINCÓN PEDAGÓGICO

Tornado casero

@ Qwentes
@ Qwentes


Una cacerola llena de agua hirviendo, una barrita de incienso y una gran placa de plexiglás: he aquí todo lo que usted necesitará para crear un minitornado en su cocina. Primero, recorte 4 trozos de plexiglás para formar un paralelepípedo rectangular, de 1m de alto, abierto en la base y en lo alto. Antes de unirlos, haga un corte de aproximadamente 5 cm de ancho a lo largo de los bordes de las cuatro caras, del lado derecho (véase el dibujo). Luego, ponga la cacerola sobre un pequeño hornillo al lado del cual usted habrá colocado la barrita de incienso previamente encendida. Cubra todo con el paralelepípedo y espere. Usted verá poco a poco cómo aparece un tornado.

¿Magia? ¡No, física! Este dispositivo recrea en cierto modo las condiciones naturales propicias para la formación de tornados. A nivel de la cacerola, el aire está a una temperatura cercana a los 100°C mientras que baja a 30°C en la parte alta del paralelepípedo. La variación de temperatura de las diferentes capas de aire engendra una fuerza de empuje, denominada de Arquímedes, que provoca una aceleración vertical del vapor de agua. Simultáneamente, este movimiento produce una succión de aire a través de las 4 grandes hendiduras, lo que da como resultado la rotación del vapor ascendente. El papel de la barrita de incienso es liberar polvo sobre el que se agregan las partículas de agua, haciendo que el fenómeno sea más visible.

En la Tierra, los tornados se producen en las regiones calientes, donde las diferencias de temperatura entre el suelo y las capas altas del aire son lo suficientemente elevadas como para engendrar un movimiento ascendente. En cuanto a la rotación, se debe a la fuerza de inercia de Coriolis que refleja la rotación de la Tierra, a la que se superponen efectos geostróficos relacionados con los frotamientos diferenciales con el suelo y las capas sucesivas de aire. Al estar construido de esa forma, el dispositivo engendra un movimiento ascendente cuya rotación es contraria a las agujas del reloj, lo que corresponde a los tornados del hemisferio Norte. Dé la vuelta al paralelepípedo y cambiará de hemisferio…


TOP

JÓVENES INVESTIGADORES

Amoolya, su voz y su camino


Trabajo en la Universidad Emory de Atlanta (Estados Unidos). Tras hacer la tesis en Berkeley, obtuve una beca de postdoctorado en la EMBO (European Molecular Biology Laboratory), en Heidelberg (Alemania). Investigo las características de los mecanismos evolutivos de las respuestas al estrés bacteriano, que desempeñan un papel muy importante en las enfermedades humanas y en la biodegradación de los residuos tóxicos.

Aunque me gusta lo que hago, mi trayectoria científica en realidad no ha sido lineal. Al ser mis padres biólogos, me animaron a plantear cuestiones y a explorar la naturaleza. También tuve la influencia de la música: estudié canto y diferentes instrumentos desde que era niña. Al final de mis estudios secundarios, en la India, me costó escoger entre una carrera de música o de científica. Y luego obtuve una beca científica para ir a Estados Unidos, lo que me hizo poner rumbo hacia el Oeste. Allí, la posibilidad de tocar música en un nuevo entorno me ayudó a soportar el choque cultural y a hacerme nuevos amigos.

Recuerdo la etapa de mi doctorado como un periodo alegre y creativo. Los tres años pasados en Europa constituyeron otro maravilloso periodo de transición. Por segunda vez en mi vida cambiaba de continente y tenía que empezar de cero. Siempre asusta un poco eso de irse a miles de kilómetros, pero yo ya lo había hecho una vez y estaba preparada para el choque cultural. Me sorprendió que fuera al revés: Europa, al tener una cultura antigua y una historia larga, me recordaba más a la India y me sentí un poco como en casa cuando descubrí su ambiente urbano, con sus plazas y sus calles peatonales. Comprobé que mis colegas europeos eran tan productivos como los estadounidenses, pero que sabían mantener un equilibrio entre el trabajo y la familia, por ejemplo, disfrutando de vacaciones cada año. Al ver este equilibrio, empecé a sentir más ganas de casarme y de tener una familia, mientras que, en el contexto productivista estadounidense, había intentado evitarlo.

Ahora que estoy de vuelta a los Estados Unidos, me doy cuenta de que esta transición me ha permitido desarrollar mi propia voz (por tomar una metáfora musical). Aunque sea difícil mantenerla en la cacofonía de las presiones profesionales, posiblemente sea la razón más verdadera y más bella para seguir cantando o investigando.

Amoolya Singh
Computational biologist


TOP

Brèves Cordis

Desvelar el secreto de los bosques frondosos

El Consejo Europeo de Investigación (CEI) concedió una financiación de 1,8 millones de euros al proyecto SPATIODIVERSITY dirigido por dos especialistas en modelización ecológica, Thorsten Wiegand y Andreas Huth, investigadores en el centro Helmholtz de Investigación sobre el Medio Ambiente, en Leipzig (Alemania). En los próximos cinco años, su equipo va a estudiar los bosques tropicales para comprender los factores y los procesos que controlan la composición y la dinámica de estos hábitats con gran riqueza en biodiversidad. Con este estudio pretenden elaborar una teoría espacial unificada de la biodiversidad.

Los investigadores se basarán principalmente en la información que se puede obtener de la distribución espacial de las especies, explotada parcialmente hasta la fecha. Recurrirán a una recopilación de datos que está entre las más extensas actualmente, obtenida in situ por varios equipos de investigación. Sus trabajos también se apoyarán en potentes herramientas informáticas. Las últimas técnicas de análisis de configuración espacial servirán para determinar el número de estructuras espaciales de gran complejidad presentes en los bosques tropicales. Luego, se recopilarán los innumerables modelos individuales de simulación espaciales (que consisten en dar a cada árbol una coordenada espacial). Finalmente, el equipo de SPATIODIVERSITY empleará una técnica de selección de modelos para descubrir cuál refleja mejor las estructuras espaciales observadas.

Más información

TOP

Un nuevo observatorio en el Ártico

La red europea de observatorios marinos ESONET se sacó recientemente otro as de la manga: LOOME (“Long-term observatory of mud volcano eruptions”), un observatorio que vigilará a largo plazo la actividad de un volcán de lodo situado en el Mar de Barents, en el borde de la plataforma continental de Noruega.

Este volcán, llamado Haakon Mosby, se halla a 1.250 m de profundidad y su diámetro alcanza cerca de 1,5 km. Su centro, situado 3 km más abajo que los fondos marinos, expulsa una mezcla de lodo, gases y agua. En la zona externa se encuentran hidratos de metano que contribuyen a su estabilización. El observatorio permitirá estudiar las erupciones súbitas de gas y sus posibles efectos sobre el sistema de hidratos de gas, la composición del suelo y los organismos que viven en el borde del volcán. ESONET está financiado por el Sexto Programa Marco (6PM) con una dotación de 7 millones de euros. El observatorio fue instalado en el transcurso de la 24ª expedición en el Ártico del buque de investigación Polarstern, el rompehielos dirigido por el Instituto Alfred Wegener para la investigación polar y marina de Bremerhaven (Alemania).

Más información

TOP

Con la cabeza en las nubes

¿Qué papel desempeñan las nubes en los cambios climáticos? Esta pregunta aún no tiene una respuesta clara, pero el proyecto europeo EUCLIPSE (“Cloud intercomparison, process study and evaluation project”) pretende desvelar este misterio puesto que tiene por objetivo averiguar con precisión la relación existente entre las nubes y los cambios climáticos.

Estas formaciones atmosféricas, constituidas por millones de gotas que provienen de la condensación del vapor de agua contenido en el aire, tienen un papel fundamental en lo referente a las precipitaciones, el número de horas de luz solar y las temperaturas que se tienen que reflejar en los modelos climáticos.

EUCLIPSE, coordinado por la Universidad de Tecnología de Delft (Países Bajos), intentará producir modelos climáticos más precisos cuando esclarezca el papel que desempeñan las nubes en el calentamiento. Para tal efecto, investigadores de trece institutos de investigación europeos se han distribuido en diferentes grupos de trabajo. Algunos utilizarán un nuevo modelo denominado “EC-Earth”, que servirá para calcular el comportamiento de las nubes en un clima extremadamente cálido. Otros grupos realizarán actividades de simulación para analizar la evolución de las nubes en distintos escenarios de calentamiento climático, para diferentes regiones del mundo. Y finalmente, está previsto que una nueva gama de satélites “A-train” consiga hacer la primera representación de las nubes en tres dimensiones. Estos datos deberían constar en el próximo informe del Panel Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Más información

TOP

Un biodiésel sostenible

Tras la polémica en torno a los biocarburantes de primera generación procedentes de productos alimenticios, investigadores financiados por la Unión Europea van a estudiar una segunda generación, basada en la biomasa, que no compite con los productos alimenticios como el azúcar o el maíz. Este proyecto, llamado DIBANET (Development of Integrated Biomass Biofuels Approaches Network), pretende producir de forma sostenible levulinato de etilo, un biodiésel que se puede diluir perfectamente en gasóleo fósil y utilizar en un motor diésel normal.

Este proyecto, llevado a cabo por la Universidad de Limerick (Irlanda), integra a socios de Dinamarca, de Grecia, de Hungría, del Reino Unido, de Argentina, de Brasil, y de Chile, con lo que reforzará las relaciones entre América del Sur y Europa. Esta última pretende utilizar un 10 % de biocarburantes en su consumo energético total en los próximos diez años.


TOP

La dimensión genética de la sensibilidad a la insulina

Gracias a la tomografía computerizada de los genomas de miles de personas diabéticas y no diabéticas, los investigadores de cuatro proyectos financiados por la Unión Europea (EURO-BLCS, EUGENE2, EXGENESIS y EURODIA) han sacado a la luz una nueva variante genética que predispone a la diabetes de tipo 2. Se añade a la lista de las 18 ya identificadas, pero es especial al ser la primera que parece afectar a la capacidad de las células musculares de utilizar la insulina (la mayoría afectan a la capacidad del páncreas de producir suficiente insulina).

La diabetes de tipo 2 está provocada por una insuficiente producción de insulina o una mala reacción del cuerpo frente a ésta. Por ello las células absorben menos glucosa, por lo que disminuye la capacidad de producir energía de las mismas.

La nueva variante genética concierne al gen IRS1 (“Insulin Receptor Substrate 1”) responsable de la síntesis de una proteína que indica a las células musculares cuándo deben captar glucosa de la sangre. El estudio, publicado en la revista Nature Genetics, revela que en las personas que poseen esta variante genética la actividad del gen IRS1 se ve reducida en un 40 %. Estos resultados podrían permitir el desarrollo de un tratamiento que mejore la sensibilidad a la insulina de las células musculares de las personas que sufren diabetes de tipo 2.

Más información

TOP

Radiaciones, infartos y cardiopatías

Aunque los científicos saben desde hace tiempo que los pacientes tratados con altas dosis de radioterapia tienen más riesgo de padecer cardiopatías, todo apunta a que se habría subestimado la posibilidad de desarrollar estas enfermedades en respuesta a la exposición a radiaciones de baja intensidad, como las utilizadas en los centros hospitalarios y los odontológicos. Un estudio publicado en PLoS Computational Biology de Marco Little, Anna Gola e Ioanna Tzoulaki, todos ellos investigadores del proyecto europeo CARDIORISK, sugiere que existe una relación entre este tipo de exposición y el padecimiento de enfermedades cardiovasculares o de infartos.

Para llegar a tales conclusiones, los científicos realizaron un modelo matemático que permitía predecir el riesgo de desarrollar estas patologías en personas expuestas a radiaciones de baja intensidad como, por ejemplo, los trabajadores del sector nuclear. Los resultados han revelado que este riesgo varía proporcionalmente según la dosis de radiación. Aún se desconocen las causas de esta relación, pero los científicos avanzan la hipótesis de que la radiación destruye los monocitos (un tipo de glóbulo blanco), impidiendo que éstos degraden una proteína llamada MCP1. De ahí que la concentración de esta proteína en el organismo pase a ser demasiado elevada provocando una inflamación que sería a su vez responsable del desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Más información

TOP

Bacterias precavidas

La adaptación de los seres vivos a su medio se realiza progresivamente a través de un proceso de mutación genética y de selección natural en el que los individuos que tienen mutaciones más ventajosas prevalecen sobre los que tienen características menos favorables. Pero en los medios que evolucionan rápidamente, la mutación no es la mejor solución, al quedarse sus beneficios obsoletos rápidamente. Ahí es donde entra en juego otra estrategia de la evolución: el “bet-hedging”, que se podría traducir por “estrategia de minimización de riesgos” y que consiste, más prosaicamente, en no arriesgarlo todo en una sola apuesta.

Un equipo de investigación internacional dirigido por Hubertus Beaumont, de la Universidad de Leyde (Países Bajos) ha podido observar la emergencia de este fenómeno en laboratorio con bacterias Pseudomonas fluorescens. Éstas fueron introducidas en dos medios A y B de cultivos diferentes y, después de algunas generaciones, aparecieron nuevas cepas bien adaptadas tanto en A como en B. Los investigadores entonces colocaron las cepas adaptadas de A en el medio B y viceversa, y esperaron luego a que aparecieran cepas bien adaptadas a cada medio, invirtiéndolas seguidamente de nuevo.

Tras haber repetido el experimento un determinado número de veces, las bacterias acabaron por desarrollar una cepa cuyos individuos tenían exactamente el mismo genotipo (material genético), pero éste generaba varios fenotipos (expresión del genotipo) que les dejaba posibilidades de supervivencia en cada medio más o menos idénticas. Así, no todas las bacterias estaban adaptadas a un cambio de medio, pero se garantizaba la conservación de la especie.

Hubo nueve mutaciones entre la cepa utilizada al principio del experimento y la bacteria que recurrió a la minimización de los riesgos. Teniendo en cuenta la velocidad con la que las bacterias adoptaron y repitieron esta estrategia, los investigadores piensan que probablemente constituya una de las soluciones adaptativas más ancestrales.

Más información

TOP

Revisión de la teoría de la memoria

Una investigación angloalemana dirigida por Nathan Cashdollar, investigador en el Instituto de Neurología del University College de Londres, cuestiona parcialmente la teoría clásica sobre la memoria, establecida desde hace medio siglo. Según dicha teoría, el cerebro emplea diferentes mecanismos para crear recuerdos a corto plazo (de algunos segundos) y a largo plazo (de más tiempo). Ahora bien, los científicos han descubierto que una parte del cerebro que tradicionalmente se asociaba con la memoria a largo plazo, el hipocampo, también podría desempeñar un papel en la memoria a corto plazo. Analizaron la actividad cerebral y los recuerdos de pacientes que padecían una epilepsia con origen en el lóbulo temporal con esclerosis hipocampal. A los pacientes les enseñaron fotografías donde figuraban, por ejemplo, una mesa y sillas. Como estaba previsto, fueron incapaces de acordarse de estas fotos cuando se las enseñaron de nuevo una hora después.

Pero tan sólo cinco segundos después ya no conseguían acordarse de la disposición detallada de los objetos, señal de que su memoria a corto plazo también estaba afectada. Según los investigadores, estos resultados sugieren que la memoria a corto plazo funciona según dos redes distintas: una completamente independiente del hipocampo y otra que está relacionada con el mismo y que, por lo tanto, se debilita al igual que la memoria a largo plazo llegado el caso.

Más información

TOP

30.000 años en el Estrecho de Fram

Los investigadores del proyecto europeo ICEPROXY han conseguido reconstituir la cronología de 30.000 años de fluctuaciones en las condiciones del hielo marino en el Estrecho de Fram, entre Groenlandia y Sptitsbergen, única vía de comunicación en aguas profundas entre los océanos Ártico y Atlántico. Para lograrlo, recurrieron a una nueva técnica que combina dos marcadores biológicos: el IP25, una molécula producida por una microalga (la diatomea), que sólo puede existir si el estrecho está recubierto de hielo, y el brasicasterol, producido por un fitoplancton que vive sólo en mar abierto.

El análisis de los testigos de hielo revela la alternancia de periodos de hielo y de mar abierto, excepto en los últimos cinco milenios, en los que se observa la presencia simultánea de ambos marcadores biológicos, lo que prueba los cambios estacionales en las condiciones de formación del hielo marítimo. El hielo que transita por el estrecho de Fram ejerce una gran influencia sobre la circulación oceánica mundial y, por lo tanto, sobre el clima del planeta. Este viaje al pasado permite comprender mejor los cambios climáticos que se dieron antes de que el hombre tuviera un impacto sobre ellos.

El proyecto ICEPROXY está dirigido por Guillaume Massé, investigador en el CNRS (Centro Nacional de la Investigación Científica francés) y apoyado por el Consejo Europeo de Investigación (CEI). Cuenta con un presupuesto de 1,9 millones de euros. Empezó en el 2008 y durará hasta el 2013.

Más información

TOP

La Unión Europea sigue esforzándose por reducir los ensayos con animales

Los ensayos con animales de productos destinados a mejorar la calidad de vida de los hombres siempre han sido muy controvertidos. Con la creación en el año 2005 de la Asociación Europea sobre Métodos Alternativos a los Ensayos con Animales (EPAA), una colaboración entre científicos e industriales, la Unión Europea ya hizo gala de su determinación por reducir los experimentos con animales en sus países miembros. En marzo de 2009, tras diez años de discusiones y de presiones por parte de las asociaciones de protección de los animales, el Parlamento Europeo pasó una nueva etapa, prohibiendo las pruebas de cosméticos con animales en la Unión Europea.

El pasado mes de noviembre, en el transcurso de una conferencia de la EPAA, Günter Verheugen, Vicepresidente de la Comisión Europea, y Janez Potočnik, Comisario de Ciencia e Investigación, recalcaron el empeño que la Unión Europea tiene en reducir las pruebas con animales. Sus objetivos se basan en el concepto de las “tres erres” (reemplazo, reducción y refinamiento): reemplazar los experimentos con animales por otros métodos lo antes posible, reducir el número de animales utilizados y optimizar las condiciones de vida de los animales para minimizar su dolor. Para tal efecto, los miembros de la EPAA han decidido centrarse en la búsqueda de nuevos métodos, en la transferencia de lastecnologías, así como en la puesta en común de los datos.

Más información

TOP

Las miras europeas puestas en Estados Unidos

La Unión Europea ha lanzado dos proyectos para reforzar las colaboraciones científicas con los Estados Unidos en el programa “Capacidades” del Séptimo Programa Marco (7PM).

El primero se titula BILAT-USA (“Bilateral coordination for the enhancement and development of S&T partnerships between the European Union and the United States of America”).

Esta plataforma de diálogo reunirá a los actores de la ciencia y de la tecnología (CyT) europeos y estadounidenses en talleres, seminarios y coloquios científicos dedicados a cuestiones multidisciplinarias. BILAT-USA intentará también crear nuevas colaboraciones de investigación difundiendo información sobre las actividades de cooperación en CyT en la Unión Europea y en Estados Unidos.

El segundo proyecto, denominado LINK2US (“European Union - United States research cooperation network: Link to the United States”), pretende reforzar las actividades de cooperación en CyT entre Estados Unidos y la Unión Europea. Recopilará información sobre los programas de financiación y las posibilidades de investigar en Estados Unidos, y la comunicará a los científicos europeos y a los institutos de investigación. También identificará las barreras que obstaculizan la participación de los investigadores en los programas de investigación estadounidenses.

Ambos proyectos empezaron en octubre de 2009, con una duración prevista de tres años. Están coordinados por la Agencia Austriaca de Fomento de la Investigación (FFG) y la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, American Association for the Advancement of Science).


TOP

Las miras estadounidenses puestas en Europa

Al otro lado del Atlántico muchos piden que se estrechen los lazos entre Europa y los Estados Unidos.

Alan Leshner, director de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés), fue invitado a Bruselas el pasado mes de octubre. Al hablar en la conferencia inaugural anual del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea, destacó la importancia de una estrecha colaboración entre Europa y Estados Unidos para acometer los grandes retos de nuestro tiempo como el cambio climático, la sanidad y las comunicaciones, entre otros.

El director de la AAAS manifestó que la Unión Europea y Estados Unidos deberían impulsar la creación de una comunidad científica verdaderamente mundial e insistió en que se tenían que hacer más esfuerzos para integrar a los científicos de los países en desarrollo en el seno de esta comunidad. No obstante, reconoció que en estos últimos años, Estados Unidos no había sido el socio ideal de investigación. El ataque del 11 de septiembre de 2001 tuvo repercusiones: dificultades en la obtención de visados, recortes en las subvenciones y estrictas normas de seguridad en los laboratorios, reduciendo el número de científicos extranjeros interesados en trabajar en Estados Unidos. Pero el director también destacó que la postura oficial de Estados Unidos con respecto a la ciencia estaba cambiando.

Al final del discurso, el AAAS y el CCI firmaron un memorándum de acuerdo de tres años de duración. Ambas instituciones organizarán talleres comunes, intercambiarán información y publicarán informes conjuntamente.

Más información

TOP