Nueva estación de ferrocarril: un enlace fundamental para las redes de transporte

Barcelona contará con una moderna estación de ferrocarril para varios sistemas ferroviarios (cercanías, regional y de larga distancia), cuyo objetivo será facilitar el intercambio entre un sistema y otro a los pasajeros.

Otras herramientas

 

Esta nueva infraestructura estará ubicada en el Prat de Llobregat, cerca del Aeropuerto Internacional de Barcelona El Prat. Se trata de un punto ideal para conectar las muchas redes de transporte de la zona, incluidos el tren de alta velocidad (AVE), el Metro (L1 y L9) y el transporte aéreo. Se prevé que el número de usuarios potenciales por año pase de los 1,4 millones de 2010 a 8,4 millones de cara a 2013.

Uso racional del transporte

El objetivo subyacente de este importante proyecto es aumentar el uso del transporte público y promover un uso más racional de los vehículos particulares. Para ayudar a conseguirlo, la estación contará con un gran aparcamiento subterráneo, que hará más fácil cambiar entre el vehículo particular y el transporte público. Se prevé que, para 2025, 17 millones de personas utilicen la estación, entre ellos los viajeros de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-frontera francesa. También se prevé que el proyecto contribuya a la reconversión de una antigua zona industrial en desuso e impulse la creación de empleo, tras los 940 puestos de trabajo directos creados durante la fase de construcción.

Este proyecto está en línea con las estrategias europeas definidas en los Libros Blancos «Revitalising the railway» (Revitalizar el ferrocarril) y «A high-speed passenger network» (Una red de alta velocidad para pasajeros). Siendo un centro intermodal, en el que se conectan varios medios de transporte, el proyecto contribuye a la estrategia de «Intermodalidad para las personas». Finalmente, este nuevo centro contribuirá a la estrategia de «Racionalización del transporte urbano», dada su ubicación en una zona urbana y su función de conexión de medios de transporte como el metro, los autobuses, los taxis y los vehículos particulares.

Sacando provecho de un enfoque ecológico

El nuevo centro ayudará a reducir el uso del transporte por carretera y los niveles de contaminación ambiental. Los tres objetivos fundamentales son la accesibilidad, la movilidad sostenible y el ahorro de recursos energéticos. Los estudios realizados prevén un ahorro de 2,91 millones de € por la reducción de las horas de viaje, a los que hay que sumar 1,04 millones en ahorro de energía, lo que contribuirá a hacer más limpio y eficiente el sistema de transporte y a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la zona. Además, la reducción del número de accidentes de tráfico debería suponer un ahorro adicional de 700 000 €.

Fecha provisional

10/10/2011