Navigation path

Additional tools

España

Corredor Madrid-Levante de alta velocidad

Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, Región de Murcia, España

Está a punto de abrirse una de las líneas de alta velocidad más modernas de Europa, la que conecta Madrid con la costa oriental de España, en la fachada mediterránea. Se espera que esta línea reduzca significativamente los tiempos de viaje, mejore la conexión entre regiones muy alejadas entre sí, y propicie el abandono del automóvil en favor del tren, un medio de transporte más respetuoso con el medio ambiente.

Este proyecto de línea de alta velocidad comprende dos fases operativas. Tras la conclusión de la primera, prevista para el año 2010, los trenes podrán viajar entre Madrid y Albacete a velocidades de 300 km/h o superiores. Una vez se complete la totalidad de la línea en 2012, los trenes podrán viajar a su velocidad máxima a lo largo de todo el recorrido entre la capital española y las ciudades mediterráneas de Murcia o Valencia.

Expansión de la red

Durante estas últimas décadas, España se ha embarcado en la tarea de modernizar su red ferroviaria, adaptándola a la red europea de alta velocidad, que se encuentra actualmente en una fase de gran expansión. España tiene previsto contar en 2010 con más de 2 200 km de líneas de alta velocidad, lo que le convertirá en uno de los líderes mundiales en este terreno.

Este proyecto de línea de alta velocidad, conocido como «Línea Levante» o «Corredor Madrid-Levante», se viene a enmarcar, pues, en este esfuerzo de mejora de la red ferroviaria a nivel nacional. La línea discurre por cuatro Comunidades Autónomas: Madrid, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia.

Esta nueva y enorme infraestructura abarca 22 subtramos de alta velocidad entre Madrid y la costa del Levante. El grueso de los trabajos se centra en los movimientos de tierra y en la construcción de nuevas vías, túneles, viaductos y estructuras de drenaje; también se presta una especial atención a la protección medioambiental, con medidas especiales para los espacios más frágiles por los que discurre la ruta.

Esta nueva línea será compatible con los trenes internacionales de alta velocidad, que utilizan un ancho de vía inferior al existente en la mayor parte de la red ferroviaria regular de España. Las obras realizadas en el marco de este proyecto cubren una longitud total de casi 221 km, 24 de ellos en forma de túnel.

Viajes más rápidos y confortables

La nueva línea hará posible que todas las capitales de Castilla-La Mancha tengan acceso a trenes de alta velocidad, y acercará Murcia a la capital española. Todas las ciudades situadas a lo largo de su recorrido se beneficiarán asimismo de una considerable reducción de los tiempos de viaje por ferrocarril: por ejemplo, el trayecto Madrid-Valencia se realizará en menos de la mitad de tiempo, 90 minutos frente a los 202 actuales. Se espera con ello facilitar la vida de los viajeros frecuentes y atraer más turismo a esta zona de España.

También se crearán nuevas estaciones, adaptadas a los más modernos estándares, en ciudades situadas a lo largo de la ruta como Cuenca, Albacete, Valencia, Alicante, Elche, y Murcia.

El proyecto ha tenido igualmente un impacto muy positivo en la mano de obra local: la fase de ejecución supuso la contratación de unas 14 500 personas en las áreas de planificación, gestión y construcción, y se espera que la fase operativa genere alrededor de 1 170 empleos.

España

Información técnica

Inversión total

EUR 1 122 895 800

Inversión de la UE

EUR 725 839 800

Contacto

Dirección General Económica Financiera y de Control de la Entidad pública Empresarial Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF)
C/ Sor Ángela de la Cruz, 3 8ª planta
E-28020, Madrid
España

 

 

Política regional de la UE: Manténgase informado