10 preguntas sobre la política de cohesión

Otras herramientas

  •  
  • Reducir texto  
  • Agrandar texto  

La política de cohesión es la política que se encuentra tras los cientos de miles de proyectos de toda Europa que reciben financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de cohesión (El Fondo de Cohesión se aplica a los Estados miembros de la UE con un PIB inferior al 90 % de la media de los 27 miembros de la UE (Croacia no se tiene en cuenta).

La cohesión social y económica, según se define en el Acta Única Europea de 1986, persigue «reducir las disparidades entre las distintas regiones y el retraso de las regiones menos favorecidas». El Tratado de Lisboa, el tratado más reciente de la UE, añade una nueva vertiente a la cohesión, cuando hace referencia a la «cohesión económica, social y territorial». 

Esto significa que la política de cohesión también debe promover un desarrollo territorial más sostenible y equilibrado, un concepto más amplio que la política regional, que se vincula específicamente con el FEDER y actúa en el ámbito regional concretamente.

En el periodo presupuestario de 2014-2020, la coordinación y la coherencia entre la política de cohesión y las demás políticas de la Unión Europea que contribuyen al desarrollo regional, principalmente el desarrollo rural, la pesca y la política marítima, se han fortalecido con el establecimiento de disposiciones comunes para el FEDER, el FSE, el Fondo de Cohesión, el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Fondo Europeo de la Pesca y Marítimo. Los cinco fondos se denominan conjuntamente Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (ESI).

Las divisiones administrativas de los territorios varían mucho de un país a otro de la Unión. Para facilitar la gestión de los programas y las comparaciones estadísticas a nivel europeo, se recurre a una definición de regiones según la nomenclatura de unidades territoriales estadísticas en conocida por la sigla NUTS. Cada país está dividido, así, en diferentes unidades estadísticas; la UE se divide actualmente en 274 regiones NUTS 2 (entre 800 000 y 3 millones de habitantes).

En el contexto de la cooperación transfronteriza se habla a veces también de «eurorregiones», que se establecieron tras la Segunda Guerra Mundial por iniciativa de los responsables políticos locales, que deseaban promover los intereses comunes existentes a uno y otro lado de las fronteras.
Estas asociaciones no poseen estatuto jurídico concreto, y existen independientemente de la Unión Europea, pero participan a menudo en proyectos europeos de cooperación territorial. Las eurorregiones cuentan con una institución que las representa: la Asociación de Regiones Fronterizas Europeas.

Los reglamentos que determinan las cantidades disponibles para la política de cohesión para 2014-2020 entraron en vigor el 21 de diciembre de 2013 como parte de la «perspectiva financiera», el presupuesto europeo de siete años. Se destinaron 351 800 millones EUR a medidas de la política de cohesión en los 28 países miembros de la UE para 2014-2020, lo que supone un tercio del presupuesto europeo aproximadamente. Los gobiernos nacionales negociaron el modo en que se debían distribuir los fondos en el Consejo de la UE y, si bien todas las regiones se siguen beneficiando de la política de cohesión, se dio prioridad a los países y regiones cuyo desarrollo presentaba mayor retraso. Se han reservado 182 200 millones EUR, más de la mitad del presupuesto, a las regiones menos desarrolladas, con un PIB inferior al 75 % de la media de los 27 países miembros de la UE. Se han asignado 35 000 millones EUR a las regiones en transición, con un PIB entre el 75 % y el 90 % de la media de la UE, y 54 000 millones EUR a regiones más desarrolladas, con un PIB de más del 90 % de la media de UE.

Los Estados miembros emplean después estos fondos para financiar programas: programas temáticos que llegan a todo el país (sobre medio ambiente o transporte, por ejemplo) o programas regionales para canalizar los fondos a una zona específica del país.

Vea si su región está cubierta en 2014-2020

Puede obtener financiación de los fondos con independencia de la región en la que se encuentre. La Comisión Europea no interviene en la selección de los proyectos sobre el terreno, salvo para un número limitado de proyectos de gran envergadura (los denominados «grandes proyectos»).
Mediante un sistema de gestión descentralizada, las autoridades nacionales o regionales designadas gestionan cada uno de los 455 programas que aplican la política de cohesión durante el período 2007-2013.

Estas llamadas «autoridades de gestión» determinan los criterios de selección, organizan los comités de selección y eligen los proyectos que van a recibir una ayuda europea, tras la correspondiente convocatoria abierta de proyectos.
En Internet se encuentra disponible la lista de las autoridades de gestión y los programas en su región en y en su país, así como los otros tipos de financiación comunitaria disponibles.

Los ciudadanos que pueden aspirar a una ayuda de los fondos europeos son muchos en Europa, aunque muy a menudo no sean conscientes de ello. Los beneficiarios de la política de cohesión pueden ser empresas (sobre todo las pequeñas y medianas), organismos públicos, asociaciones o particulares, siempre que presenten un proyecto que cumpla los criterios de selección fijados por la autoridad de gestión del programa. También pueden optar a las ayudas de los Fondos Estructurales las empresas extranjeras implantadas en Europa.

En el marco de la programación 2007-2013, cada país debe publicar y mantener actualizada la lista de todos los beneficiarios en de los Fondos Estructurales.

Los reglamentos especifican algunas categorías de gastos subvencionables. Para el periodo de programación 2014-20, el Reglamento sobre las disposiciones comunes establece 11 objetivos temáticos que pueden financiarse con los fondos de la política de cohesión. Una parte significativa del gasto tiene que centrarse en estas prioridades, que cubren aspectos como la investigación y la innovación, el apoyo a la pequeña y mediana empresa (pymes), el medio ambiente, el trasporte, el empleo, la formación y la administración pública. Las autoridades nacionales y regionales definen en sus programas operativos cómo van a distribuir la financiación disponible entre los temas principales. Las estrategias nacionales se establecen en los llamados Acuerdos de Asociación.

Más información sobre los campos de actividad de la política de cohesión de UE

A través de 11 objetivos temáticos, la política de cohesión ayuda a cumplir los objetivos de la estrategia Europa 2020, la estrategia de crecimiento de la UE para impulsar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Los fondos de la política de cohesión serán la principal herramienta de inversión para las medidas de apoyo al empleo, la innovación, la educación, la inclusión y el cambio hacia una economía de bajas emisiones de carbono.

Tanto el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) como el Fondo Social Europeo (FSE) respaldan una serie de objetivos prioritarios clasificados como objetivos temáticos, y se dispone de una cantidad de fondos para estas prioridades. Las regiones menos desarrolladas tienen que concentrar al menos un 50 % de la financiación del FEDER y el 60 % de las asignaciones del FSE en estos objetivos; las cantidades son un 60 y un 70 % respectivamente para regiones en transición, y el 80 % para regiones más desarrolladas.

Con el fin de maximizar el efecto de la financiación disponible, en el periodo de programación de 2014-20 se ha incrementado la atención puesta en los resultados y deben cumplirse ciertas condiciones para poder canalizar los fondos. Estas así llamadas condicionalidades ex ante aseguran la existencia de las condiciones adecuadas para efectuar el gasto de la política de cohesión, con el fin de alcanzar el efecto real esperado en la región.

  1. La iniciativa INTERREG se ha incorporado a la Cooperación Territorial Europea.
  2. Los objetivos de URBAN (desarrollo urbano) e EQUAL (empleo) los cubre ahora la política de cohesión generalizada.
  3. Leader+ y el Fondo Europeo de Orientación y de Garantía Agrícola (FEOGA) han sido reemplazados por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Instrumento Financiero de Orientación de la Pesca (IFOP) y el Fondo Europeo de Pesca son ahora el Fondo Europeo de la Pesca y Marítimo.
  4. Desde el periodo de programación de 2007-2013, el Instrumento de Ayuda de Preadhesión (IAP) ha asumido varios programas que cubren Turquía y los Balcanes, por ejemplo, PHARE, ISPA, Sapard, CARDS y los instrumentos financieros para Turquía. Las franjas de cooperación transfronteriza y de desarrollo regional del IAP continúan funcionando como precursores de la política de cohesión para los países que puedan unirse a la UE.
  5. JASPERS, JEREMIE, JESSICA y JASMINE: Estos cuatro instrumentos especiales de apoyo se desarrollaron durante el periodo de programación de 2007-13 en cooperación con el Banco Europeo de Inversiones, en parte como instrumentos de ingeniería financiera y en parte para proporcionar asistencia técnica. A la luz de la situación económica actual y de la creciente escasez de recursos públicos, se prevé que los instrumentos financieros desempeñen una función todavía más importante en la política de cohesión durante el periodo de programación 2014-2020. 

