Madrid-Segovia-Valladolid a muy alta velocidad

El AVE Madrid-Valladolid/Medina del Campo supone un acceso nuevo para la red española al entramado ferroviario del oeste de Europa. La segunda fase1 del proyecto de la línea de alta velocidad tiene como objetivo aplicar las últimas tecnologías a este tramo.

Otras herramientas

 

Se han realizado acondicionamientos importantes de las infraestructuras y de las tecnologías en la fase inicial del proyecto de ampliación de la línea del AVE entre Valladolid y Segovia, en especial la creación de una nueva línea que conecta la pequeña localidad de Valdestillas con Valladolid. El objetivo de la segunda fase (2007-2013) consiste en aplicar las tecnologías actuales necesarias para las redes de muy alta velocidad.

Una línea de tecnología punta

Las obras realizadas durante esta segunda fase afectan a varios tipos de infraestructuras.

  • Por ejemplo, para los tramos Madrid-Segovia y Valdestillas-Valladolid se establecerán instalaciones de control automático y de energía, instalaciones de líneas aéreas de contacto, sistemas de dilatación de agujas y de iluminación de túneles, así como otros suministros de energía para varias instalaciones situadas en dichos tramos.
  • El conjunto del recorrido contará asimismo con instalaciones de señalización, sistemas de protección del tren, tecnologías de telecomunicación —por ejemplo, un sistema GSM-R (Global System for Mobile communications – Railway)— y un control central del tráfico.
  • Se establecerán instalaciones de seguridad en los túneles de San Pedro.
  • Se instalarán sistemas de protección acústica en los ramales Fuencarral-Segovia y Valdestillas-Pinar de Antequera.
  • Se establecerán nuevas vías para los ramales Madrid-Miraflores y Madrid-bifurcación de Fuencarral.
  • Se actualizarán los sistemas de seguridad y de comunicación de la estación Madrid-Chamartín y se remodelarán las vías de dicha estación para adaptarlas al tráfico de alta velocidad.

Apostar por el AVE

Durante la segunda fase se construirán 106 km de plataforma ferroviaria. El recorrido Madrid-Valladolid es de 180 km y se realiza actualmente en una hora. La duración del trayecto será menor a partir de 2013 cuando finalicen las obras. España se sitúa actualmente a la cabeza de la red de alta velocidad en Europa: 2 056 km frente a 1 856 km en Francia y 1 285 en Alemania.

Gestión y empleo

La gestión de las infraestructuras se regirá por la Ley española n.º 39/2003 del sector ferroviario. Esta contempla la creación de dos entidades públicas empresariales: ADIF y RENFE-Operadora. La primera se encargará de la gestión pública, de la administración y de la construcción de las infraestructuras. La segunda se centrará en la prestación de los servicios ferroviarios.

Está previsto que se creen 1 847 empleos durante la fase de puesta en marcha del proyecto y cerca de 40 más durante la fase de explotación.

Coste total y participación de la UE

El coste previsto del proyecto «Línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid/Medina del Campo: obras adicionales relacionadas con la infraestructura ferroviaria y de tecnología - Fase II» es de 261 346 845 EUR. La contribución del Fondo Europeo de Desarrollo Regional asciende a 177 548 592 EUR para el período 2007-2013.

1 Consulte el artículo «AVE Madrid-Segovia-Valladolid: manos a la obra» para obtener información sobre la primera fase del proyecto.

Fecha provisional

04/06/2012