Etapas de la política

  1. El presupuesto de los Fondos Estructurales y las normas de base de su utilización son decididos por el Consejo y el Parlamento Europeos, tomando como base una propuesta de la Comisión Europea.
  2. La Comisión propone, en estrecha cooperación con los Estados miembros "las Directrices estratégicas comunitarias en materia de cohesión". Son el fundamento de la política y le dan una dimensión estratégica. Estas orientaciones garantizan que los Estados ajusten su programación en función de las prioridades de la Unión: fomentar la innovación y el espíritu empresarial, favorecer el crecimiento de la economía del conocimiento y crear mejores empleos y más numerosos.
  3. Cada Estado miembro prepara un “Marco de referencia estratégico nacional” (MREN), coherente con las directrices estratégicas, en el curso de un diálogo permanente con la Comisión. El reglamento prevé que tras la aprobación de las directrices estratégicas, el Estado tiene cinco meses para presentar su MREN a la Comisión. Este documento define la estrategia elegida por el Estado en cuestión y propone una lista de los “programas operativos” que prevé aplicar. La Comisión tiene tres meses tras la recepción del MREN para hacer comentarios y eventualmente pedir al Estado miembro información complementaria.
  4. La Comisión aprueba ciertas partes del MREN, así como cada programa operativo (PO). Los PO presentan las prioridades del Estado (y/o de las regiones), y, la manera en que va a llevarse a cabo su programación. Sin embargo, existe una obligación: para los países y las regiones que dependen del objetivo “Convergencia”, debe asignarse un 60% de los gastos a las prioridades derivadas de la estrategia de la Unión en favor del crecimiento y el empleo (llamada “estrategia de Lisboa”). En el caso de los países y las regiones que dependen del objetivo “Competitividad y empleo”, el porcentaje es del 75%. Para el período 2007-2013, la Comisión Europea va a aprobar aproximadamente 450 programas operativos. Participan en la programación y en la gestión de los PO los socios económicos y sociales así como organismos de la sociedad civil.
  5. Tras la decisión de la Comisión sobre los programas operativos, es al Estado miembro y a sus regiones a los que corresponde la tarea de aplicar los programas, es decir, seleccionar los miles de proyectos que se llevarán a cabo cada año, controlarlos y evaluarlos. Todo este trabajo se hace a través de lo que se llama las “autoridades de gestión” de cada país y/o a cada región.
  6. La Comisión compromete los gastos (para permitir al Estado poner en marcha los programas)
  7. La Comisión paga los gastos certificados por el Estado miembro.
  8. La Comisión participa en el seguimiento de cada programa operativo conjuntamente con cada Estado.
  9. La Comisión y los Estados presentan informes estratégicos en a lo largo de la programación 2007-2013.

Para saber más: los nuevos Reglamentos sobre los Fondos Estructurales