Banner Research Aviso jurídico importante
   
Dirección de contacto   |   Búsqueda   
ITER
elemento gráfico Home
elemento gráfico Perspectiva general
elemento gráfico Ventajas
elemento gráfico ITER
elemento gráfico Cooperación
elemento gráfico Ubicación
   
image image
elemento gráfico Otros proyectos temáticos

 

image

Perspectiva general

Un suministro seguro de energía para el futuro

Garantizar el suministro de energía en el futuro es el mayor reto al que se enfrenta Europa y el resto del mundo. La sociedad actual depende de un suministro de energía abundante y fiable. No obstante, nuestras principales fuentes de combustible, como el petróleo y el gas, son cada vez más escasas y caras; además, representan importantes fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero, la principal causa del calentamiento global.

Se espera que en los próximos 50 años se duplique la demanda mundial de energía, a medida que la población de los países en vías de desarrollo aumente su nivel de vida. ¿Dónde vamos a encontrar entonces esa energía limpia, segura y garantizada que necesitarán las generaciones futuras de todo el mundo? Para satisfacer las necesidades futuras, se requerirá una combinación adecuada de energías, entre las que destacan las renovables como la energía eólica, pero también necesitamos desarrollar nuevas fuentes de energía que proporcionen una potencia continua y a gran escala a largo plazo, y sin dañar el medio ambiente.

Fusión: hacia una solución internacional de energía

La energía de fusión podría ser una solución sostenible para las necesidades energéticas de Europa y del resto del mundo. La ciencia está a punto de dar el siguiente paso hacia la materialización de esta solución, mediante una colaboración internacional en una instalación de fusión experimental, denominada ITER. ITER es el mayor proyecto científico de investigación energética de todo el mundo, y se va a construir en Europa.

La fusión es el proceso responsable de la energía que libera el Sol; por tanto, se puede decir que la energía de fusión es la que hace posible toda la vida en la Tierra. A diferencia de la energía de fisión, que implica romper átomos muy pesados para liberar energía, la fusión libera energía como resultado de la unión de dos átomos ligeros, por ejemplo, la fusión de dos átomos de hidrógeno para formar uno de helio. En el interior del Sol, los átomos de hidrógeno colisionan entre sí y se fusionan a temperaturas altísimas (cerca de 15 millones de grados centígrados) y sometidos a enormes presiones gravitatorias: cada segundo se fusionan 600 millones de toneladas de hidrógeno formando helio.

En la Tierra, la fusión se reproducirá a una escala mucho más modesta que en el Sol. Pero eso también significa que las temperaturas deberán ser superiores (¡diez veces más!) para obtener una fuente de energía práctica. Se trata de un reto muy importante en el que van a participar científicos e ingenieros de todo el mundo.

Top

 

  page 1 page 2 page 3 page 4 page 5
elemento gráfico