El mar ofrece la solución para la escasez de agua en España

La nueva planta desalinizadora garantizará un suministro de agua potable a más de 30 000 personas.

Otras herramientas

 

Las autoridades españolas competentes en materia de agua están mejorando la infraestructura de desalinización, en un esfuerzo por garantizar el suministro sostenible de agua en la región, que padece escasez de este recurso.

Alternativa a los trasvases desde otras cuencas fluviales

Este proyecto contempla la construcción de una nueva planta desalinizadora y la infraestructura asociada en tres municipios situados al norte de la ciudad de Castellón de la Plana, en la Comunidad Valenciana.

El agua purificada en la planta sustituirá parcialmente los trasvases desde otras cuencas fluviales, así como la extracción de los acuíferos subterráneos. Los 31 600 residentes en las poblaciones afectadas (Cabanes, Oropesa y Benicassim) serán los principales beneficiarios del proyecto, que les procurará un suministro de agua potable y sostenible. Durante la fase de construcción de la planta se crearán unos 70 puestos de trabajo, que irán seguidos de 13 empleos a largo plazo, como resultado del proyecto.

Potencial para producir 43 millones de metros cúbicos de agua

La planta desalinizadora en sí estará ubicada en el municipio de Cabanes. Tendrá una capacidad de producción de unos 21 hectómetros cúbicos (21 millones de metros cúbicos), que se incrementarán a 43 hectómetros cúbicos en una fase posterior. Para el proceso de desalinización, se empleará la técnica de ósmosis inversa, que utiliza la presión y unas membranas para separar la sal del agua. La planta tendrá un rendimiento medio del 45 % (de agua tratada respecto al volumen extraído).

Sin embargo, para que llegue hasta la planta, es preciso canalizar el agua del mar a través de conductos submarinos. Una vez en la costa, el agua se somete a un tratamiento previo (de filtrado y desinfección) antes de hacerla llegar por las tuberías hasta la planta desalinizadora. Este tratamiento previo se llevará a cabo en un edificio nuevo con un tamaño de unos 500 m2.

La planta desalinizadora contendrá bastidores de ósmosis inversa, un sistema para tratar el agua desalinizada, un depósito de agua producida de 5000 m3, un edificio de control y un edificio de procesamiento.

Se construirán dos conducciones para transportar el agua producida (potable) desde la planta hasta los municipios a que prestará servicio. Además, para eliminar la salmuera obtenida durante el proceso de potabilización, se construirán tuberías terrestres y submarinas para transportar este producto residual sin problemas hasta el mar.

Coste total y financiación de la UE

El proyecto «Oropesa del Mar Desalination Plant and complementary works in Valencia» tiene un coste total acogido a financiación de 30 817 931 EUR, de los que el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la UE aporta 15 090 000 EUR.

Fecha provisional

11/07/2012