AVISO JURÍDICO IMPORTANTE: La información que se ofrece en estas páginas está sujeta auna cláusula de exención de responsabilidadet d'une una declaración sobre derechos de autor
  Comisión Europea > Política Regional


Newsroom Newsroom Comisario Debate Temas Direccion General

Glosario | Busqueda | Dirección de contacto | Mailing lists
 
Panorama Inforegio

La revista trimestral de los agentes del desarrollo regional

Indice
5/ 10


Descubrimiento

Finlandia
Entre la modernización de los sectores tradicionales y las nuevas tecnologías

A lo largo de los últimos años, el país de los 187.000 lagos ha logrado reorientar su economía apostando, entre otras cosas, por el potencial de las nuevas tecnologías y la sociedad de la información. Los nuevos programas finlandeses de los Objetivos n°1 y n° 2 para el período 2000-2006 lo demuestran claramente.

Hace 20 años, debido a la recesión de finales de los ochenta y a la disolución de la URSS, uno de sus principales deudores, Finlandia sufrió una crisis económica sin precedentes. Las finanzas públicas no han podido soportar el aumento súbito del desempleo combinado con un sistema de seguridad social generoso. A principios del último decenio, el marco finlandés se devaluó un 25%. Tras su adhesión a la Unión Europea en 1995, el país alcanzó un ritmo de crecimiento económico de entre los más elevados de la Unión Europea. Pero con una tasa de desempleo próxima al 12%, Finlandia se sitúa a la cola del pelotón europeo. La situación es especialmente preocupante para los jóvenes y los parados de larga duración. Por otra parte, ha aumentado considerablemente el número de mujeres excluidas del mercado laboral. La consecuencia inmediata ha sido una propensión al éxodo rural y a la saturación de los centros urbanos. Las economías locales suelen ser demasiado dependientes de los sectores tradicionales de la madera, la química y la metalurgia, monopolizados por grandes empresas. Además, Finlandia cuenta con relativamente pocas pequeñas y medianas empresas y, en las regiones aisladas, la oferta de puestos de trabajo se concentra, casi exclusivamente, en los sectores público, agrario y forestal.



Sampo 2000: Desterrar el pesimismo económico

Finlandia Vencer la melancolía ambiente. Una apuesta difícil de ganar en la región de Parikkala-Saari, situada en el sudeste de Finlandia. Arrastrado por la recesión de 1991, el empleo industrial descendió un 50% en cinco años en la subregión de Parrikkala. A partir de 1996, emergieron pequeños proyectos de desarrollo, orientados hacia ramas de actividades específicas. El Consejo regional de Carelia del Sur y las municipalidades de Parikkala y Saari tomaron el relevo y decidieron crear un gran programa de acción, basado en la innovación y la cooperación de todas las partes interesadas. El proyecto, denominado "Sampo 2000", tiene por objetivo desarrollar las empresas existentes y, sobre todo, permitir la instalación de nuevas empresas en la región. "Sampo 2000" se ha beneficiado con ayudas del FEDER por un importe de 42,847 millones de euros.

Para ayudar a las empresas instaladas en la región, "Sampo 2000" ofrece verdaderos servicios de consultoría analizando sus necesidades y las oportunidades del mercado, estableciendo planes financieros e incluso diseñando esquemas de desarrollo adecuados. Más de 50 empresas se beneficiaron de esta asistencia. Resultado: se mantuvieron treinta puestos de trabajo y se crearon cincuenta. Cuando estas empresas funcionen al cien por cien, podrían generar la creación de cincuenta nuevos puestos de trabajo. La otra prioridad de este proyecto era atraer nuevas empresas. Pariwood Oy fue la primera en instalarse en la región. Esta empresa, en manos de accionistas austríacos, produce tablas utilizando la materia prima local. En 2003, debería emplear entre 70 y 80 personas. Actualmente, ya se han establecido en la región cinco nuevas empresas que generan un considerable efecto multiplicador en la economía local.

Contacto : Municipio de Parikkala, Marjatta Pahkala, Municipal Manager, Harjukuja 6, FIN-59100 Parikkala, Finland,

Tel: + 358 5 686 1250,
Fax: + 358 5 686 1290,
E-mail: marjatta.pahkala@parikkala.fi


Los programas de desarrollo de Finlandia durante el período 2000-2006

Regiones menos desarrolladas

Para el período 2000-2006, la Comisión Europea ha adoptado dos programas del Objetivo n°1, dotados con un presupuesto comunitario de 948 millones de euros: dos tercios se destinan a Finlandia oriental y un tercio a Finlandia septentrional.

Los dos programas finlandeses conciernen a las regiones de Kainuu, Carelia del Norte, Savo septentrional, Savo meridional, Laponia y regiones de Ostrobotnia septentrional, Ostrobotnia central y del centro del país. En total, el 20,4% de la población finlandesa recibirá ayudas de los cuatro Fondos Estructurales (FEDER, FSE, FEOGA y IFOP) entre 2000 y 2006.
La mayoría de las zonas finlandesas cubiertas por el Objetivo n°1 ya recibían una ayuda comunitaria, entre 1994 y 1999, en virtud del Objetivo n°6 (zonas muy poco pobladas).

Los programas del Objetivo n°1 finlandés se articulan en torno a cuatro grandes prioridades:

  • El desarrollo de las empresas
  • El desarrollo de las regiones rurales
  • El conocimiento, la tecnología y el empleo
  • Las infraestructuras

La reconversión de zonas en dificultades

Un 30,2% de la población finlandesa vive en regiones que recibirán ayudas del Objetivo n°2. Éste integra los Objetivos nos 2 y 5b del período 1994-1999. El presupuesto comunitario asignado al Objetivo n°2 para este país asciende a casi 500 millones de euros. Esta ayuda se concentra principalmente en las zonas industriales y las zonas rurales.


Entrevista con Veijo Kavonius,
Director de desarrollo regional del Ministerio del Interior

Finlandia está conociendo un crecimiento económico envidiable, pero todavía está intentando vencer uan elevada tasa de desempleo. ¿Cuántos empleos se han creado con la ayuda de los Fondos Estructurales durante el período de programación de 1994-1999?Veijo Kavonius

En lo que se refiere a los programas de los Objetivos n°2, n°5b y n°6 del período 1994-1999, la estimación efectuada en octubre de 1999 dio como resultado 40.000 empleos creados, cifra ligeramente inferior a nuestras previsiones. No obstante, el número total de empleos creados gracias a las intervenciones estructurales del período anterior no puede determinarse todavía ya que la aplicación de los programas continúa aún este año. Por otra parte, los programas generan efectos a largo plazo muy difíciles de cuantificar hoy en día.

También es extremadamente difícil calcular el número de puestos de trabajo que se mantienen gracias a esos programas, aunque las cifras que se han indicado representan el doble, o incluso el triple, del número de empleos creados, es decir, 80.000 o 120.000 puestos de trabajo mantenidos.

Siempre en términos de creación de empleo, ¿qué espera de este período de programación?

En Finlandia, durante el período 2000-2006, van a aplicarse dos programas de los Objetivos n°1 y n°2. Estos programas deberían permitir crear aproximadamente 80.000 nuevos empleos, 30.000 de los cuales corresponderán a las regiones del Objetivo n°1. Se calcula también que los programas permitirán mantener 160.000 puestos de trabajo existentes.

¿La ayuda de los Fondos Estructurales ha supuesto un aumento del número de PYME?

Las financiaciones de los Fondos Estructurales para el desarrollo de las empresas estaban destinadas principalmente a las PYME y a favorecer la aparición de nuevas empresas. En octubre de 1999, según nuestras estimaciones, se habían creado 5.000 nuevas empresas gracias a los Fondos Estructurales.

¿Cuáles son las prioridades de Finlandia para el próximo período de programación de 2000-2006?

En los próximos años los esfuerzos de desarrollo regional ya no pretenderán más mantener las estructuras existentes, si no que tratarán de reformarlas para permitir así aumentar su competitividad. Esto hace necesario el desarrollo de la tecnología y de los conocimientos prácticos y la cooperación, en diferentes áreas, entre universidades, institutos de investigación y empresas. Dicha estrategia también está apoyada por financiaciones privadas. En general, las prioridades de los programas de los Objetivos n°1 y n°2 son parecidas y pretenden mejorar el atractivo de la región y la competitividad de las empresas, así como el desarrollo de los conocimientos y de la experiencia, de los recursos humanos, la tecnología, la estructura regional y el medio ambiente. En las regiones rurales correspondientes al Objetivo n°1, la diversificación de la producción y la consolidación de las estructuras son nuestros caballos de batalla.


 

Last modified on