AVISO JURÍDICO IMPORTANTE: La información que se ofrece en estas páginas está sujeta auna cláusula de exención de responsabilidadet d'une una declaración sobre derechos de autor
  Comisión Europea > Política Regional


Newsroom Newsroom Comisario Debate Temas Direccion General

Glosario | Busqueda | Dirección de contacto | Mailing lists
 
Inforegio/Panorama

La revista trimestral de los agentes del desarrollo regional

Indice
3 / 10

¿Para qué sirve la evaluación de la política regional?


La evaluación constituye un instrumento de correcta gestión que ayuda a los responsables a determinar los objetivos y las prioridades. Permite a los gestores implantar políticas eficaces y de calidad y a los responsables de los fondos públicos dar cuenta de los resultados obtenidos y de los beneficios que obtiene el ciudadano.

¿Qué significa "evaluar un programa"?


La evaluación forma parte integrante del programa. En la fase de diseño de éste, la evaluación ayuda a determinar las necesidades, ofrecer los datos necesarios para fijar los objetivos del programa y conceder los créditos para obtener un resultado óptimo.
Durante la aplicación del programa, la evaluación ayuda a determinar si el programa ha alcanzado sus objetivos y, si tal no es el caso, a detectar las dificultades que se plantean, e incluso las medidas correctoras necesarias para lograr una mayor eficacia.
Al final del programa, la evaluación permite tanto apreciar los resultados del programa como extraer conclusiones para intervenciones futuras, rindiendo cuentas de este modo a los ciudadanos y a sus representantes.

¿Sólo se evalúan los programas?

Aunque se centra en los programas, la evaluación cubre también los proyectos y la política en su conjunto.

En el caso de los proyectos, la evaluación trata sobre todo de determinar y analizar los costes y los beneficios que aporta su ejecución para toda la sociedad. Permite de este modo establecer prioridades entre los distintos proyectos que deben financiarse y los medios públicos con que deben contar. La evaluación del proyecto no sólo es financiera, sino también económica, con un análisis de las repercusiones socioeconómicas. Se tiene cada vez más en cuenta el impacto medioambiental.

En el caso de la evaluación de la política en su conjunto, se trata de evaluar las prioridades horizontales que transcienden la política propiamente dicha, como por ejemplo, las prioridades de las políticas comunitarias o las prioridades de la Unión, o bien, las medidas de política regional en favor de las PYME, la sociedad de la información, la investigación y el desarrollo, etc.

¿Quién se encarga de la evaluación?

Las responsabilidades en materia de evaluación se determinan según las responsabilidades de los distintos interlocutores a lo largo del período de aplicación del programa.

  • La evaluación ex ante corresponde a las autoridades responsables de la elaboración del programa o del proyecto en los Estados miembros.
  • La evaluación intermedia se basa en la cooperación, correspondiendo un mayor número de responsabilidades a las autoridades encargadas de la gestión y a los comités de seguimiento.
  • La evaluación ex post corresponde sobre todo a la Comisión, la cual debe rendir cuentas de los resultados y adaptar la política.

La Comisión desempeña un papel fundamental por lo que respecta a la promoción de la evaluación, el apoyo y la determinación de la metodología.

Las administraciones no disponen de los medios necesarios para las actividades de evaluación, por lo que deben recurrir a los servicios de expertos en asesoramiento y a las universidades.

Asimismo es importante crear los medios que permitan a los distintos participantes en la evaluación entablar un debate e intercambiar puntos de vista. Tal es el objetivo de las conferencias europeas sobre evaluación de las políticas estructurales.

Mejora cualitativa de la evaluación: la Conferencia de Edimburgo

Una vez conseguido el objetivo de fomentar la evaluación, en el período 2000-2006 se plantea el desafío de su calidad. Tal era la finalidad de la conferencia de Edimburgo, en la que participaron 370 personas de los quince países de la Unión y los seis países candidatos. En ella se debatieron y analizaron las experiencias en materia de evaluación de los grandes programas y proyectos, así como evaluaciones temáticas sobre el empleo, la igualdad de oportunidades, la I+D y el medio ambiente. También se abordaron los temas de la calidad de los datos, la utilización de la evaluación y la necesaria adaptación de la evaluación a las exigencias de la gobernanza.

La conferencia concluyó con un alegato del Sr. Barnier, Comisario responsable de política regional, y del Sr. Crauser, Director General de la Dirección General de política regional, en favor de la evaluación como instrumento necesario para la correcta gestión de los programas.
La calidad y el desarrollo de la evaluación forman también parte integrante de las prioridades de la reforma administrativa de la Comisión.


Instrumentos de apoyo:

  • Seis volúmenes de la colección del programa metodológico "MEANS" (organización y gestión de la evaluación, indicadores, principales técnicas, evaluación en el marco de la cooperación, evaluaciones temáticas y glosario)
  • Cinco documentos técnicos (evaluación ex ante, indicadores de seguimiento y evaluación, reserva de eficacia, evaluación ex ante Interreg y evaluación intermedia)
  • Guía de los análisis de costes-beneficios
  • Guía de la evaluación del impacto medioambiental
  • Varios documentos y síntesis de evaluación
    http://ec.europa.eu/regional_policy/evaluation


 

Last modified on