Cada gota cuenta en los países mediterráneos

La amenaza de falta de agua es una gran preocupación para muchos países del Mediterráneo Occidental. La disponibilidad y la calidad del agua y del suelo para diferentes usos son importantes para el desarrollo económico y para el bienestar social de la región. El proyecto MEDDMAN, con financiación de la UE, asumió un enfoque integrado para hacer frente a esta amenaza y desarrolló estrategias e instrumentos a fin de gestionar mejor los recursos hídricos y el suelo de la región.

Otras herramientas

 
El proyecto ha desarrollado herramientas para pronosticar sequías El proyecto ha desarrollado herramientas para pronosticar sequías

«Gracias a MEDDMAN, la Autoridad interregional de la cuenca hidrográfica de Basilicata, en el sur de Italia, conoce mejor las políticas de gestión del agua y las metodologías de análisis para evaluar la disponibilidad de recursos hídricos. Han mejorado las modalidades de funcionamiento de los métodos de planificación de la gestión del agua así como los sistemas de gestión en zonas que, con frecuencia, se ven afectadas por la sequía y la desertificación, lo que permite paliar la falta de agua y el riesgo de sequía en la zona».
Clementina Cavuoti (funcionario – ingeniera) y Sonia Pagliaro (funcionaria – geóloga), Autoridad de la cuenca hidrográfica de Basilicata

Los cuatro países que participan, España, Francia, Grecia e Italia, son plenamente conscientes de que es necesario controlar el consumo de agua y evaluar la cantidad y la calidad de los recursos disponibles. El proyecto ha tenido esto en cuenta y ha contribuido a realizar una gestión integrada de las cuencas hidrográficas y a obtener un mejor equilibrio en la demanda de agua, con una serie de instrumentos que permiten utilizarla de manera sostenible y concienciar en mayor medida al público general sobre la escasez.

Evaluar las consecuencias de la naturaleza

El objetivo del proyecto MEDDMAN (Gestión integrada de los recursos hídricos, desarrollo y comparación de las metodologías comunes transnacionales para luchar contra la sequía en las regiones del Mediterráneo Occidental) era garantizar un crecimiento económico continuo y mejor en la región. Se analizaron los modos de reutilizar el agua y se promovió la cooperación entre las regiones y los países para luchar contra la sequía, mediante un sistema integrado que permite evaluar el estado de los recursos hídricos de superficie y subterráneos.

MEDDMAN se centró en la participación regional en la gestión de los recursos y realizó estudios de impacto ambiental de la degradación del suelo. Se prestó especial atención al impacto ambiental de los sucesos meteorológicos e hidrológicos extremos que pueden repercutir notablemente en el desarrollo local y en los medios de subsistencia de los habitantes.

Muchas experiencias y un objetivo

Se desarrollaron diferentes proyectos de gestión del agua en zonas piloto. MEDDMAN consolidó estos esfuerzos para que sean un instrumento útil y se generalice su uso. Las metodologías desarrolladas fueron sometidas a un proceso de consulta en las regiones que incluía un análisis del ciclo hidrológico, modelos regionales de predicción de sequía, gestión integrada de los recursos hídricos y gestión de los riesgos de sequía. La ventaja de contar con la participación de muchas regiones es que las soluciones se pueden aplicar a diferentes situaciones y desafíos, por lo que resulta un instrumento valioso para las autoridades. El público general también desempeña un papel crucial en el uso del agua, principalmente los hábitos de consumo diario, y por eso durante el proyecto se organizaron campañas de concienciación.


Fecha provisional

07/01/2010