Recorrido de navegación

El crecimiento regional reduce las diferencias de renta y empleo - 18/06/2008

Investigador en el centro de recursos de tecnologías de medio ambiente de Luxemburgo

Las regiones más pobres experimentan una recuperación económica gracias a los sectores en rápida expansión.

La UE debe invertir más en I+D y educación superior para seguir siendo competitiva en la economía global, según el Informe de la Comisión sobre la cohesión económica y social publicado el 18 de junio.

La Comisión también dio a conocer los resultados de una consulta pública sobre su política social, en la que se confirma el amplio apoyo a sus ambiciosos planes para después de 2013.La opinión generalizada es que la política debe centrarse en temas como la innovación, la educación, el apoyo a las PYME, las infraestructuras en toda la UE y la lucha contra el cambio climático.

En la UE posee un nivel de educación superior menos de la cuarta parte de las personas entre 25 y 64 años. Además, suelen residir en las ciudades y sus alrededores, lo que dificulta enormemente la contratación  de "trabajadores del conocimiento" en las regiones menos desarrolladas.   Sin embargo, el crecimiento económico depende en buena medida de una población activa cualificada.La demanda de personal con formación científica y tecnológica es especialmente alta en los sectores de la sanidad, la enseñanza y la industria de alta tecnología.La Unión Europea gasta solamente el 1,2% de su PIB en educación superior (menos de la mitad del 2,9% que invierte Estados Unidos).

El informe también señala que la UE gasta mucho menos que Estados Unidos en investigación y desarrollo, y pide una mayor inversión en este campo para impulsar la innovación y elevar la productividad.

Pero también hay motivos de optimismo  para las regiones menos desarrolladas.Muchas están aprovechando el tirón del rápido crecimiento de tres sectores: servicios financieros y empresariales; comercio, transportes y comunicaciones y sector de la construcción.Esta situación podría aproximarlas a las regiones más prósperas.

La industria de alta tecnología (equipos eléctricos y ópticos, material quirúrgico, aviación, industria espacial e industria farmacéutica) es el sector donde la UE sigue manteniendo una ventaja global.

Las diferencias de renta y empleo se han reducido en la UE gracias al rápido crecimiento económico experimentado por las regiones más pobres en los últimos años.  Entre 2000 y 2005, el PIB por habitante de dichas regiones creció a un ritmo un 50% superior al del resto de la Unión.  La tasa de desempleo se redujo en tres puntos durante el mismo periodo.Estas regiones todavía se encuentran inmersas en una importante restructuración económica que implica la transferencia de empleo de la agricultura a los servicios.  Una de las metas globales de la UE es garantizar el desarrollo armónico de sus 27 Estados miembros.La UE dedica cerca del 36% de su presupuesto para 2007-2013 (es decir, 347.000 millones de euros) a esta "política de cohesión".

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles