Recorrido de navegación

El futuro de las regiones más alejadas de Europa - 23/10/2008

Palmeras en una playa y puesta de sol © Reporters

Los planes de desarrollo incluirán el aprovechamiento de las posibilidades locales de investigación en medio ambiente y farmacología.

Reunión, Martinica, Madeira... nombres que sugieren imágenes idílicas del balanceo de las palmeras o el vaivén de las olas en playas desiertas, imágenes que nunca suelen asociarse a la UE.

Y sin embargo, las tres islas tienen una larga historia en Europa, como las otras cuatro tierras lejanas que constituyen junto con ellas las llamadas regiones ultraperiféricas de la UE: Guayana Francesa, Guadalupe, Azores y Canarias.

Todas estas regiones son insulares excepto la Guayana Francesa, situada en la costa septentrional de América del Sur. Las islas Canarias pertenecen a España, Azores y Madeira a Portugal y las otras cuatro a Francia. Entre sus productos tradicionales figuran el té, el vino, el ron, las frutas y las flores y plantas ornamentales.

Pero, por paradisiacas que se nos antojen, estas regiones se enfrentan a serias desventajas económicas: escasa superficie, lejanía y dureza del clima y la topografía. La mayoría de la población, que alcanza aproximadamente los 4 millones de habitantes, vive de la agricultura, la pesca y el turismo.

La UE, consciente de estas dificultades, ha adaptado su política regional para atender las necesidades específicas de estas regiones. Antiguamente, las principales prioridades eran mejorar el acceso, la competitividad y los vínculos regionales. Ahora la Comisión quiere ir más allá e impulsar el desarrollo de una manera que beneficie no sólo a las propias regiones sino al resto de la UE. La idea es despertar un mayor interés por ellas, con la esperanza de transformar sus desventajas en ventajas.

Por ejemplo, las regiones ultraperiféricas tienen unas características geográficas y geológicas que las convierten en laboratorios idóneos para la investigación en una serie de ámbitos, entre ellos el cambio climático. Y tanto su biodiversidad como sus excepcionales ecosistemas marinos ofrecen grandes expectativas para la innovación en farmacología y agronomía.

La UE tiene previsto destinar 7 800 millones de euros a las regiones ultraperiféricas entre 2007 y 2013. Numerosos proyectos financiados por la UE han demostrado ya que esas regiones pueden ofrecer una contribución importante para Europa. Basta con mencionar la central eléctrica con fines múltiples en Madeira o el proyecto para lograr la autosuficiencia energética en Reunión.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles