La seguridad marítima concierne a todos

En 2004 se llevó a cabo una misión de evaluación destinada a optimizar la eficacia de la cooperación transnacional en lo relativo a la seguridad marítima. Esta misión suministró gran número de enseñanzas para 2007-2013 en uno de los ámbitos esenciales para los transportes y el medio ambiente.

Otras herramientas

 
Limpieza de las costas gallegas después de la marea negra causada por el naufragio del Prestige en 2002. Limpieza de las costas gallegas después de la marea negra causada por el naufragio del Prestige en 2002.

Contexto

Durante mucho tiempo se consideró que la seguridad marítima concernía exclusivamente a la política internacional. La marea negra causada por el naufragio del petrolero Erika en diciembre de 1999 (se vertieron 10 000 toneladas de petróleo en el océano frente a las costas bretonas) modificó esta percepción demostrando que sólo la cooperación de todos los protagonistas afectados por la seguridad marítima podía cambiar efectivamente la situación. El desastre ecológico causado por el Prestige frente a las costas de Galicia, en noviembre de 2002, reforzó esta convicción: cabe recordar el papel desempeñado por los barcos pesqueros en la recogida del petróleo en el mar y la movilización de los voluntarios para la limpieza de las costas.

Coordinar las medidas

Adoptar este enfoque de cooperación implica clarificar el papel desempeñado por cada participante (organizaciones internacionales, Estados, colectividades territoriales, marinas nacionales, círculos profesionales, autoridades portuarias...), repartirse las tareas y establecer un dispositivo de coordinación. Asimismo, tener una idea exacta de las competencias de unos y otros permite detectar las sinergias entre los participantes y orientar mejor las prioridades de cada uno. A falta de este análisis previo, los riesgos de duplicación, confusión y dispersión de los esfuerzos impedirían todo avance significativo en la instauración de una seguridad marítima apropiada.

Esta fue la labor de la misión de evaluación iniciada por el Comité de seguimiento del programa INTERREG IIIB "Espacio Atlántico" en 2004. Esta misión reunió expertos de cada cuenca marítima de la Unión Europea (Báltico, Mar del Norte, Atlántico, Mediterráneo, Mar Negro e islas) así como a especialistas de la cooperación y a representantes de las principales Direcciones Generales de la Comisión Europea interesadas: política regional, medio ambiente, investigación, transporte.

Completar los instrumentos existentes

La finalidad del planteamiento que es valorizar mejor las complementariedades de los distintos socios, se hizo un inventario de varios recursos: basarse por ejemplo en las misiones de la Agencia Europea de Medio Ambiente; tener en cuenta los trabajos y prioridades de los distintos convenios regionales (HELCOM, OSPAR1…) cuando un proyecto se refiere a la lucha contra las contaminaciones marinas...

Debe prestarse especial atención al montaje de las asociaciones: así se puso de relieve que los proyectos de cooperación relativos a seguridad marítima requerían asociar aún más a las autoridades portuarias y la industria petrolera, y que los institutos de investigación y los laboratorios universitarios debían abrirse aún más a los profesionales de la seguridad.

De aquí pudo derivarse una "filosofía de acción": las cooperaciones deberían favorecer las medidas de prevención y restauración más que las medidas de lucha contra las contaminaciones accidentales. Del mismo modo, debe concederse prioridad a los proyectos que acompañan y completan las políticas existentes haciendo las veces de campos de experimentación y búsqueda de nuevas soluciones.

Resultados

La misión desembocó en una lista de temas de cooperación que deben favorecerse en lo relativo a la seguridad marítima durante el período de programación 2007-2013 de los Fondos Estructurales. Así, se identificaron once proyectos estructurantes, entre los que se encuentran: proyectos propios a una cuenca marítima particular (las condiciones de navegación invernal en Mar Báltico, por ejemplo); proyectos comunes a todos los espacios de cooperación (las técnicas de limpieza de las playas y gestión de los residuos, el fortalecimiento de la oceanografía aplicada...); intercambios de experiencias a partir de casos reales.

El informe final de la misión está disponible en cuatro lenguas (francés, inglés, español y portugués) en el sitio Internet interreg-atlantique.org.

Fecha provisional

01/03/2006