Sanidad

La salud reviste importancia vital para la competitividad y el crecimiento económico de una región. Una población más sana y longeva permanecerá activa más tiempo en la sociedad, costará menos al sistema sanitario y será un activo para el crecimiento económico y sostenible de su región.

La política de cohesión aspira a reducir las disparidades entre las regiones europeas para reforzar la cohesión económica y social a través de la UE. En este contexto, la salud se reconoce cada vez más como un ámbito prioritario, y los instrumentos principales de la política de cohesión en este terreno son el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE).

Entre 2007 y 2013 se han reservado a la infraestructura sanitaria más de 5.000 millones de EUR (1,5% del presupuesto total), con asignaciones más importantes para algunas regiones especialmente desfavorecidas. También habrá dinero para medidas relacionadas con la salud enunciadas en otras partidas como investigación e innovación, promoción de las PYME, sociedad de la información (servicios sanitarios en línea para los ciudadanos) y capital humano (envejecimiento activo y prolongación de la vida laboral).

 

Enlaces de interés:

Última actualización: