Una nueva ruta ferroviaria atraviesa la Cordillera Cantábrica

Una de las obras más importantes en la nueva línea de alta velocidad entre Madrid y Asturias, en el noroeste de España, es la construcción de dos túneles en el puerto de Pajares, para lo que se está utilizando maquinaria pesada de última generación. Su conclusión supondrá una considerable reducción en los tiempos de viaje a través de un difícil terreno montañoso.

Otras herramientas

 

Ubicados entre las comunidades autónomas de Castilla y León y Asturias, los túneles de Pajares –previstos en los planes europeos de mejora del eje ferroviario de alta velocidad del suroeste de Europa– se están construyendo en el marco de un proyecto financiado parcialmente por la UE.

Dos nuevos túneles

Los primeros planes para construir una línea de alta velocidad entre Madrid y Asturias, pasando por León, empezaron a tomar forma en la legislación europea en el año 1996, en el contexto del programa de modernización del transporte ferroviario en la Península Ibérica y el resto de Europa.

Actualmente se están realizando, en el marco de un importante proyecto para la línea de alta velocidad Madrid-León-Asturias de transporte de pasajeros y mercancías, unas obras en el puerto de Pajares, en concreto en dos de sus subtramos: La Robla-Túneles de Pajares y Túneles de Pajares-Sotiello-Campomanes-Pola de Lena. Esta ruta atraviesa la Cordillera Cantábrica, una barrera natural que dificulta el transporte entre el Principado de Asturias y el centro de España.

El objetivo del proyecto es construir túneles nuevos y más rectos a lo largo de un tramo de 25 km, parte de la nueva variante de Pajares que se extiende por un total de casi 50 km, y que viene a sustituir a la anterior variante abierta a finales del siglo XIX.

Las obras que se están acometiendo afectan a cuatro subtramos. En la primera fase, las empresas adjudicatarias del proyecto desplazarán terreno y construirán nuevos túneles y viaductos. También se instalarán galerías transversales de conexión a intervalos regulares entre los dos túneles paralelos de vía única. Se utilizarán equipos de última generación, como máquinas tuneladoras capaces de revestir los muros inmediatamente después de perforar los agujeros. Las obras se centrarán, en una segunda fase, en la colocación de los raíles, la electrificación y la instalación de los equipos de comunicación y señalización.

Un estímulo para los viajes y el turismo

La nueva variante de Pajares y sus túneles constituyen uno de los tramos más importantes de la línea de alta velocidad entre Madrid y Asturias. Una vez finalizada, esta nueva ruta permitirá viajar más cómoda y rápidamente entre ciudades como Valladolid, Palencia, León, Oviedo y Gijón, reduciendo a la mitad, en la mayoría de casos, los tiempos de viaje.

Entre otros beneficios, se espera que esta nueva y moderna línea facilite el acceso de los turistas al noroeste de España, y anime a los automovilistas de la zona a abandonar el coche en favor del tren.

Fecha provisional

10/05/2010