Las autoridades nacionales y regionales tienen que cumplir unos requisitos básicos para que se les conceda dinero de los Fondos ESI. Deben, así, definirse tres autoridades para cada programa regional o nacional:

  1. La autoridad de gestión verifica que se dan las condiciones para conceder las subvenciones y realiza controles periódicos para comprobar el estado de avance del proyecto y la exactitud de los gastos previstos.
  2. La autoridad de certificación presenta periódicamente a la Comisión los estados de gastos y las solicitudes de pago. Verifica que las solicitudes de reembolso son exactas y se atienen a sistemas contables fiables conformes con la normativa nacional y europea en vigor.
  3. La autoridad de auditoría realiza auditorías de los sistemas y comprueba los proyectos. Señala a la autoridad de gestión y a la autoridad de certificación las lagunas o irregularidades constatadas en los gastos.

Los servicios de auditoría de la Comisión Europea ejercen una función de supervisión y pueden efectuar auditorías en cualquier momento. En caso de detectarse deficiencias importantes, la Comisión y los Estados miembros deciden medidas para subsanarlas. Si el país no adopta las medidas correctoras con diligencia, la Comisión puede interrumpir o suspender los pagos. La Comisión también tiene en cuenta las auditorías del Tribunal de Cuentas Europeo y las investigaciones de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).

Los efectos de la política de cohesión se explican por la colosal inversión que ésta representa en algunos países (hasta el 4 % de su producto interior bruto). En este inicio del período de programación los países se han fijado objetivos concretos y cuantificables, sobre todo en sus respectivos «marcos estratégicos nacionales de referencia».

Luego, los Estados miembros y la Comisión van realizando evaluaciones para medir la repercusión de los programas. Cada tres años, la Comisión publica su Informe de Cohesión donde describe el desarrollo de las regiones y cómo incide en ellas la política de cohesión. También publica anualmente un Informe de situación sobre la cohesión económica y social.

Efecto y resultados: crecimiento y empleo en la UE en 2007-2012

  • Aumento del PIB per cápita en las regiones menos desarrolladas de la UE – El PIB per cápita en las denominadas Regiones incluidas en el objetivo de convergencia aumentó un 60,5 % de la media de los 27 países miembros de la UE hasta un promedio del 62,7 % entre 2007 y 2010.
  • Se calcula que la política de cohesión generó  600 000 empleos desde 2007 hasta 2012, al menos un tercio de ellos en la pequeña y mediana empresa (pymes).
  • Se construyeron o modernizaron25 000 km de carreteras y 1 800 km de líneas ferroviarias en 2007-2012 para establecer una eficiente Red Transeuropea de Transporte (RTE-T).
  • 200 000 pymes recibieron financiación directa y la política de cohesión ayudó a 77 800 empresas recién creadas a iniciar su andadura.
  • Más de 60 000 proyectos de investigación fueron subvencionados durante el periodo 2007-2012.
  • 1,9 millones de personas más tienen hoy acceso de banda ancha.

Medir el efecto y los resultados de la política de cohesión es fundamental para su éxito continuado. Nos permite demostrar los logros de la política a los ciudadanos europeos. También nos ofrece la oportunidad de aprender de las buenas prácticas y continuar mejorando los programas y los proyectos.

Si tiene alguna otra pregunta, no dude en ponerse en contacto con la Dirección General de Política Regional.