Recorrido de navegación

"Quien contamina, paga": capítulo siguiente - 09/07/2008

Caravana de camiones bloqueando una autopista

Según un nuevo plan de la Comisión, los países miembros podrán imponer gravámenes por ruido, atascos o contaminación atmosférica a los camiones de gran tonelaje.

El 73% del transporte terrestre de mercancías en la Unión Europea se efectúa por camión, vehículo con mayor impacto ambiental que el ferrocarril o la barcaza. Los camiones representan el 90% del coste ambiental del transporte, que la Comisión cifra en unos 100 000 millones de euros al año.

Pero, en la actualidad, los vehículos de gran tonelaje que circulan por la UE sólo pagan peaje por usar las autopistas. La nueva propuesta de transporte ecológico de la Comisión permitirá que los gobiernos también lo cobren por los costes ligados al ruido, la contaminación atmosférica y la congestión del tráfico.

No se trata de una obligación, sino de una posibilidad que los gobiernos podrán aplicar a los vehículos de más de 3,5 toneladas, con límites máximos y peajes reducidos para los que contaminen menos. También se contemplan incentivos para el transporte por autopista, evitando las zonas urbanas.

Los ingresos así obtenidos deberán destinarse a reducir el impacto ambiental del transporte; por ejemplo, mediante el desarrollo de vehículos que ahorren energía.

La propuesta entrará en vigor en 2011, previa aprobación por los Estados miembros y el Parlamento Europeo. Sería la primera vez en la historia de la UE que se grava a los transportistas de mercancías por daños al medio ambiente.

Según el Comisario europeo de Transportes, Antonio Tajani, las medidas garantizan "que pague quien contamine, y no el contribuyente".

La propuesta forma parte de un exhaustivo plan para un transporte más eficaz y ecológico, que también contempla el ruido de los aviones, la emisión de gases de efecto invernadero por el sector marítimo y medidas fiscales contra el cambio climático.

Por otra parte, la Comisión está elaborando una normativa para reducir en un 50% las emisiones sonoras de los trenes de mercancías. El objetivo es menos ruido para 16 millones de personas en 2014.

En fecha reciente, la Comisión tomó medidas para reducir las emisiones de CO2 de los aviones simplificando los sistemas de control aéreo y acortando las rutas de las líneas de pasajeros. También ha propuesto límites a las emisiones de los automóviles nuevos.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles