Fortalecimiento de los enlaces ferroviarios españoles

La construcción de un tramo de 53 km de vía ferroviaria de alta velocidad entre Antequera y Granada ayudará a transformar los transportes en el sur de España, al acortar los tiempos de viaje y permitir el acceso a regiones que anteriormente estaban aisladas.

Otras herramientas

 

Esta es la primera fase del proyecto de la línea de alta velocidad Antequera-Granada, que se ha diseñado para usar un ancho de vía internacional con el fin de garantizar la integración total en la Red Transeuropea de Transporte, el llamado programa RTE-T. Las especificaciones también se ajustarán a los estándares de interoperabilidad ferroviaria estipulados en la Directiva de la UE 96/48/CE, que facilitará la circulación de trenes de alta velocidad por las diversas redes ferroviarias europeas.
El trabajo garantizará la continuidad del enlace ferroviario de alta velocidad Sevilla-Almería y proporcionará conexiones clave con la España meridional. De hecho, la nueva línea ferroviaria formará parte de la red ferroviaria de alta velocidad de la Península Ibérica, el Enlace Ferroviario de Andalucía, una de las rutas prioritarias del programa RTE-T. La línea Antequera-Granada también completará el proyecto de la línea de alta velocidad Córdoba-Málaga cuando las dos rutas enlacen con el empalme de Bobadilla.
El proyecto proporcionará trabajos extensos de infraestructuras, que incluirán movimiento de tierra, túneles, drenaje, construcción de estructuras ferroviarias y restauración de servicios y servidumbres. La construcción de interconexiones permitirá que la línea sea atravesada por carreteras. El trabajo llevará al aprovisionamiento de una vía doble de alta velocidad capaz de soportar trenes que podrán alcanzar una velocidad máxima de 300 km/hora.

Adopción de tecnología

Los objetivos del proyecto incluyen la reducción de las horas de viaje y el aumento de la seguridad ferroviaria al aprovechar tecnologías avanzadas de gestión del tráfico y sistemas automatizados de conducción de trenes. La intención es hacer del tren un modo de transporte más competitivo para quienes viajen entre Madrid y el sur de España, en especial para quienes se desplacen de ciudades que están en esa ruta, como Córdoba, Sevilla y Málaga.
Al reducir las horas de viaje, el proyecto reforzará la cohesión entre las regiones de España, a la vez que mejorará el desarrollo de las áreas que anteriormente estaban aisladas por terreno montañoso. Se producirán también beneficios medioambientales, porque el proyecto promete reducciones sustanciales del consumo de combustible, las emisiones de gases de efecto invernadero, el ruido y la contaminación del aire.

Impulso del empleo

Durante la fase de aplicación, este proyecto proporcionará empleo a 2 500 personas. Es probable que se creen más de 700 empleos cuando la línea esté operativa. Cuando se complete, dos empresas públicas se harán cargo de la gestión de la infraestructura: el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) supervisará la gestión pública, administración y construcción de la infraestructura ferroviaria; Renfe-Operadora proporcionará los servicios ferroviarios.

Financiación total y de la UE

El proyecto «Línea ferroviaria de alta velocidad Antequera-Granada - Fase de plataforma 1» tiene un presupuesto total acogido a financiación de 405 791 723 EUR, de los que el Fondo de Cohesión y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional aportan 324 633 379 EUR para el período de programación 2007 a 2013.

Fecha provisional

01/01/2007